30 frases del célebre Séneca sobre la vida, el alma y la felicidad 1

30 frases del célebre Séneca sobre la vida, el alma y la felicidad

Séneca, es uno de los más importantes escritores latinos y uno de los más importantes filósofos de la ética estoica, nacido en Córdoba en el siglo 4 a.C, sus escritos son considerados como una gran fuente de reflexión.

No sabemos qué te ha llevado a sentir curiosidad por este artículo. Tal vez estés pasando por una etapa con un alto nivel de estrés. Quizás sufres una gran saturación de trabajo. O estás empezando a comprender las responsabilidades que conlleva tener un hijo. O puede que estés viviendo una tormenta emocional como consecuencia de una nueva relación fallida. Sea lo que sea, seguro que puedes encontrar las palabras justas dentro de la sabiduría estoica.

Cuando nos hacemos preguntas tan corrientes como:

  • «¿Qué puedo hacer para controlar mi rabia?»
  • «¿Qué debo hacer si alguien me insulta?»
  • «¿Qué puedo hacer para no sentir temor ante la muerte?»
  • «¿Cómo debería gestionar los éxitos que obtengo?»

El estoicismo es una filosofía práctica cuyo mensaje esencial es: no podemos controlar lo que nos pasa, pero sí cómo respondemos a ello.

Lo que en realidad nos estamos preguntando es de qué forma deberíamos vivir nuestra vida para ser más felices. Y no parece una cuestión sencilla de responder… En Cómo ser un estoico, el filósofo Massimo Pigliucci ofrece el estoicismo, la antigua filosofía que inspiró al gran emperador Marco Aurelio, como el mejor camino para conseguirlo. Mediante una conversación entre el mismo Pigliucci y Epicteto, el antiguo esclavo convertido en maestro, y un sinfín de consejos, ejercicios prácticos y propuestas de meditación, este libro se convierte en la guía esencial para vivir la vida según las pautas del estoicismo y encontrar las soluciones que esta filosofía práctica puede aportar a nuestros problemas modernos.

Guía esencial para vivir la vida según las pautas del estoicismo

El estoicismo predica la idea de que el cosmos es una gran unidad, que está penetrado por un ente divino que le otorga la unidad; de manera que todos los cuerpos forman un gran cuerpo, y de aquí deriva la necesidad que hay del respeto para todos los seres vivos. El corpus doctrinal del estoicismo se basó en las escrituras de Zenón, hoy en día perdidas; no obstante, se sabe que escribió numerosas obras, entre cuyos títulos destacaban: De la vida conforme a la naturaleza; De los universales; Argumentos dialécticos y De las pasiones.

30 frases del célebre Séneca sobre la vida, el alma y la felicidad 2

Séneca destacó como un gran pensador y político, fue uno de los senadores más respetados durante la era imperial romana, y esta posición le llevó a tener tanto benefactores como enemigos. Séneca provenía de una buena familia hispánica, en una época en la que su país estaba creciendo dentro del imperio romano. A pesar de sus ventajas por tener una buena educación, sufrió mucho de asma, que le hizo tener siempre una salud enfermiza, y que le haría tener un carácter a veces depresivo. A pesar de que su familia no tenía muchas influencias, consiguió hacerse, muy pronto, un influyente orador, que desataría la envidia de muchos, incluyendo al César.

30 frases del célebre Séneca sobre la vida, el alma y la felicidad 3

«Algunas veces incluso vivir, es un acto de coraje»

Frase de Séneca sobre la diversidad del valor

Séneca fue el tutor de Nerón, y cuando el padre de éste, Claudio, murió, Nerón pasaría a ser emperador con 17 años; afortunadamente, durante los ocho años siguientes, Nerón y Burro, muy bien considerados por los historiadores por su valía, gobernaron de facto el imperio romano. Se dice, que este periodo, fue el mejor y más justo de toda la época imperial; redujeron los impuestos indirectos, persiguieron la corrupción de los gobernadores provinciales, y protegieron la frontera oriental del imperio, entre otras reformas.

Desgraciadamente, cuando creció Nerón, se separó de la buena influencia de su tutor y se dejó llevar por los malos consejos de los enemigos de Séneca, de tal manera, que lo acusaron de acostarse con la madre del César, y esto le llevó tal mala reputación, que fue juzgado de cometer crímenes viciosos para el imperio. Definitivamente, Séneca se retiró de la política y viajó al sur de Italia, donde escribió un libro de consejos para un amigo íntimo, Cartas a Lucilio, que serviría de guía para los ensayos de Montaigne.

Finalmente, Nerón lo condenó a muerte, por creer que conspiraba en su contra, en la tónica de su carácter alocado y fantasioso que haría acabar con la vida del filósofo. Cabe destacar, que Séneca siempre ha gozado de gran popularidad, querido por muchos pensadores y escritores como Quevedo, Descartes y Dante, entre mucho otros. Medea y Fedra, son dos de sus tragedias que han tenido mucha influencia posterior como escritor.

Frases célebres de Séneca

A continuación, os escribo algunas de sus más célebres frases, para llevar a cabo una reflexión más profunda:

«A algunos se les considera grandes porque también se cuenta el pedestal».

«A quien beneficia el crimen, ése es el autor».

«Admira a quien lo intenta, aunque fracase».

«Al comienzo fueron vicios, hoy son costumbres».

«Alcanzó la sabiduría quien supo morir tan seguro como nació».

«Algunas veces incluso vivir, es un acto de coraje».

«A muchos gobernarás, si la razón te gobierna a ti».

«Aquel que es valiente, es libre».

«Cuando el sol se eclipsa para desaparecer, se ve mejor su grandeza».

«Debe necesariamente temer mucho, quien es temido de muchos».

«El alma es quien hace noble y es sobre ella, con lo que podemos elevarnos a cualquier condición por encima de la fortuna».

«El alma noble posee la gran cualidad de apasionarse por las cosas honestas».

«El amigo se ha de poseer en el corazón, y el corazón nunca está ausente».

«El camino más breve para las riquezas es, el desprecio de las riquezas».

«El sabio nunca carecerá de alegría, pues ella nacerá de sus propias virtudes».

«Entre los demás males, el peor es andar variando los vicios».

«Importa mucho más lo que tú piensas de ti mismo, que lo que los otros opinen de ti».

«Jamás se descubriría nada, si nos considerásemos satisfechos con las cosas descubiertas».

«La felicidad no mira dónde nace, sino adónde puede llegar».

«La recompensa de una buena acción es, haberla hecho».

«La verdadera felicidad no consiste en tenerlo todo, sino en no desear nada».

«No es la escuela la que nos enseña, sino la vida».

«No es que tengamos poco tiempo, sino que perdemos mucho».

«No existe ningún gran genio, sin un toque de demencia».

«Pobre no es el que tiene poco, sino el que mucho desea».

«Prefiero molestar con la verdad, que complacer con adulaciones».

«Si quieres que tu secreto sea guardado, guárdalo tú mismo».

«Son los deleites los que nos ocasionaron debilidad».

«Trata a tu inferior como quieras ser tratado por tu superior».

«Vencer sin peligro, es ganar sin gloria».

30 frases del célebre Séneca sobre la vida, el alma y la felicidad 4

El estoicismo nos enseña las virtudes del coraje y la justicia y nos implora que cumplamos con nuestro deber político por un bien mayor. Los padres fundadores del estoicismo no siempre vivieron de acuerdo con su propia filosofía, pero a través de sus vidas y sus errores, podemos aprender el valor de la integridad desinteresada y los peligros de la vanidad y la decadencia. 

El estoicismo se forjó en el fuego de las dificultades

El estoicismo puede haberse convertido en una filosofía mundial imponente, pero tuvo un comienzo humilde. Esta influyente escuela de pensamiento comenzó con un solo hombre, un naufragio devastador y un humilde pórtico. 

Nuestra historia comienza en el Mediterráneo, en el siglo IV a. C., con un rico comerciante llamado Zenón de Citio. Zenón se ganaba la vida comerciando con un raro tinte púrpura hecho de sangre de caracol de mar. Pero un día, su cómoda vida se vino abajo cuando un barco que transportaba su preciosa carga naufragó en el mar. Zenón y su familia lo perdieron todo. 

Algunas personas se habrían roto por este devastador giro de los acontecimientos, pero no Zenón. Enfrentó su mala suerte con resistencia y coraje, exactamente el tipo de cualidades que el estoicismo llegaría a representar. En lugar de insistir en su desgracia, Zenón se mudó a la ciudad de Atenas, el corazón palpitante de la antigua Grecia, y se reinventó como filósofo.  Había elegido el lugar correcto. 

La Atenas del siglo IV se centró tanto en los negocios como, vergonzosamente, en la trata de esclavos. El éxito comercial de la ciudad y su mano de obra esclava significaron que la élite educada de la ciudad tuvo mucho tiempo para reflexionar sobre las cuestiones existenciales más importantes de la vida. En poco tiempo, Zenón encontró un profesor respetado llamado Crates of Thebes para que le presentara los conceptos básicos de la filosofía. 

Crates no perdió el tiempo en darle a Zenón una excéntrica primera lección usando una olla de sopa de lentejas. Crates le pidió que llevara esta sopa al otro lado de la ciudad. Creyendo que esta tarea era humillante, Zenón tomó la sopa por las calles secundarias para evitar ser visto, lo que le haría caminar durante más tiempo. Pero cuando Crates lo descubrió escabulléndose, le echó la sopa encima y le aleccionó de la importancia de no cambiar tus actos por lo que pensaran los demás. 

Zenón se convirtió en un filósofo respetado por derecho propio. Fundó una nueva filosofía, llamada estoicismo , y formuló sus cuatro principios rectores: coraje , sabiduría , templanza y justicia .

Como los estoicos que vinieron después de él, Zenón creía que la filosofía no debería limitarse al aula, sino que debería ponerse en práctica en la vida diaria. Entonces, en lugar de gritar desde un campanario o en una gran sala de conferencias, Zenón y sus seguidores discutieron sus ideas en un porche en el centro de Atenas conocido como Stoa Poikile.

Frases del estoicismo atribuidas a Zenón de Citio:

  • «El pensamiento debe ser más fuerte que la materia, y la voluntad más poderosa que el sufrimiento físico o moral»
  • «Recordad que la naturaleza nos ha dado dos oídos y una boca para enseñarnos que vale más oír que hablar».
  • «Cuando pones fe, esperanza y amor, juntos puedes criar niños positivos en un mundo negativo».
  • «Ninguna pérdida debe sernos más sensible que la del tiempo, puesto que es irreparable».

Cleantes creía que una vida espartana era su propia recompensa

En estos días, a la sociedad realmente no le importa cómo un profesor de filosofía vive su vida. En la antigua Grecia, sin embargo, los filósofos eran objeto de fascinación para sus conciudadanos. Todos tenían una opinión sobre sus ideas y sus personajes, y en el caso de nuestro próximo estoico, estas opiniones no siempre fueron agradables. 

Cleantes nació en 330 a. C. en la costa del mar Egeo y se convertiría en uno de los estudiantes más devotos de Zenón. Nacido en una familia pobre, Cleantes luchó y trabajó toda su vida. Pero mientras la mayoría de nosotros buscamos escapar del trabajo duro, Cleantes lo agradeció.

Aunque su reputación como filósofo creció, continuó estudiando el estoicismo durante el día y trabajó como portador de agua para los atenienses ricos por la noche. Fácilmente podría haber dejado este trabajo manual; había muchas personas que estaban dispuestas a pagar por el tiempo y los conocimientos de Cleantes. Pero Cleantes siempre rechazó estas ofertas, incluso cuando el rey macedonio, Antígono II Gonatas, invitó a Cleantes a convertirse en su tutor personal. 

Como estoico, Cleantes comprendió que hay honor en el trabajo duro y que incluso un trabajo humilde como acarrear agua, cuando se hace bien, es noble y virtuoso. Cleantes no vio una contradicción entre sus dos ocupaciones: filósofo y obrero. De hecho, opinaba que ser un aguador le ayudó a convertirse en un mejor filósofo. Cuando lo pensamos, no es difícil ver por qué. 

El trabajo físico, aunque agotador, permite que nuestra mente divague y observe a las personas. Nos da espacio mental para pensar en nuestras ideas, en silencio, mientras realizamos nuestras tareas. 

Como muchos verdaderos estoicos, Cleantes también vivió una vida muy frugal. Incluso se informó que escribía sus pensamientos sobre conchas de ostras y huesos de buey para no tener que comprar papel de papiro. A través de su estilo de vida espartano, Cleantes ejemplificó la virtud estoica de la indiferencia ante la incomodidad. 

Pero no todo el mundo apreciaba a este estudiante de filosofía, trabajador y esforzado. Sus compañeros atenienses se burlaron del hecho de que había pasado 20 años estudiando con su maestro, Zenón. Pero Cleantes manejó a sus críticos con buen humor. En lugar de sentirse ofendido cuando la gente se reía de él, a menudo también respondía burlándose de sí mismo. Como muchos estoicos, Cleantes utilizaba el humor como una forma de evitar quejarse o insistir en la incomodidad.

No todos los estoicos practicaron lo que predicaron

Nacido en la Antigua Roma en 106 a. C., Cicerón es mejor recordado hoy por su libro Stoic Paradoxes . En esta fascinante obra, Cicerón analiza la naturaleza contradictoria de las ideas centrales del estoicismo. Por ejemplo, ¿por qué los estoicos dicen que la virtud es todo lo que uno necesita, cuando el dinero y la buena salud también son esenciales para la vida? ¿Y cómo podían los estoicos creer que solo los sabios eran ricos, cuando tantos filósofos vivían en la pobreza?

Si no fuera por los escritos de Cicerón, muchas de estas ideas y paradojas estoicas se perderían para el público moderno. Pero aunque le hizo un gran servicio al estoicismo al inmortalizar sus ideas con tinta, Cicerón a menudo no siguió sus enseñanzas en su propia vida. 

Nacido en una familia desconocida en un pequeño pueblo a las afueras de Roma, Cicerón pasó su vida de adulto joven escalando la escalera profesional a un ritmo vertiginoso. Finalmente, fue nombrado cónsul de Roma y comandante del ejército romano. Durante su meteórico ascenso, Cicerón ganó popularidad cuando procesó con éxito a un magistrado corrupto llamado Verres, que había robado grandes sumas de dinero al pueblo de Sicilia. 

Pero aunque sus acciones encarnaban los valores estoicos de justicia y coraje, sus motivos eran un poco menos virtuosos. De hecho, Cicerón fue impulsado en gran medida por la vanidad, la ambición personal y la búsqueda de la fama y la riqueza, todo lo contrario de los principios estoicos. 

En poco tiempo, el desprecio de Cicerón por las enseñanzas estoicas tendría consecuencias desastrosas.  Poco después de asumir su cargo de cónsul, Cicerón se enfrentó a un peligroso rival en la forma del senador romano, Catilina. Cuando Catilina intentó dar un golpe de estado y estacionó un ejército fuera de Roma, Cicerón tomó una acción decisiva pero inmoral. Eligió ejecutar a los partidarios de Catiline por su rebelión, sin juicio. Cuando Cicerón terminó, miles de hombres habían sido asesinados. En este vergonzoso incidente, Cicerón había permitido que su furia lo guiara. Pero como estudiante del estoicismo, debería haber sabido que la justicia , más que la pasión , es el mejor maestro. 

En años posteriores, Cicerón también falló la mayor prueba de su vida debido a su falta de coraje. En 49 a. C., Julio César y su temible ejército estaban a punto de tomar el poder en Roma, y ​​Cicerón fue invitado a formar parte de la lucha militar de la República. Pero Cicerón decidió no hacer nada. En lugar de tener el coraje de luchar contra la tiranía, se sentó y acomodó a César cuando finalmente se convirtió en el dictador de Roma. 

Frases del estoicismo atribuidas a Marco Tulio Cicerón:

  • «Como nada es más hermoso que conocer la verdad, nada es más vergonzoso que aprobar la mentira y tomarla por verdad».
  • «Cuanto más alto estamos, más debemos bajarnos hacia nuestros inferiores».
  • «De todos es errar; sólo del necio perseverar en el error»
  • «Dondequiera que se esté bien, allí está la patria».
  • «El buen ciudadano es aquel que no puede tolerar en su patria un poder que pretenda hacerse superior a las leyes».
  • «El cultivo de la memoria es tan necesario como el alimento para el cuerpo».
  • «El don más noble y excelente que el cielo ha concedido al hombre es la razón, y entre todos los enemigos con los que la razón tiene que luchar, el placer es el más importante».
  • «El espíritu recto se regocija con el bien y sufre con el mal».
  • «El estudio y la contemplación de la naturaleza es el natural alimento de la inteligencia y del corazón».
  • «El hombre condena cuando no entiende».
  • «El hombre no tiene enemigo peor que él mismo».
  • «El que enseña el camino al que va errado, luz en su luz le enciende y a él le alumbra habiéndola comunicado».
  • «El testimonio de mi conciencia es para mí de mayor precio que todos los discursos de los hombres».
  • «Es preferible ser viejo menos tiempo que serlo antes de la vejez».
  • «Estar contentos con lo que poseemos es la más segura y mejor de las riquezas».
  • «Este es el primer precepto de la amistad; pedir a los amigos sólo lo honesto, y hacer por ellos sólo lo honesto».
  • «Existe, de hecho, jueces, una ley no escrita, sino innata, la cual no hemos aprendido, heredado, leído, sino que de la misma naturaleza la hemos agarrado, exprimido, apurado, ley para la que no hemos sido educados, sino hechos; y en la que no hemos sido instruidos, sino empapados».
  • «La confianza corrompe la amistad, el mucho contacto la consume, el respeto la conserva».
  • «La honradez es siempre digno de elogio, aún cuando no reporte utilidad, ni recompensa, ni provecho».
  • «La justicia es el alma de las leyes».
  • «No solo la fortuna es ciega, sino que también suele cegar a los que acaricia».
  • «Que las armas cedan a la toga» (En latín: Cedant arma togae)
  • «Seamos esclavos de las leyes para poder vivir en libertad».
  • «Si quieres destruir la avaricia, debes destruir el lujo, que es su padre».
  • «Si tienes un jardín y una biblioteca, tienes todo lo que necesitas».
    • En latín: Si hortum in bibliotheca habes, nihil deerit.

Catón eligió el estoicismo sobre el pragmatismo

Algunas personas nacen sin miedo. Si bien el resto de nosotros elegiremos el camino fácil con más frecuencia que el difícil y más verdadero, estos raros individuos siempre se apegan a sus convicciones, incluso frente al peligro. Un ejemplo de una persona que encarna tales características, nuestra próxima figura histórica demostró la virtud estoica del coraje. Pero, como aprenderá, su sentido de convicción a veces lo llevó a tomar decisiones equivocadas. 

Nacido en Roma en el 95 a. C., Catón el Joven fue contemporáneo de Cicerón. Sin embargo, estos dos hombres no podrían haber sido más diferentes en su perspectiva de la vida. Mientras que Cicerón solo se preocupaba por sus propios intereses, a Marco Porcio Catón solo le importaba lo que era correcto. 

Cuando era niño, Catón se negó a colaborar con un soldado sin escrúpulos. En respuesta, y en un intento de obligarlo a ceder, el soldado lo sujetó por los tobillos sobre un balcón alto. Sorprendentemente, Catón no tuvo miedo, ni suplicó por su vida ni parpadeó ante la perspectiva de la muerte. Finalmente, el soldado lo ayudó a levantarse y reconoció que este niño de cuatro años tenía una voluntad más fuerte que él. 

El estoico sentido de convicción de Catón también guiaría su vida adulta. Como político destacado, Catón pasó su carrera luchando contra la corrupción endémica de Roma y trabajando para promover los derechos de la plebe , las clases bajas de Roma. Las otras élites resintieron su postura de principios, pero todo lo que le importaba a Catón era que sus acciones eran justas. Eso, dijo, era lo que significaba ser un verdadero filósofo y un verdadero estoico. 

Pero el compromiso inquebrantable de Catón con la rectitud eventualmente conduciría a consecuencias desastrosas. Sus problemas comenzaron cuando Pompeyo, uno de la élite política, pidió casarse con su hija. Catón sabía que la única razón por la que Pompeyo quería unirse a sus dos familias de esta manera era porque buscaba hacer una alianza política con él. El matrimonio habría sido lo más conveniente, pero a Catón el arreglo le parecía injusto y se negó. 

Sin embargo, si Catón hubiera dejado de lado sus convicciones por un momento y hubiera pensado en la situación de manera pragmática, se habría dado cuenta del peligro de decir no. Después de la negativa, Pompeyo se casó con la hija de Julio César, Julia. El matrimonio le dio a César un gran impulso político y juntos, los dos hombres forjaron un nuevo y autocrático futuro para Roma. En poco tiempo, César invadiría Roma y destruiría la República.

Todo esto podría haberse evitado si Catón hubiera optado por descender de su terreno moral, solo un poco, y hubiera formado una alianza con Pompeyo. ¿Hizo lo correcto? ¿Se equivocó? Puedes juzgarlo por ti mismo y analizar qué hubieras hecho en su situación.

Solo disponemos del registro de una valiente mujer estoica

A medida que atravesamos el paisaje filosófico de la antigüedad, es posible que se pregunte dónde están todas las mujeres. Desafortunadamente, al igual que en el resto de la historia de la humanidad, la mayoría de las mujeres han sido borradas de la historia del estoicismo.  Sus luchas y sacrificios no fueron registrados ni apreciados por los libros de historia. 

Sin embargo, no hay mayor ejemplo de fortaleza estoica que las mujeres anónimas que soportaron la misma tiranía, guerras y dificultades que sus contrapartes masculinas. 

Sólo contamos con el registro histórico de Porcia Catón, y era hija de Catón el Joven. Después de sufrir la pérdida de su primer marido durante la guerra civil de Roma, Porcia se volvió a casar con un hombre llamado Marco Junio Bruto. Durante su matrimonio, Bruto y sus compañeros conspiradores conspiraron para matar a Julio César, que era el emperador y dictador de Roma. Consciente de que su marido estaba planeando algo pero sin saber qué, Porcia decidió tomar medidas extremas para demostrarle a Bruto que ella era una confidente digna. 

Mientras la mayoría de nosotros simplemente pediríamos que nos dijeran cuál era la trama, Porcia se apuñaló a sí misma en el muslo con un cuchillo. Cuando Bruto regresó a casa, la encontró sangrando profusamente. «Mira», dijo Porcia, «el dolor que puedo soportar». Al lastimarse a sí misma de esta manera, trató de demostrar que poseía un carácter duro y estoico y, por lo tanto, sería capaz de soportar un dolor extremo si fuera necesario. Quería demostrarle que no se derrumbaría durante el interrogatorio, si alguna vez la torturaban para obtener información. Al ver esta prueba de la voluntad de hierro de su esposa, Bruto compartió con ella los detalles del complot. Y cuando él y los otros hombres mataron a César a puñaladas salvajemente, Porcia estaba esperando en casa, rezando para que todo hubiera salido según lo planeado. 

Trágicamente, esta no era la última vez que Porcia demostraba su coraje. Solo dos años después del asesinato de César, Bruto fue asesinado en una guerra civil iniciada por Marco Antonio, uno de los partidarios acérrimos de César. Aunque hay relatos contradictorios sobre lo que sucedió exactamente, un escritor informa que, cuando Porcia se enteró de la muerte de su esposo, corrió a la chimenea y tragó brasas. Al hacerlo, se quitó la vida dramáticamente para poder reunirse con su esposo en la otra vida. 

Desgraciadamente, los únicos relatos que se conservan son los de esta mujer. Quizás porque muestran a una Porcia valiente pero entregada a los ideales y la vida de su esposo.

El legado estoico de Séneca está manchado de sangre

¿Qué haces cuando abrazar una virtud estoica significa dar la espalda a otra? Este fue el dilema al que se enfrentó Séneca el Joven, el filósofo estoico más famoso de todos los tiempos. 

Como Cicerón, Séneca es mejor recordado por sus logros literarios y especialmente por su libro de cartas y ensayos, Sobre la moral . Pero aunque Séneca es célebre por sus palabras sobre el tema, mostró poco juicio moral durante su tiempo en la tierra. 

Según la filosofía estoica, todos tenemos el deber moral de involucrarnos en la política para contribuir al bien público. Quizás fue este principio estoico el que, en el 50 d.C., llevó a Séneca a aceptar una invitación para ser tutor de un niño de 12 años, un niño que estaba destinado a convertirse en el próximo emperador de Roma. El niño se llamaba Nerón y era el hijo adoptivo del emperador Claudio. 

Pero el comportamiento de Nerón fue cruel y legítimo, perezoso y vanidoso. Séneca trató de enseñarle los valores estoicos de sabiduría, justicia y misericordia, pero con poco éxito. Incluso de niño, Nerón mostraba signos inconfundibles del hombre y del gobernante en el que se convertiría. 

Cuatro años más tarde, la madre de Nerón, Agrippina, asesinó a su padre Claudio, allanando el camino para que Nerón, de 16 años, se convirtiera en emperador. Y no pasó mucho tiempo antes de que este nuevo niño emperador mostrara sus propias tendencias malvadas. Primero, Nerón asesinó a su madre y luego mató a todos los parientes varones que podrían ser un futuro rival al trono. 

¿Dónde estaba Séneca durante este derramamiento de sangre? Vergonzosamente, estaba al lado de Nerón como su fiel maestro. Durante los siguientes 15 años, Séneca permaneció leal a Nerón, incluso cuando el joven emperador se reveló a sí mismo como un psicópata tiránico. 

Si bien Séneca animó a Nerón a tener piedad de sus enemigos, cuando esto falló, no tuvo el coraje o la autodisciplina para alejarse. En cambio, Séneca aprovechó la oportunidad para acumular más riqueza que cualquier otro filósofo de la historia y vivió un estilo de vida decadente para la filosofía estoica. Puede que se haya dicho a sí mismo que estaba cumpliendo con su deber político estoico al permanecer tan cerca del poder, pero en realidad, su riqueza se basó en la complicidad con las malas acciones de Nerón.  Al final, Séneca carecía de la fuerza moral de otros estoicos como Cleantes y Catón

En lugar de vivir su filosofía, escribió sobre ella. Tendrás que juzgar por ti mismo si eso fue suficiente.

Marco Aurelio dirigió el imperio romano con estoica humildad y compasión

A menudo se dice que el poder absoluto es absolutamente corruptor. Y con demasiada frecuencia, la historia ha demostrado que este es el caso. Pero nuestra figura estoica final parece ser la excepción a la regla. A través del brillante ejemplo de su propia vida y liderazgo, nos mostró de lo que la humanidad es realmente capaz. Y podría decirse que fue gracias a su estoicismo que logró tal grandeza. Estamos hablando de Marco Aurelio, el primer rey filósofo del mundo. 

Nacido en una respetada familia romana en 121 d.C., Marco Aurelio tenía solo 17 años cuando el emperador Adriano, que no tenía herederos, lo eligió como su sucesor y lo invitó a unirse a la familia imperial. Si bien muchos jóvenes dejarían que este enorme cambio de fortuna se les subiera a la cabeza, Marco Aurelio seguía siendo el chico amable y humilde que siempre había sido. Incluso cuando se mudó al palacio, todavía visitaba las casas de su tutor en lugar de dejar que fueran a él. 

Increíblemente, uno de sus primeros actos fue compartir el poder con su hermano adoptivo Lucio Vero, nombrándolo co-emperador. Piensa en lo radical que fue este acto cuando otros gobernantes como Nerón habían asesinado a sus rivales. Pero la benevolencia de Marcus no se detuvo allí. Cuando se enteró de que uno de sus aliados políticos más cercanos, Avidio Casio, estaba planeando un golpe contra él, Marcus rápidamente perdonó a los conspiradores por su traición y lloró cuando alguien mató a Avidio Casio en venganza. 

Como verdadero estoico, Marco Aurelio se aseguró de que sus decisiones siempre estuvieran guiadas por los intereses de los romanos comunes y no por su propia comodidad. Solo considera sus acciones cuando el imperio romano fue devastado por la plaga de Antonina (plaga de Galeno). Al necesitar reponer el menguante tesoro de Roma, Marco fácilmente podría haber elevado los impuestos de su pueblo. Pero en cambio, tomó todos los adornos de sus palacios imperiales y los vendió al mejor postor. 

Por los escritos de Marco Aurelio sabemos que trabajó duro para estar a la altura de su filosofía estoica.  En su libro Meditaciones , escribe sobre sus sentimientos de celos, ira y lujuria. Pero mientras que muchos de nosotros cedemos a estas emociones, Marco Aurelio buscó dominarlas. 

Marco Aurelio escribe sobre encontrar una guía en la sabiduría estoica, usándola para crear un marco moral para su liderazgo. 

En última instancia, la vida y los escritos de Marco Aurelio son quizás la demostración más potente del poder del estoicismo. Porque esta filosofía se trata de mejorar nuestro ser humano imperfecto para que podamos permanecer fieles a nuestros valores, independientemente de lo que la vida nos depare. 

Frases del estoicismo atribuidas a Marco Aurelio Antonino Augusto:

  • «Acuérdate también de esto siempre; para vivir felizmente basta con muy poco».
  • «Antes de empezar a hablar, procura que en tu rostro pueda leerse lo que vas a decir».
  • «¡Asia, Europa: rincones del mundo; todo el océano: una gota del universo! El Athos: un minúsculo terrón en todo el universo; todo el presente, un instante en la eternidad».
  • «Del mismo modo que los médicos siempre tienen a mano los instrumentos de hierro para las curas de urgencia, así también conserva a mano los principios fundamentales para conocer las cosas divinas y las humanas y así llevarlo a cabo todo, incluso lo más insignificante, recordando la trabazón íntima y mutua de unas cosas con otras. Pues no llevarás a feliz término ninguna cosa humana sin relacionarla al mismo tiempo con las divinas, ni tampoco al revés».
  • «El corto espacio de tiempo que te queda por vivir no lo malgastes en pensar en los asuntos de otro, a menos que éstos sean un bien para la sociedad. No podrás ocuparte de lo que otro hace, y de por qué lo hace, de lo que dice o piensa, de las intrigas que trama o de otra cosa cualquiera por el estilo, so pena de faltar también a otro cualquiera de tus deberes».
  • «El dolor no puede ser nunca ni insoportable ni de larga duración, a menos que tú lo agrandes a fuerza de la imaginación; debes verlo dentro de sus límites naturales».
  • «El mejor modo de vengar la injuria es no parecerse al que la infirió».
  • «El mundo no es más que transformación, y la vida, opinión solamente».[
  • «El que peca, peca contra sí; el que comete una injusticia, se la hace a sí mismo, haciéndose daño a sí mismo».
  • «El tiempo es como un río, formado por los hechos, que adquiere violenta corriente. Apenas se advierte uno, cuando otro ocupa su lugar, para dejar enseguida paso al que le sigue».
  • «En ninguna parte puede hallar el hombre un retiro tan apacible y tranquilo como en la intimidad de su alma».
  • «Es ridículo no intentar evitar tu propia maldad, lo cual es posible, y en cambio intentar evitar la de los demás, lo cual es imposible».
  • «La conciencia vale por mil testigos».
  • «La dulzura es una fuerza invencible cuando es sincera, sin afectación y sin disfraz».
  • «Los hombres han nacido unos para otros, así que o edúcalos o sopórtalos».
  • «Mira bien dentro de ti. Allí está la fuente del bien, jamás exhausta si la vas ahondando».
  • «No actúes en la idea de que vas a vivir diez mil años. La necesidad ineludible pende sobre ti. Mientras vives, mientras es posible, sé virtuoso».
  • «Pues hemos nacido para colaborar, al igual que los pies, las manos, los párpados, las hileras de dientes, superiores e inferiores. Obrar, pues como adversarios los unos de los otros es contrario a la naturaleza. Y es actuar como adversario el hecho de manifestar indignación y repulsa»
  • «Sufrir percances no es sufrir una desgracia; pero soportarlos con abnegación es una virtud meritoria».
  • «Te queda muy poco tiempo de vida. Vive, pues, como en una montaña, ya que importa poco vivir aquí o allá si se vive en el mundo como en una ciudad. Que los hombres vean y reconozcan en tu persona a un hombre como es debido, que vive conforme a la naturaleza. Si no te consienten que obres así, que te maten. Más vale morir que vivir como ellos».
  • «Una sola es la luz del sol, aunque la obstaculicen muros, montes, incontables impedimentos; única es la sustancia común, aunque esté dividida en innumerables cuerpos de cualidades peculiares; una es el alma, aunque esté dividida en innumerables partes».

Una respuesta a «30 frases del célebre Séneca sobre la vida, el alma y la felicidad»

Deja una respuesta