Un oso y un reno quieren pasar a la vez por este puente, ¿lo lograrán?. Este fabuloso corto de Ting Chian Tey nos entretiene y nos ofrece también una moraleja que no debemos olvidar nunca, una valiosa lección para todos nosotros.

«La gente exitosa está siempre buscando oportunidades para ayudar a otros. La gente poco exitosa está siempre preguntando: ¿qué hay para mi?». —Brian Tracy

Generosidad, paciencia, empatía, colaboración y solidaridad. Todo eso y mucho más transmite este corto animado que defiende la unidad para llegar a un bien común. Ayudar al prójimo y no caminar el direcciones opuestas es esencial para lograr una convivencia en paz.

La violencia genera más violencia y no podemos preocuparnos solo por nuestros intereses, porque entonces no encontraremos nunca una solución adecuada a los conflictos, ni para nosotros ni para los demás.

«Nadie que consigue el éxito lo hace sin reconocer la ayuda de otros. El sabio y confiado reconoce esta ayuda con gratitud». —Alfred North Whitehead

De acuerdo con el propio Ting Chian Tey, el argumento de El puente es el siguiente: «es una historia de cuatro personajes que tienen como objetivo cruzar un puente, pero que en su intento por cruzarlo se convierten en obstáculos entre ellos mismos. La moraleja detrás de esta historia gira en torno a cómo a menudo hay desacuerdos u objetivos que nos llevan a competir en la vida, muchas veces en estos procesos sale a relucir las actitudes que llevamos dentro y esto puede ser orgullo, obstinación o compromiso».

Tú eliges tu propio destino y eres dueño de él. Aprende a tomarte las cosas con la actitud adecuada, no dejes que el orgullo y la competitividad mal entendida te impidan llegar a la solución más adecuada.

¿Te gustó esta historia?
¡Con un "Like" podrás ver muchas más!


«Si no estás haciendo la vida de alguien mejor, estás perdiendo el tiempo. Tu vida mejora al hacer mejorar la vida de alguien más». —Will Smith


¿Quieres recibir más historias como esta por email?

Suscríbete a nuestra Newsletter: