La campaña publicitaria de Stabilo ha sido la ganadora del León de Plata en el Festival Internacional de Creatividad Cannes Lions y hoy nos hacemos eco de ella en muhimu porque resalta el trabajo de mujeres importantes, pero desapercibidas.

Esta campaña trata de visibilizar a mujeres que fueron “puestas en un segundo plano” de la historia, infravalorando sus descubrimientos o aportaciones.

En el caso de las aportaciones de las mujeres en el mundo, la historia parece escrita solo por los hombres. Por eso, el fabricante alemán de marcadores Stabilo nos deleita con un importante mensaje: “subrayar lo notable”.

1. La física, científica espacial y matemática de la NASA Katherine Johnson

Sus contribuciones a la investigación aeronáutica estadounidense permitieron el éxito de las misiones Proyecto Mercury y Apolo 11 a la Luna. Y, sobre todo, gracias a ella la tripulación del Apolo 13 pudo regresar a salvo a la Tierra.

Además, formó parte del equipo de mujeres “computadoras humanas” de la NASA.

Es la protagonista de la película Figuras Ocultas, que narra la historia nunca contada de tres brillantes mujeres científicas afroamericanas que trabajaron en la NASA a comienzos de los años sesenta (en plena carrera espacial, y  en mitad de la lucha por los derechos civiles de los negros estadounidenses) en el ambicioso proyecto de poner en órbita al astronauta John Glenn.

2. La científica austriaca Lise Meitner

Formó parte del equipo que descubrió la fisión nuclear. Por este logro se le dio a su colega Otto Hahn el premio Nobel, quien no nombró al recoger el premio sus 30 años de trabajo con Lise y todas las cartas en las que amablemente ella le contestó a todas sus dudas.

Fue la única científica que dijo que no cuando la invitaron al programa para la creación de la bomba atómica.

3. Edith Wilson y la lucha por el sufragio femenino

Fue primera dama de los Estados Unidos en el periodo de diciembre de 1915 a marzo de 1921, bajo el segundo mandato de la presidencia de Woodrow Wilson. En octubre de 1919, Wilson sufrió un derrame cerebral y esto le impidió cumplir con sus deberes presidenciales. Edith no permitió que el pueblo estadounidense conociera la situación real de su marido, ni siquiera su equipo de gobierno.

Edith Wilson se dedicó a supervisar todos los asuntos de Estado hasta que en abril de 1920 Wilson se recuperó.

Lo mejor de todo es que durante ese tiempo, la Casa Blanca se mostró muy activa en favor del sufragio femenino… y en agosto de 1920 se aprobó definitivamente la enmienda que permitió a las mujeres votar (). Mientras todo el mundo alabó la valentía de Wilson por aquello, su mujer hacía historia.

Fuente: Lorena Moncholí

La campaña de DDB Group Dusseldorf para Stabilo por: The Remarkable Edith, The Remarkable Lise, The Remarkable Katherine

¿Te gustó esta historia?
¡Con un "Like" podrás ver muchas más!