muhimu.es

La vida no es un juego de azar. No es un casino donde invertir tus días. Es una obra de arte para contemplar y crear. Siente, ama, crea.

11 hábitos para subir rápidamente tu autoestima 1

11 hábitos para subir rápidamente tu autoestima

Actualizado el viernes, 21 junio, 2024

La autoestima es esencial para cada uno de nosotros porque sin ella, no creemos en nosotros mismos, minamos nuestra propia moral y, en consecuencia, terminamos provocando nuestra propia infelicidad.

Pero tenemos una gran noticia para ti, siguiendo unos sencillos pasos, podrás aumentar esa autoestima que tan necesario es para sentirte bien contigo mismo.

Leer este artículo es el primer paso para lograr un cambio en tu vida. La forma en la que interpretas tu vida es la clave para transformar tus pensamientos negativos en positivos.

«La peor soledad es no estar cómodo contigo mismo»

Mark Twain
11 hábitos para subir rápidamente tu autoestima 2
11 hábitos para subir rápidamente tu autoestima 10

¿Por qué es esencial subir tu autoestima?

Valorarte a ti mismo como mereces tiene grandes ventajas, entre otras, la de tener mayor estabilidad emocional que aquellos que no se aprecian lo suficiente. Por lo que no buscarás constantemente la aprobación de los demás y vivirás más relajado frente a lo que puedan decir los demás. Asimismo, tendrás más motivación y obtendrás mayores logros por creer que tú puedes conseguir lo que te propones. Y no te olvides de tus relaciones personales, que también mejorarán porque cuando te sientes bien contigo mismo, da gusto estar a tu lado.

Y, por supuesto, gracias a todo esto, serás mucho más feliz.

Veamos los 11 puntos clave para subir de forma rápida y eficaz tu autoestima:

11 hábitos para subir rápidamente tu autoestima 3
11 hábitos para subir rápidamente tu autoestima 11

1. Destruye a tu voz crítica

Sé consciente de tu pequeño yo interior que empieza a pensar en cosas negativas y, ¡neutralízalo!.

Esa crítica destructiva de «nunca conseguiré ese puesto» o «él es mucho mejor que yo» no sirve para nada, así que sustitúyela por pensamientos positivos que te hagan sentir bien.

2. No busques la aprobación de los demás

Consciente o inconscientemente, muchas veces tomas decisiones en función de los demás como ponerte algo pensando en si le gustará a alguien, tomar una decisión importante basándote en el qué dirán o no mostrar nuestras opiniones por miedo a ser rechazado.

¡Ya basta! La próxima vez, antes de actuar, piensa en si realmente lo haces por ti.

¿Cómo puedes empezar a trabajar esto? Muéstrate contrario a la opinión de una persona de forma asertiva y educada, no tengas miedo. Las personas te respetarán más y, en ningún caso, tendrán derecho a sentirse ofendidas.

11 hábitos para subir rápidamente tu autoestima 4
11 hábitos para subir rápidamente tu autoestima 12

3. Autoafirmaciones

«Es la repetición de afirmaciones lo que guía a la creencia. Y una vez que esa creencia se convierte en una convicción profunda, las cosas comienzan a suceder», – Muhammad Ali.

Así que ya sabes, repite y repite:

«Me quiero y me acepto tal y como soy»

«No busco la aprobación de los demás»

«Me valoro a mi mismo y estoy muy contento por ser quien soy».

4. Haz deporte y cuídate físicamente

Estar en buena forma física te hace tener mayor autoestima al verte mejor pero, además, libera endorfinas, así que te ayuda a ser más feliz.

Si te cuesta ponerte a ello, no te preocupes, ¡aplica la regla del minuto! En poco tiempo verás los resultados.

5. Socializa

11 hábitos para subir rápidamente tu autoestima 5
11 hábitos para subir rápidamente tu autoestima 13

Rodeate de gente positiva, te ayudarán a liberar estrés y te ayudarán emocionalmente en los momentos que necesites.

¡Disfruta con esas personas que mejoran tu animo y tu vida!

11 hábitos para subir rápidamente tu autoestima 6
11 hábitos para subir rápidamente tu autoestima 14

6. Haz una lista de tus logros

Si crees que no puedes conseguir algo y lo ves todo muy negro, no tienes más que hacer una lista con todos tus logros. Rápidamente, te darás cuenta de la inmensa capacidad que tienes.

¿Crees que no puedes aprobar un examen o conseguir un trabajo en tu sector? Recuerda tus mayores logros como haber aprendido un idioma nuevo, aprobado la carrera o haber sido elegido entre otros muchos para el trabajo en el que ahora estás.

Cuando hayas hecho la lista, déjala a la vista y échale un vistazo cada vez que puedas, reforzará el concepto positivo que tienes de ti mismo.

7. Haz una lista de tus cualidades positivas

Todos las tenemos, pero si te cuesta enumerarlas, pregúntale a un buen amigo, estará encantado de ayudarte.

Apunta al menos 10 y recuerda puntos como los siguientes, que podrían encajar contigo:

  • Tengo una estupenda familia que me apoya
  • Soy trabajador
  • Soy amable
  • Soy responsable
  • Soy puntual

8. Para de ser perfeccionista

Asúmelo ya, no eres perfecto, pero, ¿quién lo es?. Nadie, ¡y menos mal!. ¡Qué aburrido sería si todos fuéramos perfectos!

¿Cómo puedes conseguirlo?

Permite los errores en tu vida, te ayudan a mejorar y a aprender en el proceso. Asume que es normal cometerlos y sigue avanzando.

Ponte límites de tiempo a la hora de terminar tus proyectos, no dejes de avanzar por miedo a no terminarlo todo perfecto.

9. Cuida tu lenguaje no verbal

Sonríe, sobretodo los primeros cinco minutos del día, te ayudará a ser más feliz y a tener una actitud más positiva. Adopta posturas más abiertas de cara a los demás y no encojas los hombros.

10. Acéptate

Acéptate tal y como eres. Eso no significa que no puedas ni quieras cambiar para crecer como persona y/o profesional, pero aprenderás a aceptar aquellos defectos para trabajar sobre ellos de forma efectiva.

«Si no te gusta algo, cámbialo. Si no puedes cambiarlo, cambia tu actidud», – Maya Angelou.

11. Cambia las expectativas por la gratitud

Agradece lo que tienes y disfrútalo. No te obceques en aquello que deseas alcanzar, y sé feliz con lo que tienes.

11 hábitos para subir rápidamente tu autoestima 7
11 hábitos para subir rápidamente tu autoestima 15

«Tú mismo, al igual que cualquier otra persona en el universo, te mereces tu propio amor y afecto»

Gautama Buddha

Cómo cambiar: descubre cómo subir tu autoestima

Cómo cambiar , escrita por Katy Milkman, es una guía sencilla para superar los obstáculos que le impiden alcanzar sus objetivos. Diagnostica nuestros problemas más persistentes, desde la pereza hasta la impulsividad, y presenta una serie de soluciones respaldadas por la investigación para cada uno.

Está familiarizado con los consejos de autoayuda. Sabes que debes establecer metas audaces. Conoces la importancia de los hábitos. Todas las noches, escribe en su diario de balas. Y todas las mañanas, haces una larga lista de tareas pendientes. Pero, de alguna manera, tus metas aún te eluden.

¿Qué se supone que debes hacer? ¿Cómo se supone que logrará sus objetivos, cómo se supone que debe transformar su vida , si las herramientas a su disposición no conducen a un cambio positivo?

Estos consejos rastrean nuestra incapacidad para cambiar a un puñado de defectos humanos comunes, como la pereza, la impulsividad y la procrastinación. Señalan cómo estas fallas nos impiden alcanzar nuestros objetivos y establecen una estrategia simple diseñada para superar cada falla.

Si desea cambiar su vida y lograr sus objetivos, entonces debe abordar sus fallas una por una. Ya sea que aborde su pereza, su impulsividad o sus malos hábitos primero, asegúrese de adoptar un enfoque personalizado para sus fallas y haga uso de dispositivos de compromiso, buenos hábitos, influencias sociales y paquetes de tentaciones.

11 hábitos para subir rápidamente tu autoestima 8
11 hábitos para subir rápidamente tu autoestima 16

Subir tu autoestima puede facilitar el cambio

¿Eres el tipo de persona que hace propósitos de año nuevo? Muchos de nosotros lo hacemos. 

No importa cuán pesadas hayan sido las celebraciones de la noche anterior, el 1 de enero casi siempre es un día esperanzador. Hay algo en llamar a un nuevo año de doce meses y sonar a los viejos, que hace que los planes desalentadores parezcan factibles y los errores del pasado parezcan lejanos. 

Pero algunas personas se muestran escépticas sobre las resoluciones de Año Nuevo. Después de todo, ¿por qué tendría éxito una dieta en enero cuando fracasó en diciembre? ¿No es tonto pensar que comenzar un nuevo año de repente hará que sus metas sean más fáciles de lograr?

Bueno, hay una respuesta a esa pregunta.

No es supersticioso pensar que es más fácil perseguir nuestras metas en el nuevo año, es cierto. De hecho, esta regla no solo se aplica a principios de enero, sino después de cualquier tipo de hito o comienzo nuevo, como un cumpleaños, el comienzo de un nuevo semestre o el lunes de cualquier semana común.

Eso es lo que descubrieron la autora y sus colegas cuando observaron los datos de los gimnasios del campus. ¿Pero por qué? ¿Por qué determinadas fechas nos motivan con tanta eficacia?

En una palabra, un nuevo comienzo cambia nuestra perspectiva. Pone distancia entre nuestros intentos fallidos de cambio anteriores y el nuevo que estamos a punto de realizar. Limpia la pizarra.

Es por eso que algunas citas son más efectivas que otras para motivar el cambio: cuanto más grande es el hito, más animados nos sentimos. Pero no todo son buenas noticias. Un nuevo comienzo ciertamente puede desencadenar un cambio, pero no todos los cambios son para mejor.

Dos estudios separados que se centraron en ir al gimnasio entre estudiantes universitarios notaron que las vacaciones pueden causar problemas. La pausa ciertamente proporcionó un nuevo comienzo, pero el único cambio que provocó fue una interrupción en las nuevas y saludables rutinas de los estudiantes.

Entonces, ¿cuál es la lección? Subir tu autoestima. Tenga cuidado con los nuevos comienzos como cumpleaños, nuevos semestres y aniversarios, y asegúrese de capitalizarlos emprendiendo algo nuevo, pero tenga cuidado de no retroceder en sus viejas rutinas establecidas.

Vence tu impulsividad usando la combinación de tentación y la gamificación

Entonces, estás tratando de cambiar. Ha esperado un nuevo comienzo y ahora está ansioso por hacer algún progreso, pero, de alguna manera, las cosas no están funcionando. 

Su corazón está en el lugar correcto, pero todavía está luchando por dedicarse a sus ambiciosos planes y proyectos. Te encuentras buscando tu teléfono en lugar de tu libro de texto, o chocolate en lugar de fruta. En resumen, estás cayendo presa de la impulsividad.

La impulsividad también se conoce como sesgo presente . Cuando actúa impulsivamente, prioriza la gratificación instantánea sobre las metas más grandes y a largo plazo: su sesgo lo lleva a favorecer placeres triviales pero inmediatos, como el chocolate, a expensas de recompensas más sustanciales en el futuro, como una mejor salud.

Afortunadamente, se puede combatir la impulsividad.

En un famoso musical de la década de 1960, Mary Poppins advirtió al mundo que una cucharada de azúcar ayuda a que el medicamento disminuya, y cuando se trata de manejar la impulsividad, vale la pena escuchar ese consejo. 

Verá, hay una estrategia que el autor llama agrupación de tentación . Es una forma de combinar una actividad placentera con una tarea exigente pero que vale la pena para que el trabajo parezca más atractivo, al igual que Mary Poppins endulzó una medicina desagradable con un poco de azúcar. Por ejemplo, puedes permitirte ver televisión basura mientras corres en una cinta de correr o comer tus dulces favoritos mientras estudias. 

En un estudio, los estudiantes de Florida se involucraron en paquetes de tentación mientras completaban una tarea de matemáticas y, para sorpresa de sus maestros, en realidad completaron más tareas cuando se les permitió comer bocadillos, escuchar música y garabatear con marcadores mágicos como ellos trabajaron.

Pero la combinación de tentación no siempre funcionará. No puedes comer hamburguesas mientras sales a correr, y ciertamente no puedes dormir mientras estudias para un examen. Entonces, en algunas situaciones, la gamificación podría ser una mejor respuesta a la impulsividad.

La gamificación significa hacer que las tareas del mundo real sean más atractivas agregando elementos similares a los de un juego, como tablas de clasificación, puntos y recompensas. En Wikipedia, una economista llamada Jana Gallus hizo uso de la gamificación para motivar al enorme equipo de editores voluntarios del sitio web. Según su desempeño, los mejores editores podrían obtener reconocimiento público en el sitio o acumular insignias junto a sus nombres.

Estos pequeños beneficios no le cuestan nada a Wikipedia, pero la gamificación fue suficiente para evitar que los editores voluntarios se distraigan. Y al mes siguiente, también aumentó su participación en un 20 %.

Utilice dispositivos de compromiso para superar la procrastinación

Todo el mundo procrastina pero esto no sirve para subir tu autoestima. Dejamos de presentar la declaración de impuestos, ir al gimnasio y ahorrar para la jubilación. Sabemos que probablemente deberíamos empezar hoy, pero ¿qué es otra hora, otro día, otra semana?

De forma aislada, no mucho. Pero pronto el tiempo se complica, y finalmente nos encontramos estresados, decepcionados y mal preparados una vez más. 

En nuestros peores momentos, puede parecer algo que estamos destinados a hacer: a menudo hemos postergado tanto tiempo que parece inevitable. Pero la buena noticia es que nuestra tendencia a posponer las cosas puede superarse.

Omar Andaya, presidente del Green Bank en Filipinas, se enfrentaba a un problema. De hecho, era un problema al que se enfrentan muchos bancos: los clientes simplemente no estaban ahorrando lo suficiente. Claro, querían hacerlo, pero, como todos los demás, pusieron excusas, postergaron y pospusieron.

Después de hablar con un grupo de expertos académicos, Andaya decidió tomar un curso de acción extraño. Como experimento, ofreció a un par de cientos de clientes una cuenta de ahorros “bloqueada”: podían agregar dinero, pero no podrían hacer ninguna deducción hasta que se alcanzara un cierto saldo o transcurriera una fecha acordada.

En otras palabras, era un dispositivo de compromiso clásico : un sistema diseñado para restringir la libertad con el fin de limitar las tentaciones. Y fue un gran éxito. En comparación con los clientes habituales, los que ofrecieron cuentas bloqueadas ahorraron un 80% más el año siguiente. 

Ahora, es posible que no ahorre con Green Bank en Filipinas, pero aún puede usar dispositivos de compromiso para vencer la procrastinación. Los dispositivos de compromiso de efectivo son uno de los tipos más versátiles. 

Un dispositivo de compromiso de efectivo es bastante sencillo: pones tu dinero donde está tu boca haciendo que la procrastinación sea costosa. Para hacer esto, nomine a un amigo para que realice un seguimiento de su progreso y comparta sus objetivos con ella; si descubre que ha estado postergando las cosas, puede multarlo con la cantidad acordada.

Si no está seguro de poder gastar el dinero en efectivo, no se preocupe. Las promesas públicas son menos costosas, pero siguen siendo sorprendentemente efectivas. Al dar a conocer sus objetivos a sus amigos y familiares, crea un poderoso incentivo para seguir trabajando duro; después de todo, si declara en Twitter que está escribiendo una novela, ¡sería vergonzoso no entregarlo un día!

Los buenos hábitos pueden ayudarte a vencer la pereza

La pereza es un vicio común, tan común, de hecho, que cargamos a los niños con proverbios y fábulas sobre los peligros de la pereza y el valor del buen trabajo duro a la antigua.

Tomemos la historia de la hormiga y el saltamontes, por ejemplo, o la fábula de la gallinita roja; ambas están diseñadas para enseñar a los niños que el trabajo duro vale la pena, mientras que la pereza genera problemas.

Sin embargo, a pesar de estas advertencias, la mayoría de nosotros todavía sucumbimos a la pereza de vez en cuando. De hecho, nuestra tendencia natural a tomar el camino más fácil es uno de los mayores obstáculos que enfrentamos cada vez que intentamos cambiar. 

Ahí es donde entran los hábitos para subir tu autoestima.

Cuando te despiertas por la mañana, probablemente tienes una rutina que sigues sin pensar: tal vez te duchas, te vistes, te preparas un café y tomas tu desayuno antes de subirte al auto y dirigirte al trabajo. Hagas lo que hagas, probablemente no lo pienses mucho; sucede automáticamente, gracias al poder del hábito. 

Pero los hábitos no solo gobiernan las rutinas matutinas. Si eres inteligente al respecto, puedes realizar comportamientos desagradables, como entrenamientos duros o sesiones de estudio intensas, tan automáticos como los elementos de tu rutina de las 8:00 am.

Esto no es solo una corazonada. Los neurocientíficos han demostrado que cuanto más arraigado se vuelve un hábito, menos confiamos en las partes de nuestro cerebro involucradas en el razonamiento, como la corteza prefrontal, y más dependemos de las secciones del cerebro responsables de la acción y el control motor. 

Entonces, ¿cómo puede aprovechar esta información para facilitar el cambio? Es fácil: necesita hacer un esfuerzo sostenido y deliberado para convertir el buen comportamiento en un hábito. 

Digamos que quiere empezar a sentarse derecho después de años de encorvarse dolorosamente en su escritorio. ¿A qué te dedicas? Bueno, empieza por practicar. 

Día tras día, practique sentarse con una mejor postura hasta que se convierta en algo natural para usted. Y asegúrese de recompensarse por seguir adelante: vincular la acción con algo agradable ayuda a provocar el mismo comportamiento en el futuro.

Una vez que sus acciones son automáticas, la pereza no puede afianzarse y el cambio comienza a sentirse mucho más fácil.

Para subir tu autoestima, dé consejos a otras personas

Lauren Eskreis-Winkler, psicóloga e investigadora, había notado algo extraño: todas las personas con las que hablaba estaban rebosantes de consejos. Ya sea que el tema fuera perder peso, gastar menos o ahorrar más, todos tenían consejos y opiniones sobre la mejor manera de proceder.

Para Eskreis-Winkler, esto era un rompecabezas. Algunas de las personas que le decían cómo gastar menos habían acumulado enormes deudas. Algunas de las personas que compartían consejos sobre cómo ahorrar dinero ni siquiera tenían un centavo reservado para un día lluvioso. Pero lo que más desconcertó a Eskreis-Winkler fue que muchos de los consejos que estas personas estaban dando eran realmente buenos. Entonces, ¿por qué no lo siguieron ellos mismos?

La respuesta, se dio cuenta, es que la gente carece de confianza.

A los humanos nos gusta ayudarnos unos a otros. Cuando notamos que alguien está luchando, tratamos de echar una mano y, muy a menudo, nuestra ayuda toma la forma de un consejo. Ofrecemos consejos sobre la crianza de los hijos y la dieta, sobre cómo hacer amigos y encontrar pareja. Tiene buenas intenciones, pero a menudo resulta contraproducente.

Cuando Eskreis-Winkler examinó la psicología de dar y recibir consejos, descubrió que los consejos y la orientación no solicitados pueden resultar serios obstáculos para el cambio. Ya sea que nos demos cuenta o no, dar un consejo no solicitado a alguien les comunica que no son capaces de cambiar por sí mismos, un duro golpe para su fe en sí mismos en el peor momento posible.

Afortunadamente, no todo son malas noticias: hay una otra cara útil en la investigación de Eskreis-Winkler. Así como recibir consejos puede dañar nuestra confianza, dar consejos puede aumentar nuestra fe en nuestra capacidad para cambiar. Eso es lo que descubrió la autora cuando ella y Eskreis-Winkler se unieron para estudiar los vínculos entre los consejos y el rendimiento académico en la escuela secundaria. Pedir a los estudiantes que dediquen solo unos minutos a elaborar consejos de estudio para sus compañeros más jóvenes generó aumentos significativos en sus propias calificaciones al final del trimestre.

Entonces, ¿cómo puede aprovechar esta percepción en su propia vida? Bueno, considere la posibilidad de formar «clubes de asesoramiento» con amigos o colegas. Paradójicamente, ofrecer a las personas la orientación solicitada aumentará la confianza en sus propias habilidades. 

Si eso no le atrae, intente abordar los desafíos que enfrenta como si estuviera asesorando a un amigo en circunstancias similares: se sorprenderá de lo lúcido y seguro que puede ser cuando imagina que es otra persona a quien está. asesorar.

Tus compañeros te cambian, así que elígelos con cuidado

Por lo tanto, sus amigos pueden obstaculizar involuntariamente su progreso si le ofrecen consejos no solicitados. Pero eso no significa que tu círculo social sea siempre un problema cuando intentas cambiar. De hecho, su grupo de amigos puede ser uno de los mejores recursos que tiene, si sabe cómo hacer un uso adecuado de él.

Una de las razones por las que nuestros compañeros importan tanto es que los humanos somos naturalmente susceptibles a las presiones sociales. Ahora, la mayoría de las veces esto se presenta como una falla, ¿recuerdas que te instaron a resistir la presión de los compañeros cuando eras niño? Pero esa es solo la mitad de la historia. 

Verá, la presión social puede hacer que se comporte mal. Pero si tienes los amigos adecuados, también puede mantenerte en el camino recto y estrecho.

Cuando el economista de UC Davis Scott Carrell asistió a la Academia de la Fuerza Aérea de los Estados Unidos, se sorprendió al descubrir que las calificaciones de su hermano gemelo superaban a las suyas en muchas áreas. En la escuela secundaria, Carrell había sido el mejor estudiante, pero algo había cambiado cuando los gemelos llegaron a la Academia, y poco a poco su hermano se fue adelantando.

Años más tarde, Carrell decidió poner a prueba una corazonada suya. Supuso que el factor decisivo en las buenas notas de su hermano era su nuevo grupo de compañeros. Estar rodeado de cadetes trabajadores y eruditos ejerció una fuerte influencia social, lo suficientemente poderosa como para motivar a su hermano a comenzar a golpear los libros como nunca antes lo había hecho.

Carrell decidió hacer cálculos, examinando el rendimiento académico de más de 3.500 cadetes de primer año. Lo que encontró fue que por cada aumento de 100 puntos en la puntuación SAT verbal promedio de un escuadrón, el GPA de un cadete aumentaba en 0.4 puntos en una escala de 4.0: esa es la diferencia entre obtener B y obtener sobresalientes.

Sea consciente de estas influencias sociales cuando elija con quién pasar el tiempo, ya sea que lo reconozca o no, sus compañeros influyen en su propio éxito. 

De hecho, no tienes que dejar las influencias sociales al azar. Si hay un amigo cuyo éxito le gustaría emular, emule primero sus estrategias. Pregúntele qué hizo que le permitió dominar tres idiomas, o ser madre con tanta paciencia, o cocinar tan deliciosas cenas veganas. Al “copiar y pegar” los métodos de alguien, a menudo también puede copiar su éxito.

Elogie el trabajo duro de las personas, no sus habilidades naturales

Para subir la autoestima de otros: cuando elogias a alguien por sus aptitudes naturales, corres el riesgo de alentarlo a desarrollar una mentalidad fija, lo que significa que, cuando se encuentre con el fracaso, lo tomará como un reflejo de sus verdaderas habilidades innatas y valía. Cuando elogias el trabajo duro de alguien, por otro lado, sugieres que el trabajo duro produce buenos resultados. Así que no le diga a un colega que tiene un don para hacer argumentos de venta, dígale que está asombrado por cómo sus habilidades siguen mejorando.

11 hábitos para subir rápidamente tu autoestima 9
11 hábitos para subir rápidamente tu autoestima 17

2 respuestas a «11 hábitos para subir rápidamente tu autoestima»

  1. Avatar de Pabel
    Pabel

    ¿Pero no os da vergüenza publicar estas mierdaS?

  2. Avatar de fredfwe
    fredfwe

    3 carreras para acabar escribiendo tontadas de autoayuda, cómo está el patio…

Deja una respuesta