7 mitos sobre la autoayuda y la superación personal que deberías conocer 1

7 mitos sobre la autoayuda y la superación personal que deberías conocer

La industria de la autoayuda ha crecido hasta el punto de que solo debemos buscar un poco para encontrar un título con el que identifiquemos nuestros problemas, y que al leer sus páginas encontremos las herramientas y pensamientos necesarios para valorar por nosotros mismos nuestro presente con otras perspectivas.

Autoayuda crítica

7 mitos sobre la autoayuda y la superación personal que deberías conocer 2
Si malinterpretas las técnicas de autoayuda puedes salir escaldado, así que ¡cuidado!

Si preguntara, seguro que tienes tu favorito, o incluso varios. Pero a poco que empieces a sumergirte en este mundo editorial, te darás cuenta de que, inevitablemente, hay fórmulas que se repiten. Y lo mismo pasa con los materiales de motivación o los que te marcan el camino al éxito. Todos tienen algo en común: estructuras e ideas que se repiten, pero que no siempre tienen que funcionar.

7 mitos sobre la autoayuda que deberías conocer

En este artículo, repasaremos 7 ideas que podemos encontrar en este mundo de la autoayuda, motivación y autosuperación, pero que, mal interpretadas, nos pueden hacer más mal que bien.

1.Eres especial

Eres especial. Eres único. Naciste para ser un ganador porque fuiste el espermatozoide más rápido. Estás aquí para un propósito especial…

Es un lema muy positivo, que nos anima a valorarnos como individuos y a reconocer nuestras diferencias; pero, mal interpretada, esta idea nos puede acarrear problemas. El lema “eres especial” tiene consecuencias. Para empezar, perdemos cualquier tolerancia ante la frustración, porque nos creemos que nos lo merecemos todo. Nunca llegamos a conocer nuestros límites porque, más que crearnos una imagen de nosotros mismos, nos creamos una fábula. Nos ofendemos con mucha facilidad, pero tampoco medimos las palabras con los demás porque somos demasiado orgullosos para asumir una igualdad en la comunicación.

7 mitos sobre la autoayuda y la superación personal que deberías conocer 3
Conócete a ti mismo antes de dejarte llevar por la espiral del «eres especial»

En otras palabras, si nos creemos este mensaje, nos convertimos en adolescentes perpetuos.

Los libros de autoayuda nos convencen para que encontremos “lo especial” que hay en nosotros. Yo os digo que os centréis más en el gnóthi seautón: conócete a ti mismo, en vez de crearte una fábula sobre ti.

2. Con desearlo, ya lo tienes

A través del “deséalo con todas tus ganas y tendrás todo lo que quieras” se ha elaborado toda una pseudociencia alrededor de la llamada ley de la atracción, cuyo funcionamiento, en realidad, es más sencillo de lo que te cuentan en libros de autoayuda como El secreto. Sin embargo, la disciplina de la superación personal lo vende como requisito indispensable para alcanzar el éxito. Si piensas positivamente en lo que más deseas, el universo conspirará para concedértelo. Y para demostrártelo, te muestran a empresarios de éxito que triunfaron en la vida gracias a este pensamiento.

Desear algo con todas tus ganas no es del todo malo. Demuestra que tienes ambición. El problema viene cuando crees que es el único requisito para conseguirlo. Si realmente quieres resultados, desea lo justo y esfuérzate por ello el máximo.

3. Persigue tus sueños

Esta idea va muy de la mano de la anterior. De hecho, junto con la primera idea de que eres especial, es el lema al que más se recurre en la autosuperación y en la motivación.

Con este concepto, vienen también lemas muy agresivos: tú puedes hacer lo que quieras, tú lo puedes todo, solo tienes que desearlo con todas tus fuerzas y se hará realidad.

Otra vez el deseo, ¿lo véis? No falla.

7 mitos sobre la autoayuda y la superación personal que deberías conocer 4
Tener sueños es importante, pero la clave de alcanzarlos consiste en trabajar duro y marcarse metas realistas

Tener un sueño es bonito, pero suelen ser poco definidos e irreales. Es mejor tener objetivos cuantificables, realistas y que se puedan superar por etapas. Todo el mundo cumple con sus objetivos, pero pocos cumplen sus sueños.

4. Pensamiento positivo

Piensa siempre en positivo, nunca en negativo. Porque así vienen las buenas ideas y es así cómo el universo te trae lo que quieres porque eres especial. No pienses nunca mal porque eso te trae mala energía.

La autoayuda se obsesiona con no tener otros pensamientos que no sean los positivos. Y parece de sentido común. Pero, en realidad, lo que pasará es que terminarás obsesionándote por no tener otro tipo de pensamientos y un lema que debería tranquilizarte, al final, terminará generándote más ansiedad. Eso sí, una ansiedad muy positiva.

No te obsesiones con los pensamientos positivos. Sé más natural, acepta las emociones. Es imposible estar siempre positivo o alegre. Es más, no existen emociones positivas o negativas. Cada una es útil en su contexto. El secreto es saber gestionarlas, no rechazarlas o aceptarlas. Las emociones negativas nos dan perspectiva de las cosas. Así que menos obsesionarse con la positividad y más inteligencia emocional.

5. Todos tenemos talentos

Todos tenemos habilidades especiales que debemos desbloquear para sacar nuestro máximo potencial. Los artistas, deportistas y grandes triunfadores de la vida las descubrieron y por eso triunfaron.

Así se vende el talento en la autosuperación. Si supiéramos interpretar este mensaje bien, concluiríamos que un talento es una predisposición a perfeccionar ciertas habilidades con más soltura y que esto se consigue con trabajo. Pero no, muchos lo confunden con tener habilidades especiales que surgen sin esfuerzo ninguno.

Y al igual que nos obsesionamos con la positividad absolutista, nos obsesionamos con encontrar nuestros talentos. Porque todos tenemos uno. Nada de desarrollarlos por nosotros mismos.

7 mitos sobre la autoayuda y la superación personal que deberías conocer 5
No hay una sola persona talentosa que no haya destacado gracias a su esfuerzo y trabajo

No voy a negar la evidencia de que algunos individuos desarrollan unas habilidades que rozan el límite de lo creíble. Pero, a pesar de la predisposición lógica, artística, musical, física, etc., no hay una sola persona talentosa que no haya destacado gracias a su forma de trabajarlo.

6. Ser exitoso es sobresalir siempre y en todo lugar

Otro mensaje clásico de la propaganda del éxito: el éxito lo es todo.

No pares hasta conseguir el éxito. El éxito es una aptitud, una forma de vida. Que no te detengan, que nadie se cruce en tu camino. Lo importante es solo el éxito y todo vale para conseguirlo.

El éxito se ha convertido en la nueva forma de perfección, del camino hacia la vida perfecta. Los exitosos tienen mejor casa, mejor coche, mejores parejas, están de vacaciones todo el rato… Todo muy materialista, estimulando tus deseos más directos.

7 mitos sobre la autoayuda y la superación personal que deberías conocer 6
Tener éxito no es ser el mejor en todo, sino buscar la excelencia en todo lo que haces

Y la realidad es que el perfeccionismo no lleva a ningún lado. Y el éxito te exige avanzar constantemente, ser el mejor aunque a veces no se pueda, y niega la idea de que hay cosas que simplemente no podemos controlar. Es un mensaje imposible de cumplir. El fin a veces no justifica los medios. No seas perfecto. Busca excelencia. El perfecto no avanza por miedo al fracaso. El excelente se mejora cada vez más.

7. Tú eres responsable de todo lo que te pase

Esta premisa es como una cláusula que exime de toda responsabilidad al emisor del mensaje: sé exitoso, cumple tus sueños, sé especial… pero si fallas en tu recorrido es solo culpa tuya.

Y a esta idea vamos. Al asumir que tú eres el único responsable de absolutamente todo lo que te pase, asumimos también que puedes controlarlo todo en tu beneficio. ¿Qué no has obtenido el éxito? Quizás sea porque no has sido lo suficientemente positivo, no lo has deseado con todas tus ganas, no es realmente tu sueño o todavía no has encontrado aquello que te hace “especial”. Pero, no pasa nada, siempre puedes comprar uno o dos libros más para seguir intentándolo.

Siempre habrá algo que escape de nuestro control. Estar pleno no consiste en controlarlo todo, sino en saber adaptarnos a los cambios cuando surgen.

Al desmentir estos 7 lemas no digo que rehúyas la autoayuda, pero ten en cuenta que es una industria, al fin y al cabo, y su objetivo es obtener beneficios. Aún así, hay títulos buenos como La auténtica felicidad, Inteligencia emocional, La fuerza del optimismo o 59 segundos. Todos libros maravillosos de psicología que, además, ayudan, pero sin ofrecer consejos rápidos o lemas enlatados. Cuando terminas de leerlos, sabes un poco más sobre ti y también sobre los demás.

Sí, al final todo se resume a lo mismo: conócete a ti mismo. Gnothi seauton. Esa es la auténtica autoayuda.

Descubre por qué tantos manuales de autoayuda fracasan

¿Estás luchando en el trabajo? ¡Fingir hasta que lo consigas! ¿Sufres de depresión? ¡Solo cambia tu actitud! ¿La quimioterapia no cura el cáncer? ¡Imagínense todas esas células cancerosas implosionando sobre sí mismas! ¡Es fácil!

Teniendo en cuenta lo «fácil» que es curar nuestros problemas con manuales de autoayuda, y teniendo en cuenta la cantidad de personas que realmente leen material de autoayuda, uno pensaría que a estas alturas viviríamos en una utopía paradisíaca. Y sin embargo no lo hacemos. ¿Por qué?

Eso es porque la autoayuda a menudo aboga por filosofías asombrosamente simplistas, que luego producen estrategias lamentablemente inadecuadas para nuestras vidas complejas.

No es de extrañar que con demasiada frecuencia ni sus supuestos básicos ni sus soluciones definitivas resistan el escrutinio científico.

Y no solo las pomposas promesas que se encuentran en los libros de psicología pop son ineficaces, a veces son francamente dañinas. Elevan nuestras expectativas hasta el punto de que ya no podemos contentarnos con nada que no sea perfecto, lo que simplemente no es posible en un mundo intrincado con tantas influencias y actores.

La industria de la autoayuda promete soluciones sencillas a todos nuestros problemas. Sin embargo, muchas de sus sugerencias no se destacan por al acercarse el escrutinio. En realidad, la que prevalece el mensaje de que “nos podríamos hacer mejor” podría hacer que nos ansiedad que ser un regular de la persona con razonable éxito simplemente no es buena suficiente.Los libros de psicología pop y autoayuda afirman tener todas las respuestas a todos sus problemas.

7 mitos sobre la autoayuda y la superación personal que deberías conocer 7

La autoestima está sobrevalorada

Parece obvio que la autoestima es fundamental para nuestra felicidad. Después de todo, es bueno sentirse bien con nosotros mismos, ¿verdad? Pero, ¿qué importancia tiene realmente la alta autoestima ? ¿Es una parte integral de toda persona exitosa y saludable, como los libros de autoayuda quieren que usted crea?

En los libros de psicología popular, se culpa a la baja autoestima de una gran cantidad de problemas. Por ejemplo, los autores atribuyen el bajo rendimiento en la escuela o el trabajo a la creencia poco desarrollada del estudiante o empleado en sí mismo y en sus habilidades.

Del mismo modo, algunos libros populares de autoayuda relacionan los problemas matrimoniales con la falta de respeto por uno mismo de una o más parejas.

Muchos textos sugieren que incluso los matones escolares recurren a tiranizar a otros niños y extorsionar el dinero del almuerzo simplemente como un medio para mejorar su propia autoestima dolorosamente baja. La suposición es que, al dominar a sus compañeros, los acosadores pueden aumentar su propia falta de autoestima.

Sin embargo, para muchos problemas de comportamiento, resulta que la autoestima simplemente no es un problema.

Por ejemplo, la investigación ha demostrado que no existe un vínculo entre la autoestima de un adolescente y los comportamientos problemáticos como robar, beber en exceso y la promiscuidad.

Volviendo al patio de recreo, se ha demostrado que los matones son incluso más seguros de sí mismos que de sus compañeros, en lugar de las almas lamentables y llenas de dudas que de otra manera podríamos imaginar que son.

Además, ni el desempeño laboral de una persona ni sus habilidades para relacionarse se ven afectados por su nivel de autoestima. Los empleados con una alta autoestima, por ejemplo, no necesariamente superan a los demás en sus trabajos o en las tareas de laboratorio.

Es más, los programas psicológicos que tienen como objetivo impulsar la autoestima de los estudiantes no hacen nada para mejorar su desempeño en la escuela. De hecho, cuando los estudiantes universitarios con dificultades recibieron mensajes destinados a reforzar su autoestima, lo hicieron aún peor en los exámenes que siguieron.

Parecería que las personas con alta autoestima también pueden tener problemas. Si estamos interesados ​​en la taxonomía de nuestros problemas, entonces tendremos que buscar algo mejor que la “autoestima” general.

7 mitos sobre la autoayuda y la superación personal que deberías conocer 8

Comportarse con demasiada firmeza es tan malo como comportarse con demasiada mansedumbre

Aquí hay una pregunta: ¿en qué se parecen un niño de escuela acosado y un aspirante a ejecutivo?

Respuesta: es probable que a ambos se les diga que sean más asertivos.

Las personas mansas , es decir, las personas de carácter amable que no lucharán ni competirán si pueden evitarlo, pueden beneficiarse del entrenamiento en asertividad, lo que les permite defenderse mejor.

A veces, sin embargo, comportarse de manera más asertiva puede ser excesivo.

De hecho, una alta asertividad conlleva considerables costos sociales. Por ejemplo, las personas muy asertivas son consideradas por sus compañeros menos amigables y también gozan de menos popularidad.

Y debido a que las personas extremadamente asertivas tienden a esforzarse por lograr sus metas independientemente de los intereses de quienes las rodean, son más propensas a insultar o molestar a los demás e incluso a aislarse inadvertidamente de sus compañeros.

Imagine, por ejemplo, un niño muy asertivo que insiste en jugar al fútbol a pesar de que todos sus amigos prefieren jugar al detective. Eventualmente puede obtener lo que quiere, pero es igualmente posible que simplemente aleje a sus amigos.

Esto es tan cierto en el mundo empresarial como en el patio de recreo, como se demostró en un estudio en el que se pidió a los participantes que evaluaran las habilidades de liderazgo de sus gerentes. Descubrieron que los gerentes extremadamente asertivos tendían a ser calificados como lectores más pobres, al igual que sus contrapartes más dóciles.

Además, la asertividad puede interrumpir el flujo de cualquier grupo social. De hecho, el grupo simplemente no puede hacer nada si todos intentan impulsar sus propias agendas. Si nadie está dispuesto a dar ventaja a otros, a comprometerse, cooperar o ceder a una autoridad, entonces las cosas se convertirán rápidamente en luchas de poder prolongadas, que desperdician el tiempo y la energía del grupo.

Solo imagina que estás en un grupo trabajando en un cortometraje: si nadie está dispuesto a hacer concesiones, ¡es posible que nunca pases de la etapa de planificación y empieces a filmar!

Lamentablemente, un ego fuerte y una voluntad fuerte no son las soluciones para todos los problemas. Esto complica nuestra tarea más importante: gestionar nuestro destino. 

7 mitos sobre la autoayuda y la superación personal que deberías conocer 9

La meditación o el cambio de mentalidad no obran milagros

En un momento u otro, todos hemos escuchado alguna historia conmovedora sobre pacientes con cáncer que, al visualizar células malignas en implosión o abrirse camino a través de un trauma infantil, se encuentran libres de tumores con una vida larga y saludable por delante.

Pero, ¿esas personas realmente «pensaron» en su enfermedad? ¿Y qué hay de las innumerables personas que finalmente sucumbieron a sus enfermedades? ¿Se lo trajeron a sí mismas al tener pensamientos equivocados?

La realidad es bastante sencilla: la psicoterapia y la meditación no afectan la progresión de la enfermedad ni las tasas de supervivencia en los pacientes con cáncer.

Esto se evidencia en varios estudios bien diseñados que se propusieron encontrar cualquier efecto demostrable que la psicoterapia pudiera tener sobre las tasas de supervivencia de quienes padecen cáncer. Según la mayoría de los estudios, no hubo absolutamente ningún efecto sobre la supervivencia.

Sin embargo, cabe señalar que la terapia mejoró significativamente la calidad de vida de los pacientes.

Asimismo, la meditación no tuvo ningún efecto en la progresión de la enfermedad. Sin embargo, ayudó a reducir el dolor provocado por la enfermedad y el tratamiento.

Todo esto no es realmente sorprendente, ya que la actitud de un paciente con cáncer no influye en su pronóstico. Por ejemplo, los estudios muestran que las posibilidades de recuperación de un paciente no se ven afectadas en absoluto por su estado de ánimo o actitud.

Asimismo, grandes estudios no han encontrado evidencia de que un espíritu de lucha ayude a los pacientes a reducir las tasas de recurrencia o incluso a sobrevivir más tiempo.

Si bien sería maravilloso si pudiéramos superar nuestras enfermedades con solo pensarlo, estadísticamente hablando, esto sucede en el mejor de los casos solo en raras ocasiones. Es más probable que sea una coincidencia.

7 mitos sobre la autoayuda y la superación personal que deberías conocer 10

Sobrestimamos el impacto de la paternidad en la personalidad de los niños

¿Alguna vez has visto una de esas películas de terror en las que una madre emocionada y bondadosa da a luz a un niño malvado? Afortunadamente, esto no puede suceder en la vida real: la personalidad de un niño no está predeterminada y depende principalmente de su educación, ¿o no?

De hecho, nuestras personalidades están fuertemente influenciadas por nuestra estructura genética. Los gemelos idénticos, por ejemplo, comparten muchos rasgos de personalidad incluso si se crían aparte. De hecho, sus rasgos de personalidad, como su grado de autocontrol, se correlacionan el 75 por ciento de las veces cuando se crían aparte y un asombroso 85 por ciento de las veces cuando se crían en el mismo hogar.

Estas estadísticas sugieren que solo una fracción de las variaciones entre ellos depende de cómo se criaron los gemelos en sus hogares separados.

Sin embargo, está bastante claro que el desarrollo de un niño puede verse afectado por el abuso o la negligencia.

Pero no siempre es cierto que la paternidad influya en el carácter de un niño. ¡A veces es al revés! Esto puede llevar a los investigadores a sobrestimar la influencia de los padres sobre el desarrollo de sus hijos.

Esto se debe a que los padres adaptan su estilo de crianza a los rasgos innatos del niño. Por ejemplo, es posible que los niños naturalmente dóciles sean castigados menos que sus hermanos testarudos simplemente porque se comportarán bien de todos modos.

Entonces, los científicos podrían concluir erróneamente que un estilo de crianza sin autoridad conduce al cumplimiento en los niños.

Por lo tanto, incluso cuando existen correlaciones entre los estilos de crianza y el comportamiento de un niño, no se puede determinar necesariamente la causa, es decir, si el niño o los padres tienen más influencia sobre los resultados del niño.

Además, cuando el entorno realmente afecta el desarrollo de un niño, hay más en ese entorno que solo la familia. Los padres, por lo tanto, no siempre son responsables de estos desarrollos.

Durante muchas horas al día, los niños están expuestos a otros niños, maestros y medios de comunicación.

No podemos responsabilizar a los padres por el impacto de los entornos extrafamiliares, ya que hay muchas cosas que escapan a su control. Por ejemplo, incluso en una escuela cuidadosamente elegida, no se puede evitar necesariamente el ridículo de los matones.

7 mitos sobre la autoayuda y la superación personal que deberías conocer 11

Eres más débil de lo que crees

Si alguna vez ha hojeado algún manual de autoayuda, probablemente haya encontrado un «consejo» que dice algo como esto: ¡Con la mentalidad adecuada y mucha práctica, puede lograr cualquier cosa !

¡Qué montón de basura!

El hecho es que hay algunos objetivos que simplemente están fuera de su alcance. Si bien es cierto que todo el mundo tiene un potencial sin explotar, también existen limitaciones que ni siquiera la fuerza de voluntad sobrehumana puede trascender.

En primer lugar, ¿qué pasa si acaba de nacer con el tipo de cuerpo incorrecto? Una chica que no tiene un cuerpo pequeño nunca se convertirá en una bailarina del Bolshoi, no importa cuánto lo intente.

En segundo lugar, ¿qué pasaría si nacieras sin ningún talento natural en un campo en particular? Convertirse en el mejor del mundo estaría fuera de discusión.

Pero digamos que quiere intentarlo de todos modos: ¿Tiene la determinación necesaria para practicar durante las 10,000 horas que los expertos consideran el requisito mínimo para un desempeño sobresaliente?

Además, es lógicamente imposible que todos sean mejores que todos los competidores en un campo determinado.

Imagínese, por ejemplo, que cinco chicas quieren ganar una carrera. Así que todos siguen los consejos de los libros de psicología pop: practican 10.000 horas y desarrollan la determinación del hierro. Pero, por definición , ¡solo una persona puede ganar una carrera! Cuatro de ellos serán perdedores.

Finalmente, no tienes el 100% de control sobre ti mismo, siempre existe la influencia de otras personas. Si bien los libros de autoayuda te dirán que nadie puede hacerte sentir una emoción en particular, en realidad, estamos programados para responder a los demás.

De hecho, nuestros cerebros están equipados con un conjunto especializado de neuronas llamadas neuronas espejo , que reaccionan y reproducen el lenguaje corporal de las personas. Por ejemplo, cuando otra persona está llorando, usted mismo tendrá ganas de llorar.

Además, reaccionamos a las expectativas que otras personas tienen de nosotros sin siquiera saberlo. Cuando los investigadores señalaron al azar a los alumnos promedio como «dotados» a sus profesores, estos estudiantes comenzaron a superar objetivamente a sus compañeros sin tener idea de que estaban etiquetados como «dotados «.

7 mitos sobre la autoayuda y la superación personal que deberías conocer 12

Sobreestimar su control sobre los acontecimientos puede resultar perjudicial

Imagine a un hombre obsesionado que corre detrás de cada automóvil que ve conduciendo por su camino, solo para asegurarse de que no golpee un bache. Suena loco, ¿verdad? ¡Por supuesto! Es absolutamente agotador e imposible detener un automóvil que choca contra un bache en la carretera.

Pero cuando lo piensas, tratar de controlar tu vida es igualmente inútil.

De hecho, hay una serie de desventajas en creer que tú decides tu destino.

Por ejemplo, si usted percibe todas sus opciones diarias como tener consecuencias que cambian la vida, entonces es posible que se sienta reacio a hacer cualquier decisiones espontáneas, ya que cualquier error podría ser fatal en el largo plazo.

Además de provocar una ansiedad severa, esta perspectiva también ahogará su proceso creativo, ya que la creatividad implica un pensamiento libremente espontáneo y no evaluativo.

Además, si cree que puede determinarlo todo, se sentirá responsable de cada percance de su vida. De hecho, alguien que crea que depende de él determinar cómo se desarrolla cualquier situación trabajará incesantemente para asegurarse de que todo sea perfecto.

Pero todavía no puede lograrlo, y esto puede ponerlo bajo una inmensa presión.

Por ejemplo, si alguien se siente responsable de los sentimientos de su cónyuge, entonces se obsesionará con el hecho de que su ser querido se sienta deprimido. Ella meditará sobre los posibles errores que cometió y se obsesionará con corregirlos, tomando medidas drásticas como pintar el dormitorio con su color favorito solo para hacerlos sonreír.

Además, a veces es simplemente malo creer que las personas pueden solucionar todos sus problemas.

Por ejemplo, como vimos, las personas no pueden conquistar el cáncer solo con pensamientos. Sugerir que pueden es hacerlos sentir injustamente responsables de su propio sufrimiento.

De hecho, si cree que puede curarse a sí mismo pero continúa experimentando síntomas, entonces puede sentirse como un completo fracaso. Lo que es peor, es posible que tampoco busque ayuda médica oportuna.

En cambio, deberíamos seguir el consejo del filósofo griego Epicteto: «Solo hay un camino a la felicidad … deja de preocuparte por cosas que están más allá del poder de tu voluntad».

Pero si no podemos controlar nuestras vidas tanto como nos gustaría, al menos podemos ser los dueños de nuestras propias mentes, ¿verdad? 

7 mitos sobre la autoayuda y la superación personal que deberías conocer 13

La programación neurolingüística es ineficaz si se basa en falacias

Si desea realizar cambios positivos en su vida, ¿por qué no intentar cambiar de opinión? ¿Por qué no pruebas la programación neurolingüística (PNL) para reprogramar tu cerebro?

¿Qué es exactamente la PNL? La PNL es una práctica basada en la creencia de que todas las personas de alto funcionamiento tienen hábitos de pensamiento específicos y que cualquier persona puede volverse más funcional si aprende a pensar como una persona exitosa.

Por desgracia, la PNL no funciona. De hecho, los estudios muestran que la PNL es ineficaz tanto para mejorar el desempeño humano como como herramienta terapéutica.

Por ejemplo, una creencia fundamental en la PNL es que podemos replicar el desempeño de un experto emulando su conocimiento experto e imitando sus hábitos de pensamiento. ¡No tan!

El conocimiento experto no es solo un compendio de reglas, sino un conjunto de habilidades altamente desarrolladas. E incluso las habilidades más simples, como andar en bicicleta, no se pueden adquirir sin práctica.

Otra técnica de PNL es cambiar la forma de hablar llamando a los contratiempos «retroalimentación» en lugar de «fracasos» para levantar la moral. Esto está bastante equivocado. Si quieres convertirte en un cantante habilidoso y tus vecinos te ofrecen $ 1,000 por no cantar durante una semana, entonces podrías tomar con optimismo este fracaso como un comentario de que aún no cantas muy bien, y tendrás que practicar mucho más para hacerlo. alcance su objetivo de darles una serenata.

Pero, ¿qué pasa si eres un salvavidas y trágicamente no rescatas a un niño que se está ahogando? ¿Puedes considerar esta muerte como una mera «retroalimentación» sobre tus habilidades como salvavidas? ¡No!

Eso es porque la retroalimentación es solo para nosotros, nuestros fracasos también afectan a los demás. Tus vecinos tuvieron que escuchar tu terrible canto, después de todo.

El verdadero fracaso duele. No es solo información útil para ayudarlo a tener éxito. Debería motivarlo a reconsiderar sus valores y no simplemente a ajustar su estrategia en pos de su objetivo.

7 mitos sobre la autoayuda y la superación personal que deberías conocer 14

La terapia cognitivo-conductual también ofrece dudas

¿Alguna vez se ha preguntado qué causa sus sentimientos y su comportamiento? La terapia cognitivo-conductual, o CBT, sostiene que ambos son causados ​​por nuestros pensamientos.

En consecuencia, detrás de cada comportamiento problemático o emoción negativa, seguramente habrá algún pensamiento inútil. Por lo tanto, para superar su problema, primero tendrá que encontrar, explorar y modificar ese pensamiento.

Sin embargo, las suposiciones de CBT son profundamente erróneas.

A menudo son nuestras emociones las que preceden a nuestros pensamientos, no al revés. Por ejemplo, si eres aracnofóbico y ves una tarántula enorme, peluda y repugnante en el asiento a tu lado, primero te inundará el pánico antes de que tu cerebro incluso produzca la palabra «tarántula».

La CBT también asume erróneamente que lo que se filtra desde nuestro subconsciente toma la forma de una proposición. Sin embargo, también podría ser una imagen abstracta.

Por ejemplo, en lugar de pensar «Estoy completamente indefenso» en momentos de desesperación, podría visualizarse fugazmente sin manos; es bastante difícil razonar con una imagen.

Además, CBT asume que simplemente deberíamos cambiar los pensamientos negativos que son irracionales. En realidad, esos pensamientos pertenecen a toda una red de otros pensamientos y recuerdos. Desarraigarlos es como destrozar nuestras vidas, por lo que a veces nos mostramos reacios a cambiarlos.

Además, al igual que las pulgas, si ves una, probablemente haya cientos. Cuando una persona deprimida piensa «Soy un inútil», no solo está conectado a una red de otros pensamientos, también es más probable que esté conectado a creencias negativas y recuerdos dolorosos. Desafiar una creencia negativa significa desafiar potencialmente a cientos, y esta no es una tarea fácil.

En consecuencia, la TCC no siempre es eficaz.

De hecho, mientras que los estudios muestran que los pacientes que presentan síntomas de ansiedad no mejoran moderadamente a través de TCC, aproximadamente tres cuartas partes siguen experimentando síntomas significativos, y las estadísticas son aún peores para los que sufren de depresión.

7 mitos sobre la autoayuda y la superación personal que deberías conocer 15

El pensamiento positivo puede ser contraproducente

¿Es posible ser un cascarrabias pesimista y aún así vivir una buena vida? ¿Y puede el poder del pensamiento positivo sacar a alguien de la depresión?

Los estudios muestran que las personas que ya se sienten mal pueden sentirse incluso peor si se enfrentan a afirmaciones positivas. En un estudio, después de repetir el mantra positivo «Soy una persona adorable», los participantes con baja autoestima en realidad se sintieron peor. ¿Pero por qué?

Los investigadores creen que estos resultados contrarios a la intuición ocurren porque los participantes en realidad no creen en los mantras y, por lo tanto, desencadenan pensamientos contradictorios, como “Eso no es cierto; No soy adorable en absoluto «.

Por supuesto, esto no es un argumento contra el pensamiento positivo por sí mismo , sino más bien en contra repitiendo afirmaciones positivas que usted no cree – una táctica preconizada por muchos manuales de autoayuda.

Por el contrario, las personas de mal humor son menos propensas a cometer errores mentales. Esto fue evidenciado por un estudio en el que los sujetos vieron películas destinadas a levantar o moderar su estado de ánimo, y luego se les pidió que completaran varias tareas mentales, como juzgar la verdad de los rumores.

En comparación con sus homólogos felices, los que tenían el ánimo abatido estaban mejor concentrados, eran menos crédulos y cometían menos errores.

El pensamiento positivo en sí mismo puede incluso ser peligroso, si se exagera. Entonces se convierte en negación, y la negación puede generar problemas.

Esto se debe a que a veces la visión más realista de una situación es negativa. Basta pensar en el hundimiento del Titanic : hasta el amargo final, muchos pasajeros se aferraron a la creencia de que el barco era insumergible.

Si bien esta negación podría haber sido buena para los pasajeros que intentan hacer frente a su inminente perdición, la negación en otras situaciones puede evitar que usted enfrente un problema que requiere acción.

Por ejemplo, si experimenta los primeros síntomas de la diabetes, debería consultar a su médico en lugar de fingir que no pasa nada.

El pensamiento positivo, aunque no es intrínsecamente malo, no siempre es saludable, útil o racional. A veces es el pesimista gruñón el que es más realista que todos esos Pollyannas que hay.

A pesar de las afirmaciones de que el pensamiento positivo hará que todo en tu vida sea mejor, resulta que hay ocasiones en las que es mejor ser un cascarrabias. De hecho, los estudios muestran que tomamos nuestras mejores decisiones cuando estamos deprimidos, ya que las personas tristes son más concienzudas y menos crédulas que sus contrapartes felices.

7 mitos sobre la autoayuda y la superación personal que deberías conocer 16

Deja una respuesta