Ni seductoras ni arpías: eran fuertes, inteligentes y estrategas. La historia no contada 1

Ni seductoras ni arpías: eran fuertes, inteligentes y estrategas. La historia no contada

Mujeres borradas desde la prehistoria…

La historia depende en gran parte de quién interpreta los hechos y de quién divulga esos descubrimientos. Puede que por ello, una sociedad machista haya influido en exceso sobre los historiadores y arqueólogos. Al menos, eso es lo que se desprende de las nuevas investigaciones sobre las historias de las mujeres.

Ni seductoras ni arpías: eran fuertes, inteligentes y estrategas. La historia no contada 2

Por ejemplo, está muy bien conocer a los filósofos clásicos (muchos de ellos con pensamientos abiertamente misóginos) pero como decía Umberto Ecco: «No es que no hayan existido mujeres filósofas. Es que los filósofos han preferido olvidarlas, quizás después de haberse apropiado de sus ideas» sí que nuestro artículo de hoy va dedicado para Hipatia, Olympe, Simone, Caterina, Hanna, Amelia… y todas aquellas que fueron borradas de la historia.

Ni seductoras ni arpías: eran fuertes, inteligentes y estrategas. La historia no contada 3

¿Machismo histórico?

Los nuevos descubrimientos sobre la evolución humana van en una línea diferente a los planteamientos anteriores, basados en un comportamiento sumiso de la mujer en la supervivencia del núcleo familiar. Según un importante estudio del departamento de arqueología de la Universidad de Cambridge (Reino Unido), las mujeres centroeuropeas de los primeros 6.000 años de agricultura tenían los brazos más fuertes que las campeonas de remo actuales,  destreza física probablemente obtenida mediante actividades como labrar el suelo, cosechar manualmente y moler el grano durante horas para hacer harina. Es más probable que tuvieran un estilo de vida parecido a los vikingos , donde importaban más las habilidades de cada quien más que en género. 

Ni seductoras ni arpías: eran fuertes, inteligentes y estrategas. La historia no contada 4

Los roles no estaban tan determinados como nos han hecho creer. La supervivencia era básica y requería asignar papeles relevantes a ambos sexos. Libros como Arqueología feminista sugieren que arqueólogos como el sacerdote José Miguel de Barandiarán definieron la Prehistoria desde sus prejuicios. De ahí que la cueva se interpretara como la casa victoriana. Pero ahora cuestionamos los estereotipos de la Prehistoria: los cazadores de las pinturas rupestres podrían haber sido mujeres y las manos que están pintadas en las cuevas podrían ser femeninas. El papel de madre era muy importante, pero no estaba oprimida en la cueva, sino respetada, tal vez, por perpetuar la especie. El hombre cazador como macho alfa también se ha dado la vuelta. La caza era sobre todo carroñera, muy distinta de los hombres fuertes enfrentados a las fieras” 

Sandra Ferrer, periodista y divulgadora histórica.
Ni seductoras ni arpías: eran fuertes, inteligentes y estrategas. La historia no contada 5
Esta maravillosa infografía de PICTOLINE lo explica muy bien

La historia está llena de malentendidos como por ejemplo, la autoría de la frase «Estoy en desacuerdo con lo que dices, pero defenderé hasta la muerte tu derecho a decirlo». Se le atribuye erróneamente al ilustrado francés Voltaire pero en realidad es de su biógrafa británica Evelyn Beatrice Hall.

Ni seductoras ni arpías: eran fuertes, inteligentes y estrategas. La historia no contada 6

Tomemos otro ejemplo: el papel de la mujer sobre territorios peruanos en la antigüedad siempre ha sido muy interesante y casi siempre ha salido de lo «común». Por ejemplo, la Dama de Cao podría ser considerada la única mujer gobernante en épocas precolombinas.


Mujeres malinterpretadas históricamente

Como muestra, compartiremos varios ejemplos de cómo la historia ha presentado a los personajes históricos femeninos como «femme fatale» que engañaban al hombre por su belleza y no por su valor o inteligencia.

Cleopatra: la estratega

Una exposición en el museo Shefton, de la Universidad de Newcastle (Reino Unido), mostró en febrero de 2007 una valiosa moneda de plata, del año 32 a.C., en la que la reina más conocida del Antiguo Egipto se representaba con un mentón sobresaliente, labios muy finos y nariz puntiaguda, nada que ver con la belleza que supuestamente adoraron políticos y generales romanos. ¿Por qué lo único que sabemos sobre esta excepcional mujer es que supuestamente era valorada «por su belleza»?

Cleopatra puso entre las cuerdas al Imperio Romano durante mucho tiempo. Se sabe que era una mujer inteligente y culta, con grandes dotes de estratega. Al morir, el aparato propagandístico de Roma creó la imagen que nos ha llegado: una mujer manipuladora y seductora desde el punto de vista negativo. Las fuentes antiguas hablan de su psicología, pero con los siglos se ha interpretado que era seductora por su físico, más que por su capacidad de gobernar. Roma no podía permitir que una mujer tuviese más talento que los poderosos hombres, y se creó la leyenda de la mujer arrebatadora físicamente que atonta a los hombres

Sandra Ferrer, periodista. ICON
Ni seductoras ni arpías: eran fuertes, inteligentes y estrategas. La historia no contada 7

Maria Magdalena: la influyente

María Magdalena fue “una mujer adinerada, influyente y clave” en la vida de Jesucristo. Esta es una de las conclusiones de la investigadora Jennifer Ristine en María Magdalena: percepciones desde la antigua Magdala, un libro presentado el pasado 22 de julio que trata de desvelar los misterios de la mujer a la que la Iglesia católica tachó durante siglos de adúltera y prostituta. La integración de las referencias bíblicas e históricas con los recientes descubrimientos arqueológicos hechos en la ciudad de Magdala (actual Migdal, Israel), donde se cree que nació, han permitido a Ristine reconstruir parte de su perfil.

Ni seductoras ni arpías: eran fuertes, inteligentes y estrategas. La historia no contada 8

Mata Hari: la enamorada

«No hay ningún documento que confirme 100% que Mata Hari fuera espía”, asegura la historiadora Alma Leonor, autora de Las mentiras de la historia.

Opinión con la que coincide Ángel Rubio, vicedecano de Estudios y Calidad de la Universidad Complutense de Madrid: «Su ejecución poco o nada tuvo que ver con su actividad como espía. En realidad, acabó siendo un chivo expiatorio». Según reflejan artículos de publicaciones como National Geographic o Muy historia, la estrategia militar de los franceses durante la guerra fue un auténtico desastre que tuvo como consecuencia miles de muertes en las trincheras.

Ni seductoras ni arpías: eran fuertes, inteligentes y estrategas. La historia no contada 9

Para desviar la responsabilidad del Estado francés y lidiar con la decepción del pueblo, se acusó a Mata Hari de ser una espía y la única culpable de los catastróficos acontecimientos. Sin embargo, la única culpa que puede atribuírsele a la holandesa fue la de enamorarse de Vadim Maslov, un militar del ejército ruso. Cuando este fue herido, Mata Hari quiso reunirse con él en Rusia, por lo que tuvo que pedir un visado.

Para lograrlo tuvo que informar a Karl Kraemer, cónsul alemán en Ámsterdam, de los movimientos del ejército francés. De ahí que muchos la tacharan de espía, cuando solo fue una mujer que hizo aquello por amor. «Todas las acusaciones contra Margaretha eran imprecisas y no se mencionaba ningún secreto en particular que hubiera sido transmitido al enemigo«, se explica en el reportaje publicado en National GeographicMata Hari: una sex symbol víctima de la Gran Guerra según ICON

Fue ejecutada por un pelotón de fusilamiento, tras ser acusada por Francia de traición. Su figura se hizo mundialmente célebre por ser una bailarina de danzas exóticas y orientales. Esto la convertía en la imagen perfecta para ser símbolo del concepto ‘femme fatale’: mujer seductora que ejerce sobre los hombres una atracción irresistible y peligrosa.

Camille Claudel, a la sombra de Rodin

Ni seductoras ni arpías: eran fuertes, inteligentes y estrategas. La historia no contada 10

Además de ser una de las principales colaboradoras del escultor Auguste Rodin , fue también su compañera durante algunos años, se convirtió en su modelo y su musa, inspirando obras como La Danaïde o Fugit Amor.​ Octave Mirbeau escritor y crítico de arte proclamó su genio, ya que a pesar de la influencia de Rodin en la obra de la escultora, ella muestra un toque personal y femenino. “No me dejes aquí sola” o “Reclamo a gritos la libertad” son algunas de las súplicas y reivindicaciones que Camille Claudel (1864-1943) dirige a su hermano Paul a través de las cartas que le envía desde el manicomio francés de Montdevergues. Sus ruegos no serán escuchados, y la escultora permanecerá allí internada los últimos treinta años de su vida. Pagó con la reclusión y el olvido su dedicación a la escultura, una pasión por la que rompió moldes en una sociedad que otorgaba a la mujer un papel doméstico.

Carta de Camille Claudel a su hermano Paul Claudel (escrita desde el manicomio de Montdevergues, donde su familia la había recluido y donde permaneció encerrada los últimos treinta años de su vida).

Montdevergues, 3 de marzo de 1930.

Querido Paul,

Hoy, 3 de marzo, es el aniversario de mi secuestro en Ville-Evrard: hace 17 años que Rodin y los marchantes de obras de arte me enviaron a hacer penitencia a los asilos psiquiátricos. Después de apoderarse de la obra de toda mi vida sirviéndose de B. para ejecutar su siniestro proyecto me hicieron cumplir años de prisión que bien se merecerían ellos. B. no era más que un agente del que se sirvieron para tenerte al margen y utilizarte para dar este audaz golpe que salió tal y como habían planeado gracias a tu credulidad y a la de mamá y de Louise. No olvides que la mujer de B. es una antigua modelo de Rodin: ahora ves la maquinación de que fui objeto. ¡Qué bonito! ¡todos aquellos millonarios lanzándose contra una artista indefensa! ya que los señores que colaboraron en tan buena acción son todos más de 40 veces millonarios.

¡Parece que mi pobre taller, algunos pobres muebles, algunos útiles construidos por mí misma, mi pobre menaje todavía excitaban su codicia! Como la imaginación, el sentimiento, lo nuevo, lo imprevisto que surge de un espíritu desarrollado es algo que les está vedado, cerrados de mollera, cerebros obtusos, eternamente ciegos a la luz, les hace falta alguien que les provea. Ellos lo decían: «nos servimos de una alucinada para encontrar los temas». Tendría que haber al menos algunos estómagos agradecidos que supieran compensar a la pobre mujer a la que despojaron de su genio: ¡no! ¡una casa de locos! ¡ni siquiera el derecho a tener mi propia casa!…
(…)
Parece que el principal beneficiario de mi taller es el señor Hébrard, editor de obras de arte, calle Royale. Allí se precipitaron todos mis bocetos (más de 300). Parece que ya unos años antes de mi marcha de París, los bocetos que hacía en Villeneuve tomaban el camino de su casa (por qué milagro? Dios sabe) Los encontré en su casa copiados en bronce y firmados por otros artistas: ¡realmente es demasiado fuerte! …¡Y condenarme a prisión perpetua para que no reclame!
Todo esto sale en el fondo del cerebro diabólico de Rodin. Sólo tenía una idea, que cuando él muriera yo podría alzar el vuelo como artista y llegar a ser más que él: era preciso que consiguiera tenerme entre sus garras después de su muerte igual que en vida. Era preciso que yo fuera desgraciada muerto él igual que vivo. ¡Lo ha conseguido punto por punto, porque lo que es desgraciada lo soy!
¡Puede que no te importe mucho pero lo soy!
(…)
Estoy muy aburrida de esta esclavitud. Me gustaría mucho estar en mi casa y cerrar bien la puerta.
No sé si podré realizar este sueño, estar en mi casa.
(…)
No tengo noticias de tus hijos.
Muchos saludos para ti y tu familia.

C.

Extraído de «Correspondencia de Clamille Claudel», Editorial Síntesis

Ni seductoras ni arpías: eran fuertes, inteligentes y estrategas. La historia no contada 11
Ni seductoras ni arpías: eran fuertes, inteligentes y estrategas. La historia no contada 12

Entrevista a Alma Leonor, autora de «La Mentira y Mentirosos de la Historia«

– ¿Por qué decidiste escribir un libro así?

Este libro es la natural consecuencia de una serie de artículos que había escrito para la revista digital Anatomía de la Historia. Aunque en realidad, Siempre me ha fascinado lo fácil que resulta mentir o «disimular una verdad» en el relato histórico y el mucho crédito que solemos dar, en general, a los mentirosos y mentirosas con los que topamos, sobre todo hoy con las fake news en las redes sociales. Por cierto que este tipo de periodismo existe desde el siglo XIX, no es nuevo.

– ¿Qué mentiras te han sorprendido más?

Sorprender, sorprender, ninguna, visto lo visto lo fácil que resulta mentir. Pero me duele mucho la mentira política porque afecta a toda la sociedad, divide a la gente y trae consecuencias terribles para el futuro. La banalizacion con la que se trata este tipo de mentiras y lo interesadamente que se miente en política es un mal in crescendo…

– ¿Afectan más las mentiras históricas a los hombres o a las mujeres?

Sin ninguna duda a las mujeres. Además del escaso crédito q se ha dado a los logros femeninos de las mujeres a lo largo de la historia, es terrible constatar como Las mujeres han tenido que mentir para poder alcanzar logros como estudiar una carrera, escribir libros, ejercer la medicina e, incluso, luchar en una guerra, como también incluyo algún ejemplo en el libro.

– ¿Te gustaría destacar alguna mentira sobre Cleopatra, Mata Hari o Maria Magdalena?

Me gustaría destacar que las tres fueron juzgadas como mujeres, no tanto por sus actos. Y sobre Mata Hari, ya que es la mujer por la que se me menciona en ese artículo, es terrible que ni siquiera se sepa a día de hoy si verdaderamente ejerció como espía. Era una mujer muy fabuladora, se sabe que invento muchas cosas sobre su vida y que continuamente mentía para poder mantener el halo de misterio que tantos réditos le estaba proporcionando a su carrera artística. Pero sí fue o no espía no estaba claro y aún así fue jugada y ejecutada por ello.

Mujeres borradas de la historia de la ciencia

Os dejamos sólo algunos ejemplos gracias a estas maravillosas infografias de PICTOLINE:

Ni seductoras ni arpías: eran fuertes, inteligentes y estrategas. La historia no contada 13

Ni seductoras ni arpías: eran fuertes, inteligentes y estrategas. La historia no contada 14
Ni seductoras ni arpías: eran fuertes, inteligentes y estrategas. La historia no contada 15
Ni seductoras ni arpías: eran fuertes, inteligentes y estrategas. La historia no contada 16

Ayúdanos a escribir biografías de Mujeres con Valor

Uno de los principales retos de Mujeres con Valor es crear un repositorio de referentes femeninos realmente relevante, diverso y permanentemente actualizado. Por este motivo, crear una red de colaboración a la hora de escribir biografías es fundamental, ya que solo así podemos conseguir esta mirada diversa que nos lleve a conocer cuantas más mujeres y más diferentes mejor.

Para esto, resulta fundamental que la red de colaboración sea también diversa, ya que así conseguiremos una mirada más rica y llegaremos a nombres que seguro a nosotras solas se nos hubiesen escapado. Desde ya, gracias por ayudarnos a lograrlo.

Ni seductoras ni arpías: eran fuertes, inteligentes y estrategas. La historia no contada 17

Una respuesta a «Ni seductoras ni arpías: eran fuertes, inteligentes y estrategas. La historia no contada»

Los comentarios están cerrados.