9 lecciones sobre las emociones que Pixar nos enseña en 'Inside Out'

El pasado viernes 17 de julio se estrenó en España una de las películas más emocionantes de la Historia del cine: ‘Inside Out’ (Del Revés), la nueva y película de Pixar. La película es pura emoción. Tanto que, de hecho, sus protagonistas son literalmente las emociones. En el film se muestran unos seres diminutos que representan emociones y el lugar donde viven: la cabecita de la protagonista. La película ha recibido elogios de la crítica, y muchos críticos de cine han alabado su originalidad e ironía. Pero también ha recibido críticas en cuanto a su contenido. ¿Hasta qué punto es veraz el funcionamente de las emociones que protagonizan el film? En este artículo te desvelamos algunas grandes lecciones de la película así como algunos errores de la misma.

Spoiler Alert: Este artículo realiza algunas menciones específicas y explícitas sobre la película, si aún no la has visto quizás te pueda desvelar contenido de la misma.

Según informan desde Xataka hasta hace un par de siglos, la gente no tenía emociones. La primera aparición del término emoción en la lengua española se remonta al año 1604. Tal y como cuenta Thomas Dixon, no fue hasta finales del siglo XVIII cuando el término empieza a usarse en el sentido actual. Y hay que esperar hasta el siglo XIX para que las personas corrientes empezaran a tener emociones. Hasta ese momento, la gente de bien tenía pasiones o afectos. Y no eran simplemente formas distintas de llamar a lo mismo, eran cosas distintas (casi) por completo. Las emociones se inventaron después y son un ejemplo perfecto del impacto que puede tener la psicología en las personas. Como pasó con el inconsciente, las teorías psicológicas tienen un impacto real en la forma en que los seres humanos interpretamos nuestra ‘vida interior’.

Volviendo de nuevo a la película Inside Out, en la cabeza de la protagonista, Riley, se encuentran cinco emociones: Alegría, Tristeza, Ira, Miedo y Asco. Éstas forman un consejo de administración que va tomando decisiones con las que la niña se enfrenta a su vida. Para ser fiel en la medida de lo posible a lo que la ciencia ha averiguado sobre las emociones, el director del film, Pete Docter, solicitó la colaboración de dos científicos de la Universidad de California que trabajan cerca de la sede de Pixar en Emeryville, California. Dacher Keltner, de Berkeley y Paul Ekman, de San Francisco, quiénes adoptaron el rol de asesores científicos de la película.

rileys-emotions-inside-out

Fotograma de la película con las 5 emociones como protagonistas

A continuación os resumimos algunos aspectos que narra la película y que son fieles a la realidad, así como algunos de sus principales errores.

Principales errores de la película:

1. No existen solo 5 emociones: los propios asesores mencionan que hay algunos aspectos en los que el guión se impuso a lo que conoce la ciencia. Hay muchas más de cinco emociones, pero habría sido imposible contar una historia con tantos personajes. De hecho originalmente la película iba a tener una sexta emoción: lógica. Lógica iba a ser una de las emociones protagonistas del film, pero su presencia fue eliminada de la historia.

2. Existe más de una clasificación posible de las emociones: en la película se muestran 5 emociones básicas que se pueden combinar para obtener el resto de experiencias. Pero ésta no es la única clasificación posible. También podemos encontrar otras basadas en categorías u otros enfoques basados en dimensiones, como el enfoque bidimensional propone dos ejes: un eje de placer-malestar y otro de activación-relajación.

3. Las emociones no son unos “personajes” dentro de nuestra cabeza: aunque pueda parecer raro, durante mucho tiempo se pensaba que realmente había algo dentro de la cabeza que decidía por nosotros, un “pequeño hombrecillo” que, sin ir más lejos, decidiría a qué cosas debemos atender o qué cosas debemos hacer. Esta explicación no concuerda con la realidad, puesto que estos hombrecillos podrían tener a su vez otros hombrecillos que deicidieran por ellos convirtiéndose en el cuento de nunca acabar…

Los personajes de la película 'Inside Out' representan 5 emociones

Los personajes de la película ‘Inside Out’ representan 5 emociones

4. No solo el cerebro envía señales al resto del cuerpo: la visión completamente centrada en los hombrecillos obvia detalles del procesamiento emocional. No solo es el cerebro que ‘envía’ señales al resto del cuerpo, también las recibe y sus estados son alterados por estas señales.

5. No existe una “guerra” entre las emociones: las emociones no funcionan (ni metafóricamente) como en la película. Nuestra mente no es un campo de batalla entre unas emociones y otras. Y, de hecho, tampoco controlan nuestra vida. Aunque a veces lo parezca.

6. Nuestro comportamiento no se rige por unas emociones u otras: no podemos perder de vista que el comportamiento es un todo. Ni la motivación ni la emoción tienen vida propia: son modelos para ayudarnos a entender las cosas pero que no tienen significado último fuera de la interacción entre las personas y las circunstancias a las que se adaptan.

7. La memoria no es como un reproductor de vídeo: entre los defectos que se han señalado en la película se encuentra la idea de que se puede entender que los recuerdos son una especie de archivos que se recuperan y reproducen como un vídeo, siempre igual. Numerosos estudios, como los liderados por Elisabeth Loftus, de la Universidad de California en Irvine, han demostrado que la memoria es una herramienta poco fiable, que incluso se puede manipular y en la que se pueden insertar recuerdos de cosas que nunca sucedieron.

8. La tristeza no es un ‘lastre’ para una persona: en la película la tristeza es vista como un lastre, un personaje débil que Alegría, literalmente, tiene que arrastrar por la mente de Riley. De hecho, los estudios demuestran que la tristeza se asocia con la activación fisiológica elevada, activando el cuerpo para responder a la pérdida. Y en la película, La tristeza es desaliñada y desagradable. Más a menudo en la vida real, la tristeza de una persona ayuda a las personas a excederse de la comodidad y a la búsqueda de ayuda.

Finalmente existen algunas preguntas abiertas que la película no llega a transmitir del todo correctamente: ¿hasta qué punto la película transmite la idea de que no podemos hacer nada por controlar nuestra vida? ¿Hasta qué punto la película ayuda a consolidar ideas perniciosas sobre los trastornos emocionales? ¿Hasta qué punto la película olvida (¡desincentiva!) la capacidad de las personas para que sus vidas se guíen por sus valores o sus planes y no por sus estados de ánimo?

Principales aciertos de la película:

1. Las emociones existen y están ahí: el film puede ayudarnos a educar a nuestros niños mostrando de manera amena que las emociones existen y ‘están ahí’. Todas ellas.

2. Todas las emociones son importantes: todas las emociones son necesarias y buenas. Algo urgente en unos días en los que parece que la única emoción válida y deseable es la alegría. La presencia de la tristeza en nuestro bagaje emocional indica que debe ofrecer alguna ventaja evolutiva; igual que el miedo nos ayuda a huir del peligro, la ira nos incita a luchar y el disgusto nos hace rechazar cosas que nos podrían hacer daño.

3. Emociones específicas definen la identidad de una persona: la personalidad de Riley se define principalmente por la alegría, y esto es apropiado con lo que se conoce científicamente. Los estudios muestran que nuestra identidad se define por emociones específicas, que dan forma a la manera en la que percibimos el mundo, cómo nos expresamos y las respuestas que evocamos en otros.

Fotograma de la película 'Inside Out'

Fotograma de la película ‘Inside Out’

4. La importancia de la educación emocional: la película puede tener un impacto muy positivo entre los niños y niñas: puede ser una especie de psicoeducación que nos permita tomar contacto fácilmente con las emociones y hablar de ellas para mejorar su conocimiento, enseñanza e incluso regulación.

5. Las emociones son claves en la toma de decisiones: las emociones son elementos clave que organizan el pensamiento racional. Las emociones organizan – en lugar de interrumpir – el pensamiento racional. Tradicionalmente, en la historia del pensamiento occidental, la opinión predominante ha sido que las emociones son enemigas de la racionalidad y actúan como perturbadoras de las relaciones sociales de cooperación. Según reflejan en el diario El País Investigadores como Antonio Damasio, de la Universidad del Sur de California, han estudiado a personas con daños cerebrales que les impiden sentir emociones. Uno de los puntos en común de estos individuos era que, pese a ser capaces de analizar una situación y explicar lo que debían hacer para afrontarla, eran incapaces de tomar decisiones.

6. Las emociones modifican la memoria: sí se muestra el modo en que las emociones modifican las memorias, y se muestra a través de un personaje fundamental de la película: Tristeza. Cuando esta emoción protagonizada por una niña azul, a la que la carismática alegría tiene que arrastrar de un lado a otro como una carga, toca los recuerdos, estos se vuelven azules y más tristes. Linda Levine, colega de Loftus en Irvine, ha descubierto que cuando a una persona se le pide que recuerde algo en un momento en el que se siente avergonzado o irascible, esas emociones harán que el recuerdo se manifieste con más cualidades vergonzosas o que muevan a la ira. Los recuerdos son una recreación de lo vivido con un importante aderezo emocional.

7. La ira ayuda a la movilización y a la búsqueda la justicia: varios estudios demuestran que cuando estamos enfadados estamos muy en sintonía con lo que es injusto, lo que ayuda a animarnos a llevar a cabo acciones que remedien la injusticia. Otros estudios muestran que es la ira (más que un sentimiento de identidad política) la que mueve a colectivos sociales a protestar y remediar la injusticia.

Fotograma de la película 'Inside Out'

Fotograma de la película ‘Inside Out’

8. La tristeza es una emoción importante e útil: los investigadores mencionan que, en realidad, hay estudios que relacionan la tristeza con una mayor activación fisiológica que despierta al cuerpo para que la persona responda después de una pérdida. Además, existen estudios que han mostrado que un estado de ánimo más triste está relacionado con una mayor capacidad para memorizar y que se realizan más juicios erróneos cuando se está alegre.

9. La tristeza fomenta la acción y la unión, no la pasividad y el aislamiento: uno podría estar inclinado a pensar en la tristeza como un estado definido por la inacción, la pasividad y el aislamiento. Pero en la película, como en la vida real, la tristeza lleva a las personas a unirse en respuesta a la pérdida. Y hacia el final de la película, es la tristeza la que lleva Riley a reunirse con sus padres, a retomar el contacto y a las llamadas “explosiones vocales” que transmiten los profundos placeres de la reunión.

‘Inside Out’ ofrece al espectador un nuevo enfoque a la tristeza. Su idea central: el abrazo a la tristeza, deja que se desarrolle y participe pacientemente con las luchas emocionales de una preadolescente. La Tristeza aclarará lo que se ha perdido (la infancia) y mueve la familia hacia lo que se gana: los cimientos de nuevas identidades, para los niños y padres por igual.

¿Te gustó esta historia?
¡Con un "Like" podrás ver muchas más!