¿Cómo responden las personas emocionalmente inteligentes al sarcasmo? 1

¿Cómo responden las personas emocionalmente inteligentes al sarcasmo?

Las relaciones interpersonales se convierten en nuestra mayor fuente de satisfacción, o de conflictos, si no sabemos gestionarlas adecuadamente. A veces un comentario pasivo-agresivo puede hacer que perdamos los estribos, desencadenando un conflicto que nos hace perder el equilibrio emocional y no nos conduce a ninguna parte.

“La ironía es una tristeza que no puede llorar y sonríe”

Jacinto Benavente

¿Cómo usar el sarcasmo?

Hay personas que son sarcásticas por naturaleza, usan el sarcasmo como un estilo de comunicación, casi siempre con tono humorístico. Puedes detectarlas porque recurren al sarcasmo en diferentes situaciones e incluso lo usan con ellas mismas. Su objetivo no es menospreciar ni dañar a los demás.

También hay quienes usan el sarcasmo como un escudo, disfrazando de “broma” lo que no se atreven a decir directamente. En esos casos el sarcasmo puede ser hiriente y bastante desagradable. El motivo más usual por el que las personas recurren a este recurso es por un deseo de sobresalir aplastando a los demás. En su base casi siempre se esconde un problema de autoestima ya que, quien brilla con luz propia, no necesita apagar la luz de los demás.

¿Por qué es tan importante no perder el equilibrio emocional?

Un estudio muy interesante realizado en la Universidad Estatal de Michigan descubrió que la incivilidad se propaga. Estos investigadores apreciaron que cuando las personas eran objeto de comentarios sarcásticos, desperdiciaban gran parte de su energía mental intentando interpretar las intenciones de su interlocutor.

El motivo más usual por el que las personas recurren al sarcasmo es por un deseo de sobresalir aplastando a los demás.

Al final, esa fatiga mental les pasaba factura, por lo que tenían más dificultades para controlar sus impulsos y gestionar sus emociones. Como resultado, eran más propensas a devolver el ataque verbal ya que no tenían el autocontrol necesario para gestionar asertivamente su estado emocional.

Ejemplos de preguntas y respuestas ante el sarcasmo

En otras palabras, el sarcasmo puede hacer que la situación degenere rápidamente, si no somos capaces de lidiar con ese tipo de comentarios pasivo-agresivos sin perder los estribos. La buena noticia es que los psicólogos también han analizado cómo responden las personas emocionalmente inteligentes al sarcasmo, y podemos tomar nota de sus reacciones.

3 actitudes inteligentes para lidiar con el sarcasmo

1. No ceden el poder

Quien te enfada te controla. Enfadarse o irritarse ante un comentario sarcástico significa que le estamos dando el poder a nuestro interlocutor para controlar nuestras emociones y reacciones.

Las personas emocionalmente inteligentes no ceden el poder. Aprenden a responder en vez de limitarse a reaccionar. Para lograrlo recurren a diferentes técnicas, desde respirar profundamente para mantener la calma hasta intentar ponerse en el lugar de su interlocutor, reencuadrar sus primeros pensamientos o alejarse de la situación si es necesario.

2. Se mantienen fieles a sus valores

Las personas emocionalmente inteligentes tienen un gran autoconocimiento, por lo que son capaces de responder con autenticidad. Eso significa que se mantienen fieles a sus valores independientemente de la situación.

Por ejemplo, si piensan que los demás merecen ser tratados con respeto, no harán una excepción para atacar a alguien excusándose en el sarcasmo. Eligen lidiar con la situación desde una postura respetuosa. Esa decisión les permite mantener su paz interior. No importa cuánto les tienten, no se ponen al nivel de su interlocutor, transmitiendo con su comportamiento una gran lección de vida.

Las personas emocionalmente inteligentes no ceden el poder. Aprenden a responder en vez de limitarse a reaccionar.

3. Eligen qué batallas vale la pena luchar

“Nunca llegarás a destino si te paras a tirar piedras a cada perro que te ladre”, dijo Winston Churchill. Las personas emocionalmente inteligentes son conscientes de ello, por lo que eligen qué batallas vale la pena luchar.

No tienen miedo a las confrontaciones, pero son lo suficientemente inteligentes como para saber cuándo es mejor ahorrar energía e ignorar ciertos comentarios que solo tienen el objetivo de enfadarles. Estas personas no sienten la necesidad de “ganar” o tener la última palabra y cuando consideran que es necesario corregir, se comportan de manera asertiva, sin atacar a su interlocutor.

5 estrategias para lidiar con el sarcasmo sin perder tu equilibrio

1. Ignorar

Se trata de hacer caso omiso de la frase, como si la otra persona no la hubiera pronunciado, lo que vendría siendo: “a palabras necias, oídos sordos”. Así le demostrarás a tu interlocutor que no tiene la capacidad para enfadarte.

2. Bromear

El sentido del humor es un arma excelente para salir de situaciones sociales embarazosas, por lo que también se puede utilizar para lidiar con el sarcasmo. Si respondes con sentido del humor, tu interlocutor se lo pensará dos veces antes de volver a realizar un comentario sarcástico. Y de paso le demostrarás que tienes una autoestima a prueba de balas.

3. Señalar los motivos

Si alguien ha utilizado un comentario sarcástico delante de los demás para quedar mejor, puedes limitarte a señalar su motivo, preferentemente en forma de pregunta. Por ejemplo, puedes decirle: “¿Estás diciendo eso para intentar parecer más inteligente?”. Al desenmascarar sus intenciones le dejas claro que no debe repetirlo.

4. Pedir aclaraciones

Si no puedes obviar el sarcasmo, una forma sencilla para lidiar con ese comentario pasivo-agresivo consiste en pedir aclaraciones. Puedes preguntar: “¿Qué has querido decir?”. Lo usual es que la persona se corrija y dé marcha atrás.

5. Dejar clara tu posición

Puedes decir lo que piensas sin enfadarte, como por ejemplo: “Creo que ha sido un comentario desafortunado”. De esta manera mantienes tu integridad y, a la vez, le haces notar a tu interlocutor que no toleras ese tipo de comentarios.

Las personas emocionalmente inteligentes tienen un gran autoconocimiento, por lo que son capaces de responder con autenticidad.

4 respuestas a «¿Cómo responden las personas emocionalmente inteligentes al sarcasmo?»

  1. En mi lugar de trabajo existe una persona que es un supervisor de medio nivel, más trata a sus subalternos con un sarcasmo denigrante, ofensivo, cual aparte de ofender el intelecto ofende la posición de sus subalternos tratándolos de ignorantes.
    En verdad, se lo que sea de cada uno, él no es un gran pensante, es vulgar, pedante, prejuicioso y académicamente sin título.
    Dada la posición, la gente se ve obligada a tolerar sus faltas de respeto, más con sus iguales o superiores es un lame bota de primera. Se la da de jovial amable y con un gran sentido del humor.
    Parte de su rutina diaria es ridiculizar a los demás.
    Que hacer.

    1. si es tu superior y tal vez no se puede decirle
      pqe estas en contrato temporal
      acepta tu karma y evoluciona :
      ten compasion de él ya qe dices bien qe es un desgraciado bipolar y un cobarde qe ademas usa su posicion pa qe aun pidiendo qe le pongan en su sitio no sea posible

      esto te evitara el rencor y ser manipulado
      no es resignacion ni sumision ni masoquismo ni misticismo, (es inteligencia sentido comun y compasion),
      eso se cree el la mezquinda d alguns lesver que la generosidad es miedo…ya se dara cuenta..paciencia…
      Y / o sino la vida le pondra en su lugar
      …ante todo mucha calma…

  2. Buenas noches doctora:
    Muchas veces perdemos los estribos ante comentarios sarcásticos o agresivos. ¿Qué efectos pueden causar al interlocutor, al tratar de no darle importancia a su palabras; con el silencio?
    Muchas gracias!!

Deja una respuesta