muhimu.es

La vida no es un juego de azar. No es un casino donde invertir tus días. Es una obra de arte para contemplar y crear. Siente, ama, crea.

El Palacio de la Memoria: el método que te ayudará a recordarlo todo en solo 5 pasos 1

El Palacio de la Memoria: el método que te ayudará a recordarlo todo en solo 5 pasos

Actualizado el jueves, 7 diciembre, 2023

✅ Para saber más sobre cómo pensamiento crítico, te recomendamos los retos formativos de Diseño Social EN+


El arte de memorizar ha decaído desde la antigüedad, cuando recitar textos e historias era una habilidad vital respetada. Estos días nos basamos más en los libros y la tecnología para el almacenamiento de la información y una excelente memoria está a menudo asociados con los sabios. Sin embargo, al utilizar las técnicas adecuadas y poner en alguna práctica de tiempo, cualquier persona puede lograr extraordinarias memoria habilidades.

Quizás no lo sepas, pero hay muchas personas que desearían olvidar, aunque solo fuera los malos recuerdos. Esas personas sufren un trastorno mental llamado hipermnesia que hace que recuerden todo lo que han experimentado en su vida. Y cuando digo todo es todo: desde las primeras palabras que le dijo el amor de su vida hasta el color de la camiseta que llevó en su primer día de colegio.

Aunque pueda parecer un lujo, este trastorno es un calvario para los que lo padecen ya que, al contrario que el resto, estas personas jamás olvidaran los momentos dolorosos de sus vidas. Lo que las convierte en gente poco estable a nivel emocional. En el extremo opuesto encontramos personas que día a día trabajan para encontrar un método que les ayude a recordar. 

El Palacio de la Memoria: el método que te ayudará a recordarlo todo en solo 5 pasos 2
infografía sobre fallos de la memoria

Accede a una Masterclass Gratuita con Jim Kwik que transformará tu forma de pensar, aprender y vivir.

El Palacio de la Memoria: el método que te ayudará a recordarlo todo en solo 5 pasos 3
El Palacio de la Memoria: el método que te ayudará a recordarlo todo en solo 5 pasos 17

La técnica Palacio de la Memoria y las Confesiones de San Agustín

Pues están de suerte, ya se ha descubierto un método para ayudarles: el Palacio de la Memoria. Se trata de un método mnemotécnico basado en la facilidad que tenemos los seres humanos de recordar los lugares y emociones de nuestra vida. Esta nueva técnica busca que las ideas abstractas puedan alojarse en nuestra memoria a través de conexiones vinculadas a emociones y lugares. También llamado codificación elaborativa, consiste en relacionar la información de manera inconsciente hasta hacerla llegar a la memoria.

El Palacio de la Memoria es una técnica desarrollada por San Agustín en el siglo IV, que se basa en la idea de utilizar imágenes mentales para almacenar y recordar información. Esta técnica fue utilizada por San Agustín para escribir sus famosas Confesiones, que se consideran una de las obras más importantes de la cristiandad.

El Palacio de la Memoria es una poderosa herramienta para la memorización que se ha utilizado durante siglos y sigue siendo popular hoy en día. Implica crear imágenes mentales vívidas que están asociadas con información o conceptos específicos. Al hacer esto, permite que las personas recuerden esta información con mayor facilidad y precisión.

Las Confesiones de San Agustín demuestran cuán efectiva puede ser esta técnica cuando se aplica a la escritura. En su libro, utiliza imágenes vívidas y descripciones detalladas para crear escenas impactantes que capturan la atención del lector y lo ayudan a recordar los puntos clave de su obra.

Alejada del término científico, la técnica Palacio de la Memoria tiene su origen en las Confesiones de San Agustín, en la que a través de una metáfora se explica cómo funcionan nuestros recuerdos.

Pero, ¿cómo ponemos en funcionamiento este método? Para ello debemos activar nuestra memoria visual y espacial, un regalo producto de miles de años de evolución.

El Palacio de la Memoria: el método que te ayudará a recordarlo todo en solo 5 pasos 4
El Palacio de la Memoria: el método que te ayudará a recordarlo todo en solo 5 pasos 18

Resumen de las claves del palacio de la memoria

La técnica Memory Palace es una poderosa herramienta de memoria que ha sido utilizada por los campeones y eruditos de la memoria durante siglos. Es una forma simple pero efectiva de recordar grandes cantidades de información de forma rápida y precisa. La técnica implica visualizar la información que desea recordar en un palacio o edificio imaginario y luego asociarla con una habitación, objeto o ubicación específica en el palacio. Al hacer esto, puede recordar fácilmente la información cuando sea necesario. Esta técnica se puede utilizar para recordar hechos, cifras, nombres, fechas y otros tipos de datos. Con la práctica, puede usar esta técnica para mejorar su memoria y recordar información con facilidad.

Ahora que tiene una idea de cómo convertir ideas abstractas en formas memorables, necesita saber cómo almacenarlas correctamente y recuperarlas a voluntad. Aquí es donde entra en juego tu palacio de la memoria .

El palacio de la memoria, o el método de los loci , como lo llamaban los romanos, asigna a cada imagen un lugar determinado a lo largo de una ruta conocida o un lugar que se destaca en tu mente. Debido a que nuestros cerebros son particularmente hábiles para recordar ubicaciones, esta es una técnica muy efectiva.

Para utilizar el método de loci, puede elegir cualquier edificio o ruta con los que esté familiarizado. Tomemos, por ejemplo, el hogar de su infancia. Puede imaginarse pararse frente a él y luego abrir la puerta principal. Tal vez ingrese a la cocina, luego gire a la izquierda, y así sucesivamente.

La clave de este método es colocar mentalmente imágenes de las cosas que desea recordar en puntos específicos a lo largo de la ruta elegida o en una habitación en particular. Puede colocar mentalmente una barra de pan y una bolsa de tomates de su lista de compras en la mesa de su cocina. Luego, cuando necesite recuperar su lista de compras, simplemente camine por esta ruta y evoque las imágenes que colocó allí.

También puede utilizar lugares específicos en una habitación para almacenar información conectada o de un campo particular de especialización. Si está estudiando para varios cursos, por ejemplo, puede usar una sala para biología, una sala para historia, etc.

Por supuesto, también puede utilizar muchos palacios de memoria diferentes, como la ruta al trabajo o su paseo favorito por el lago. Siempre que conozcas la ruta o el lugar lo suficientemente bien como para recordarlo en detalle, te irá espléndidamente.

Los 5 pasos que debes seguir para poner en marcha el Palacio de la Memoria

El Palacio de la Memoria: el método que te ayudará a recordarlo todo en solo 5 pasos 5
El Palacio de la Memoria consiste en relacionar la información de manera inconsciente hasta hacerla llegar a la memoria

1. Piensa en un lugar que conozcas muy bien

Un truco que nunca falla es tu propia casa. Es algo que ves cada día, sino también puedes recurrir a algún recorrido que hagas a diario.

2. Crea una lista de todo aquello que necesitas memorizar

Para probar, usa la lista de la compra de esta semana o un párrafo que entre en tu próximo examen. Cualquier cosa será válida.

3. Visualiza símbolos o imágenes

Es importante que tengan importancia para ti. Pueden ser, por ejemplo, tus emoticonos favoritos.

4. Cada símbolo que elijas debes asociarlo a las palabras que necesites recordar

Deben de tener alguna conexión y sentido, una relación emocional que te lleve a ello.

5. Haz un ejercicio de creatividad

Para ello, piensa en tu casa o en el recorrido elegido y sitúa cada palabra o párrafo memorizado en una habitación distinta o en punto del recorrido. No debes hacerlo de manera aleatoria, sino con un sentido de asociación significativo.

Prueba este método infalible y, en cuanto le cojas el truco, memorizarás todo lo que te propongas en poco tiempo. Cuanto más lo uses, más recordarás.

El Palacio de la Memoria: el método que te ayudará a recordarlo todo en solo 5 pasos 6
Piensa en tu casa y sitúa cada palabra o párrafo memorizado en una habitación distinta, siempre con alguna relación

¡Cuéntanos tu experiencia con el Palacio de la Memoria!

El método de memorización de Jim Kwik

Cuando era niño, el autor, Jim Kwik, sufrió una lesión cerebral traumática. Lo dejó con una discapacidad de aprendizaje, lo que significó que, en la escuela, tuvo que trabajar mucho más duro que todos los demás niños. Además de eso, también fue acosado con frecuencia. Incluso una maestra lo etiquetó una vez como «el niño con el cerebro roto».

Durante años, el autor asumió que debido a su lesión tenía que esforzarse mucho en aprender. Pero en la universidad, Kwik se dio cuenta de que había una forma diferente. No necesitaba trabajar más duro, necesitaba aprender mejor. Los consejos que descubrió le permitieron aumentar su concentración, mejorar su memoria y comenzar a absorber información más rápido que nunca.

Al igual que el autor, es posible que usted también albergue creencias falsas sobre sí mismo. Estas claves le mostrarán que solo unos pocos cambios en su mentalidad, motivación y métodos pueden ayudarlo a volverse verdaderamente ilimitado.

Accede a una Masterclass Gratuita con Jim Kwik que transformará tu forma de pensar, aprender y vivir.

El Palacio de la Memoria: el método que te ayudará a recordarlo todo en solo 5 pasos 7
El Palacio de la Memoria: el método que te ayudará a recordarlo todo en solo 5 pasos 19
El Palacio de la Memoria: el método que te ayudará a recordarlo todo en solo 5 pasos 8
Jim Kwik ha sido mentor y entrenador mental tanto de famosos como de grandes empresarios. Este es su método de trabajo

La tecnología nos facilita la vida, pero puede estar obstaculizando nuestra capacidad de aprendizaje

¿La tecnología digital es buena o mala? La pregunta puede ser simple, pero la respuesta está lejos de ser sencilla. 

Por un lado, los teléfonos inteligentes y las tabletas pueden parecer liberadores. Después de todo, nos permiten «subcontratar» algunas de las funciones más simples de nuestro cerebro. Suena genial, ¿no? 

Bueno, quizás no. Algunos investigadores sienten que este hábito digital se está convirtiendo en un problema. Creen que obstaculiza nuestras capacidades cognitivas. Piense en cómo todos cambiamos constantemente entre tareas, desde trabajar hasta verificar notificaciones y enviar mensajes de texto. Un neurocientífico, Daniel J. Levitin, cree que este proceso hace que el cerebro queme rápidamente su combustible, dejándonos estresados ​​y agotados.

Tenemos acceso constante a una gran cantidad de información al alcance de la mano. ¡No es de extrañar entonces que los estudios indiquen que la persona promedio consume tres veces más información hoy que en la década de 1960!

Pero golpearnos con toda esta información no es necesariamente algo bueno. Esto se debe a que poder buscar datos siempre que los necesite hace que su memoria se atrofie. Se marchita, como un músculo infrautilizado. Por otro lado, obligarse a recordar información crea y fortalece recuerdos.

El uso excesivo de la tecnología también puede reducir su capacidad de pensar críticamente. Después de todo, no hay escasez de opiniones en Internet. Algunos dirían que es algo bueno: nos permite ver los problemas desde muchas perspectivas diferentes.

Pero la verdad es que la mayoría de nosotros no buscamos perspectivas variadas. En cambio, identificamos algunas fuentes con las que ya estamos de acuerdo y las usamos para reforzar nuestras creencias, por lo que esencialmente aceptamos las opiniones ya hechas de otras personas. Esto significa que nuestra capacidad de deducción y resolución de problemas comienza a debilitarse y perdemos la capacidad de pensar críticamente.

Por eso es más importante que nunca mantener tu cerebro en plena forma. ¿Cómo haces esto? Jim Kwik ofrece algunas sugerencias. Un consejo simple, especialmente pertinente para la era digital, es pasar 30 minutos cada día con todos sus dispositivos apagados. Puede usar este tiempo para relajarse, ser creativo y simplemente dejar que su mente divague. 

Pero, ¿qué pasa si pasa demasiado tiempo con sus dispositivos? ¿Te cambiará a ti y a tu cerebro para siempre? Bueno, tal vez no. Nuestros cerebros son resistentes y adaptables.

El Palacio de la Memoria: el método que te ayudará a recordarlo todo en solo 5 pasos 9
El Palacio de la Memoria: el método que te ayudará a recordarlo todo en solo 5 pasos 20

Aumenta tu productividad entrando en un estado de flujo y utilizando el poder de los pequeños pasos

¿Recuerda la última vez que estuvo tan concentrado en una actividad que perdió la noción del tiempo? Probablemente se encontraba en un estado de lo que los psicólogos llaman fluir. 

Cuando estamos en este estado, sentimos que la tarea que estamos completando es casi sin esfuerzo. Sentimos que estamos siendo desafiados, pero el desafío no es abrumador. Y tendemos a tener una sensación de comodidad y recompensa por lo que estamos haciendo. 

Quizás la mejor parte del flujo es que aumenta drásticamente nuestra productividad, ¡a veces hasta en un 500 por ciento! 

¿Cómo llegas a fluir? Todo comienza eliminando distracciones. No puede impulsar el flujo si revisa las redes sociales cada pocos minutos. En realidad, las investigaciones sugieren que, después de una interrupción, ¡puede llevar hasta 20 minutos volver a conectarse con una tarea! 

Por lo tanto, debe asegurarse de tener suficiente tiempo para completar la tarea. Planifique por lo menos 90 minutos, aunque dos horas es ideal. Y no ceda a la tentación de realizar múltiples tareas. Los científicos han descubierto que la multitarea te hace menos productivo.

El Palacio de la Memoria: el método que te ayudará a recordarlo todo en solo 5 pasos 10
El Palacio de la Memoria: el método que te ayudará a recordarlo todo en solo 5 pasos 21

Estar en flujo a menudo se siente muy bien. Pero, desafortunadamente, hay algunas tareas que realmente no se pueden realizar en este estado. La mayoría de las veces, son difíciles o simplemente no agradables. Entonces, ¿cómo te acercarías a ellos? Bueno, puedes usar una técnica diferente: pasos de bebé. 

Las tareas difíciles o tediosas pueden hacernos postergar las cosas. Pero la procrastinación tiene un gran costo psicológico. Una tarea incompleta crea tensión en tu cerebro. En pocas palabras, no puede dejar de pensar en ello hasta que el trabajo esté terminado. Y hay más: la dilación a menudo nos hace sentir culpables y avergonzados. ¿Adivina qué hace la gente para evitar estos sentimientos? ¡Procrastinan aún más! 

Pero puede aplastar su tendencia a procrastinar tomando pasos pequeños y simples para completar una tarea. 

Digamos que temes escribir un gran discurso. Bueno, podrías decirte a ti mismo que no necesitas escribir todo a la vez. Solo creará la nota clave. 

Y quién sabe, tal vez mientras lo está armando, puede encontrar que está en una buena racha y terminará haciendo más trabajo del que había planeado originalmente. 

Al dividir las tareas de esta manera, es mucho más probable que haga el trabajo.

El Palacio de la Memoria: el método que te ayudará a recordarlo todo en solo 5 pasos 11
El Palacio de la Memoria: el método que te ayudará a recordarlo todo en solo 5 pasos 22

Las técnicas de visualización ayudan a tu memoria y concentración

La concentración es como un músculo: cuanto más lo ejercitas, más fuerte se vuelve. 

Aquí hay una forma de inflarlo: imagina el objeto de tu enfoque como una bola de luz brillante. Si tiene una conversación, por ejemplo, esa conversación es la bola brillante. Cuando su atención comience a desviarse, vuelva a enfocar la luz brillante. Finge que no existe nada más.

Esto es lo que se conoce como técnica de visualización; y trucos como este ayudan a aumentar sus habilidades de concentración. También funcionan muy bien cuando necesitas memorizar cosas. 

Mucha gente piensa que tiene «buena memoria» o «mala memoria». Pero en cambio, es posible que desee pensar que tiene una memoria entrenada o, quizás, una no entrenada. Entonces, ¿cómo entrenas tu memoria? El mejor enfoque es aprender a asociar palabras, números o, de hecho, cualquier otra cosa que tenga que memorizar, con imágenes visuales.

¿Entonces, cómo funciona? Veamos un ejemplo. 

Considere estas palabras: boca de incendios, globo, batería, barril, tabla y diamante. Si le pidieran que memorizara esta lista de palabras, podría hacerlo repitiéndolas una y otra vez. Pero este método es ineficaz. En poco tiempo probablemente olvidará todo lo que aprendió.

En su lugar, intente crear una historia loca sobre las palabras. Puede imaginarse una boca de incendios que está siendo transportada al aire por globos. Pero los globos son reventados por baterías, y esas baterías se encuentran dentro de enormes barriles. Todo el artilugio, baterías dentro de barriles destinados a globos, se lanza al aire mediante una gran tabla, como un balancín. Y, finalmente, ese tablero está apuntalado por un enorme diamante. ¿Ves cuánto mejor están ahora cimentadas las palabras en tu mente? 

Un truco similar puede ayudarlo a prepararse para las presentaciones. Se llama método loci . Para usarlo, primero identifique los diez puntos clave de los que desea hablar. A continuación, imagine un lugar o una habitación que conozca bien y considere un camino a través de él. 

Ahora, asigne cada uno de sus puntos de conversación a un objeto o lugar diferente en la habitación; la lámpara de su dormitorio, por ejemplo, podría representar su nota clave. Finalmente, practique su presentación, utilizando el recorrido de sus ubicaciones, o loci, como guía.

Con una memoria bien entrenada, estará bien encaminado para aprender un nuevo idioma, dar excelentes presentaciones o simplemente convertirse en un experto experto.

El Palacio de la Memoria: el método que te ayudará a recordarlo todo en solo 5 pasos 12
El Palacio de la Memoria: el método que te ayudará a recordarlo todo en solo 5 pasos 23

Nuestra capacidad de memoria no es fija

¿Alguna vez ha conocido a alguien con una habilidad especial para recordar nombres o hechos y pensó: «¿Por qué no puedo hacer eso?» Bueno, cualquiera puede mejorar su memoria. Todo lo que necesita hacer es aprender a usar la capacidad de su memoria correctamente; está lejos de ser un talento que tenga o no tenga.

Una forma de hacerlo es practicando el método del bucle fonológico , donde repite las cosas que necesita recordar para sí mismo. Este método fue demostrado en un experimento clásico por el psicólogo KA Ericsson y su colega Bill Chase, quienes presentaron a un estudiante de pregrado conocido como SF con dígitos que tuvo que repetirles.

Al principio, SF podía retener alrededor de siete ítems en su ciclo fonológico, lo que se considera un resultado promedio. Sin embargo, después de practicar esta prueba durante 250 horas, SF pudo expandir su memoria en un factor de 10.

Aparte del método del bucle fonológico, también puede mejorar su memoria en un campo en particular convirtiéndose en un experto en esa área. En la década de 1920, los científicos probaron a jugadores de ajedrez de clase mundial en sus habilidades cognitivas generales, como la memoria. Descubrieron que aunque los jugadores expertos eran mucho mejores en ajedrez que los jugadores promedio, no se desempeñaban significativamente mejor en ninguna de las pruebas generales.

Más tarde, en la década de 1940, sin embargo, un psicólogo holandés descubrió que los ajedrecistas expertos tienen una llamada «memoria de ajedrez», lo que les permite ver el tablero de ajedrez de manera diferente a los jugadores menos experimentados. Es decir, se centran en los puntos del tablero que son más relevantes y, en lugar de percibir el tablero como 32 piezas, ven algunas piezas más grandes del tablero.

Aunque su memoria general siguió siendo la misma, al volverse hábiles en el ajedrez, su memoria del juego se desarrolló enormemente.

Cambiar la forma en que almacena la información en su cerebro

¿Eres bueno recordando números? ¿Podrías recitar los números 1224200001012001 después de leerlos solo una vez? Probablemente no. La mayoría de nosotros solo podemos recordar de cinco a nueve datos a la vez.

Pero, ¿qué pasa si divide estos números en estas fechas: 24/12/2000 y 01/01/2001? La información permanece igual, pero de repente es mucho más fácil de recordar. Esto se conoce como fragmentación . Fragmentar significa combinar información en partes más grandes que son más fáciles de recordar.

Por ejemplo, trate de recordar las 22 letras CABEZAHOMBROSRODILLASPIES. Se vuelve mucho más fácil si intenta recordarlo como CABEZA, HOMBROS, RODILLAS, PIES, ya que convierte 22 piezas de información en solo cuatro partes. Aún mejor, si conoce la canción para niños “Cabezas, hombros, rodillas y dedos de los pies”, puede memorizar la información como un solo fragmento.

Otra forma de mejorar la capacidad de la memoria es mediante el uso de codificación elaborada , que implica hacer que la información sea lo más vívida posible. A medida que nuestro cerebro se desarrolló a lo largo de la evolución, no necesitábamos recordar hechos abstractos, sino más bien la información de nuestros sentidos para ayudarnos. Recordar cosas como el olor de las plantas que eran venenosas o las pistas visuales que nos mostraban el camino a casa eran de suma importancia para nosotros.

Entonces, podemos aprovechar la forma en que nuestros cerebros están preprogramados empleando nuestros sentidos e imaginando las cosas que queremos recordar de la manera más vívida posible.

Digamos que quiere recordar una lista de compras de encurtidos, requesón y salmón. Para usar una codificación elaborada para su lista, podría imaginar un vaso de pepinillos en su mesita de noche junto a una tina de requesón maloliente en el que un hombre o una mujer apuesto se baña con un salmón. De esta manera, es mucho más probable que recuerde los elementos.

El Palacio de la Memoria: el método que te ayudará a recordarlo todo en solo 5 pasos 13
El Palacio de la Memoria: el método que te ayudará a recordarlo todo en solo 5 pasos 24

Recordamos cosas inconscientemente

¿Alguna vez te has preguntado cómo sería una vida sin recuerdos? Considere el famoso caso de un amnésico conocido como EP, que se convirtió en amnésico después de que un virus dañara los lóbulos temporales mediales de su cerebro, una parte que es vital para la memoria.

Pero a pesar de que EP no puede aprender nueva información para recordar más tarde, la investigación muestra que puede inconscientemente. El psicólogo Larry Squire le mostró a EP (junto con otros pacientes) una lista de 24 palabras para memorizar. A los pocos minutos, EP no pudo recordar ninguna de las palabras. De hecho, incluso se olvidó del ejercicio.

Luego, EP se sentó frente a un monitor de computadora donde se mostraban 48 palabras en la pantalla durante 25 milisegundos cada una, para que el ojo pudiera captar algunas, pero no todas. La mitad de las palabras eran nuevas y la otra mitad estaba en la lista que EP había visto antes. Luego se le pidió que leyera las palabras en voz alta, después de que aparecieran en la pantalla. Sorprendentemente, EP recordaba mucho mejor las palabras que había visto anteriormente en la lista, incluso sin recordarlas conscientemente. Las palabras le habían dejado huella sin que él se diera cuenta.

Esta capacidad de recordar cosas tanto consciente como inconscientemente existe en realidad en todos nosotros. Piense en nadar o andar en bicicleta: no recordamos conscientemente cómo hacer estas cosas mientras las hacemos, sin embargo, están almacenadas en nuestra memoria inconsciente. Estos recuerdos se denominan recuerdos no declarativos o recuerdos que existen en algún lugar de nuestro cerebro pero que no podemos recordarlos a voluntad. También tenemos recuerdos declarativos, o recuerdos que tenemos que pensar activamente y recordar de nuestra memoria, como el color de nuestro coche.

Para tener una memoria de trabajo adecuada, necesitamos poder utilizar nuestras memorias declarativas y no declarativas.

La memoria era una habilidad importante en el mundo antiguo

Muchos de nosotros odiamos aprender hechos de memoria en la escuela; todo parecía tan inútil. Esto es especialmente cierto hoy en día, cuando simplemente podemos buscar lo que necesitamos saber en línea. En épocas anteriores, sin embargo, recordar grandes cantidades de información era una habilidad importante.

De hecho, los profesionales de la memorización han existido a lo largo de la historia como portadores de la tradición oral mundial. Donde el lenguaje escrito era limitado, su tarea era recordar para transmitir conocimientos y compartir el patrimonio cultural.

Por ejemplo, en la antigua Grecia, juglares y bardos contaban mitos de los dioses. Los cuentos clásicos como la Odisea de Homero se transmitieron de esta manera antes de que se registraran en texto.

Los antiguos conocían muchos métodos para expandir la memoria, como la codificación elaborativa. Sabemos esto porque fueron registrados en el libro de texto de retórica latina de autor anónimo Rhetorica ad Herennium , escrito aproximadamente entre el 86 y el 82 a. C. Las técnicas que se encuentran dentro eran tan conocidas que, en su propio trabajo sobre el arte de la memoria, el famoso orador y senador romano Cicerón dijo que no necesitaba desperdiciar tinta describiéndolas nuevamente.

En estos tiempos antes de la producción masiva de libros, una memoria precisa era vital. De hecho, las grandes figuras de la época también se describían a menudo como personas de gran memoria. El autor romano Plinio el Viejo señaló recuerdos excepcionales en su enciclopedia del siglo primero. Una de esas celebridades de la memoria fue el enviado del rey Pirro, Cineas, quien era conocido por recordar todos los nombres de los miembros del senado y el título de caballero en Roma el día después de su llegada. El rey Ciro de Persia también fue recordado por conocer los nombres de todos los soldados que combatían en su ejército.

Con base en estos ejemplos, queda claro cuán importante era el arte de recordar en las culturas antiguas. Entonces, ¿qué cambió?

Accede a una Masterclass Gratuita con Jim Kwik que transformará tu forma de pensar, aprender y vivir.

El Palacio de la Memoria: el método que te ayudará a recordarlo todo en solo 5 pasos 14
El Palacio de la Memoria: el método que te ayudará a recordarlo todo en solo 5 pasos 25

La memoria se volvió menos importante una vez que se inventó la imprenta

Entonces, ¿por qué la memoria humana es tan pobre hoy en día? Bueno, el declive en la importancia de la memoria en realidad está relacionado con la lectura y el libro.

Antes del libro moderno había escrituras. Sin embargo, estos fueron vistos como un recordatorio de hechos que el lector ya conocía. Tampoco eran tan amigables a la vista: antes del 200 a. C., las escrituras ni siquiera contenían puntuación y las palabras corrían juntas en un torrente de letras mayúsculas sin espacios. Si no se conociera el contenido de memoria, un formato como este habría resultado casi imposible de usar.

No es que importara: en esta época, la lectura estaba tan mal vista que incluso filósofos famosos como Sócrates se opusieron a aprender a escribir. Creía que fomentaría el olvido y conduciría al declive intelectual y moral.

Pero en 1440 todo cambió: Johannes Gutenberg inventó la imprenta.
Con la imprenta, la cantidad de libros aumentó a medida que el costo y la velocidad de producción de un libro se desplomaron, lo que permitió que incluso aquellos que no eran ricos pudieran pagar una biblioteca pequeña. La lectura creció en popularidad y, al hacerlo, el arte de la memoria decayó. Gracias a los libros, la gente no necesitaba recordar hechos y argumentos; en efecto, podrían almacenarlos en las páginas de un libro. Ahora, dependemos cada vez más del almacenamiento externo, como libros, Internet y teléfonos inteligentes.

Pero aunque dependemos en gran medida del almacenamiento externo, muchos de nosotros no estamos contentos con el hecho de que parece que no podemos recordar, creando un círculo vicioso de grabación y olvido.

Las escuelas no enseñan técnicas de memoria adecuadas

¿Por qué deberíamos aprender a mejorar nuestra memoria si tenemos libros y teléfonos inteligentes al alcance en todo momento? Fácil: porque tu memoria puede ayudarte a lograr más.

Tomemos como ejemplo a los estudiantes del profesor de historia Raemon Matthews. Matthews enseña en una escuela secundaria del sur del Bronx donde el nivel socioeconómico promedio de los estudiantes es bajo y la tasa de deserción es alta. Cada año, selecciona a un grupo de estudiantes que él llama el «Décimo Talentoso», les enseña técnicas de memoria y los inscribe en el Campeonato de Memoria de Estados Unidos.

Como resultado, no solo mejoran su memoria, sino que también les va mejor en la escuela. De hecho, todos y cada uno de los Décimos Talentosos aprobaron su examen final en los últimos cuatro años y el 85 por ciento de ellos obtuvieron un puntaje de 90 (sobre 100) o más.

Pero los Talentosos Décimo son una excepción. Cuando la mayoría de los niños aprenden información en la escuela, se les enseña a utilizar la memorización de memoria, lo que en realidad puede empeorar su capacidad para almacenar datos.

Para un estudio, el psicólogo William James pasó más de dos horas diarias durante ocho días consecutivos memorizando las primeras 158 líneas del poema Satyr de Victor Hugo . En promedio, James memorizó una línea en 50 segundos. Luego, una vez que estableció esta línea de base, se dispuso a memorizar El paraíso perdido de John Milton . Sin embargo, esta vez tomó un promedio de 57 segundos por línea.

Resulta que practicar la memorización de memoria con el primer poema en realidad debilitó su capacidad para memorizar el segundo texto. La memorización de memoria simplemente no es suficiente.

Para desarrollar nuestra memoria y facilitar los logros educativos, necesitamos aprender las técnicas adecuadas. 

El Palacio de la Memoria: el método que te ayudará a recordarlo todo en solo 5 pasos 15
El Palacio de la Memoria: el método que te ayudará a recordarlo todo en solo 5 pasos 26

Utilice imágenes o emociones para recordar textos extensos

¿Alguna vez has acampado bajo las estrellas con una cita y todo lo que faltaba era un Shakespeare bien recitado? Bueno, incluso si la poesía no es lo tuyo, recordar poemas o discursos famosos puede ser impresionante para cierto tipo de romántico.

Pero, ¿cómo puedes memorizar un texto tan complicado?

Para recordar pasajes completos, puede inventar su propio “alfabeto” de imágenes, como lo hizo Gunther Karsten, el famoso artista alemán de la memoria. El desafío de recordar la poesía radica en su carácter abstracto, por lo que Karsten generalmente visualiza una palabra o juego de palabras que suena similar en su lugar. Para la palabra «y», Karsten usa un círculo (porque «und» suena similar a «rund» en alemán) y cuando el texto tiene un punto, se imagina clavando un clavo en este lugar.

La técnica de Karsten funciona especialmente bien con imágenes o juegos de palabras que son sexuales o divertidos, ya que estos son los tipos de imágenes que nuestro cerebro recuerda mejor. Por ejemplo, si necesita recordar la palabra “mejor”, podría imaginarse los mejores senos rebotando que jamás haya visto.

Asignar emociones para recordar poemas o prosa es otro método utilizado por los atletas mentales: personas que usan su memoria para competir en eventos como el Campeonato de Memoria de EE. UU.

La atleta mental austriaca Corinna Draschl, por ejemplo, divide los poemas en pequeños fragmentos y asigna una serie de emociones a cada segmento corto. En lugar de imágenes, utiliza sentimientos para hacer las palabras menos abstractas y vincula las distintas partes del poema en un flujo continuo de emoción, que es más fácil de recordar que las palabras abstractas. Un pasaje sobre la primavera que podría asociar con sentimientos de enamoramiento, mientras que simplemente podría asignar versos con un sentimiento de intensa ira al invierno.

El Palacio de la Memoria: el método que te ayudará a recordarlo todo en solo 5 pasos 16
El Palacio de la Memoria: el método que te ayudará a recordarlo todo en solo 5 pasos 27

Deja una respuesta