La nueva locura: alquilar amigos falsos para posar contigo en instagram o salir de fiesta

El “postureo” ha llegado a colarse en cada resquicio de nuestra sociedad hiperconectada. Creíamos que al conocer el postureo espiritual habíamos tocado fondo pero seguimos avanzando hacia lugares aún más peligrosos: fingir que tienes amigos alquilándolos por horas.

Aristóteles consideraba las relaciones de amistad como las más nobles y libres que podía tener el ser humano, puesto que implicaba una entrega sincera y voluntaria a los demás y sacaba lo mejor de nosotros. Aportaba alegría a la vida. Era lo más cercano a ser poseído por Eros. Sin embargo, parece que quién está reinando aquí es el “ego” o el narcisismo ya que en lugar de trabajar nuestras relaciones humanas y nuestra empatía, muchos jóvenes prefieren pagan por aparentar ser valorados por otros.

Hay gente que no quiere cultivar amistades verdaderas pero que no quiere aparecer solo en redes sociales. ¿La última solución? Contratar amigos a través de Internet y presumir de tener amigos y disfrutar junto a ellos en redes sociales. Al igual que elegir un destino perfecto para una gran fotografía, ahora también puedes alquilar esos amigos con la estética adecuada.

Aplicaciones para buscar amigos falsos

Si las aplicaciones para buscar pareja ya son una realidad que convive con nuestra forma de relacionarnos, estas apps van un paso aún más allá. Su objetivo es buscar a gente para realizar todo tipo de actividades: desde irte de fiesta a pasear por un parque o incluso irte de vacaciones con ellos.

Nadie quiere sentirse solo y podría llegar a tener cierto sentido sino fuera porque sustituimos nuestro instinto natural de socializar con un sucedáneo rápido de amistad que además, en muchos casos usamos para presumir en redes de una vida que no tenemos.

Es lo que conceden webs y apps como Rent a friend, Bla Bla Friend, Rent a local friend y Ameego, conocida esta última aplicación como el “Uber de los amigos” y que te ayuda a alquilar amigos en cualquier ciudad en la que te encuentres.

Puedes fingir tener amigos… o fingir tener pareja contratando a tu novio o novia falsa para aparecer junto a ella en redes sociales.

“Con Uber se puede alquilar un coche; con Airbnb, una casa y con Ameego, una persona para que sea un acompañante en el viaje que se decida realizar”, resume el estadounidense Clay Kohut, creador de la aplicación, gratuita tanto para iOS como Android.

Desde 10 a 50 euros a la hora

Y no es una locura japonesa o americana. También a irrumpido con fuerza en la sociedad latina. Rentafriend, por ejemplo, está disponible en México, Chile y más de 50 ciudades españolas. Puedes alquilar un nuevo mejor amigo por entre 10 y 50 euros la hora. A esto hay que sumar otros 20 por inscribirte y 20 más por mensualidad.

BlaBlaFriend se promociona así: “Alquile un amigo para asistir a un evento social, acompañarte a una boda o ir a una fiesta. Contrata a alguien para presentarte a nuevas personas o a alguien con quien ir al cine o a un restaurante. Contrata un amigo para que te muestre una nueva ciudad, te enseñe una nueva habilidad/afición, o simplemente alguien para hacerte compañía“.

Contratar una familia al completo

Si la idea de alquilar un amigo es una locura, vayamos un pasito más lejos: alquilar una familia completa. No es broma ni ficción, también puedes hacerlo mediante webs como Family Romance. En Japón ya triunfan este tipo de tipo de iniciativas hasta el punto de inspirar películas como Family Romance LLC en la que se analiza la práctica generalizada nipona de alquilar parientes para que se hagan pasar por un miembro de la familia.

En páginas web como Cuddle up to me, People Walker o The Snuggery puedes encontrar cualquier locura que imagines. Se utiliza para llevar a las mujeres al altar en el día de su boda, para asistir a un evento público, simplemente charlar o incluso un posado rápido para subir instagram u otras redes sociales.

El precio del servicio por estos actores es de unos 60 euros por dos horas de sesión de fotos. Si quieres que te acompañen a una boda, el coste puede llegar a los 250 euros.

¿Aún no te has llevado las manos a la cabeza? Pues sigamos un poco más: la tendencia llega hasta el límite de alquilar personas para que te den un consejo maternal, o un abrazo desde sólo dos euros. Atrás queda eso del “Free Hugs” pero también lo hará lo de “los amigos de verdad”.


Publicamos noticias de reflexión que hacen de este mundo un lugar mejor ¡Ayúdanos compartiendo esta noticia en tus redes sociales!
Muhimu es un espacio virtual que busca acceder a nuestro lado más humano. Pero TE NECESITAMOS. Comparte nuestras noticias en tu muro :)