La independencia está de moda pero nos ha vuelto infelices. Nos lo cuenta "La teoría sueca del amor"

Desde hace años, yo también creía estar sola era la mayor libertad. Pero también me equivocaba.

La polémica está servida gracias a la película documental La teoría sueca del amor del cineasta Erik Gandini. Una propuesta que muestra la herida abierta que ha supuesto para Suecia alcanzar su ideal de independencia. En ella nos muestra los inesperados e infelices resultados de este viaje pero a la vez revela interesantes descubrimientos sobre la vida y la felicidad.

Los datos de este país escandinavo son muy desoladores: uno de cada dos suecos vive solo y uno de cada cuatro muere solo.

“El tópico define a Suecia como un modelo de sociedad avanzada con una elevada calidad de vida. Pero, ¿es realmente un país feliz? ¿Es posible que la población más autónoma e independiente del mundo esté insatisfecha?

Sin la necesidad de pedir ayuda o favores, el contacto humano queda reducido a la mínima expresión. Cada vez hay más madres solteras que tienen hijos a través de la inseminación artificial. El número de gente que muere sola aumenta año tras año. ¿Merece la pena asumir el aislamiento y la soledad para tener una vida autónoma e independiente?

El iconoclasta director Erik Gandini explora el estilo de vida sueco con sentido del humor, reflexionando sobre cómo una vida segura y fácil puede convertirse en una existencia vacía y solitaria”

Pero, ¿cómo han llegado a esta terrible situación? El sueño de la búsqueda de independencia comenzó en 1972 mediante un manifiesto político La familia del futuro: una política socialista para la familia,  con el cual se pretendían establecer las directrices de la política estatal en relación al concepto tradicional de familia, y en el que se establecía que “toda relación humana verdadera se tiene que sustentar en el principio de independencia entre las personas”.

La independencia está de moda pero nos ha vuelto infelices. Nos lo cuenta "La teoría sueca del amor" 3

Después de más de 40 años de su puesta en marcha, se ha conseguido. Pero, los resultados no han sido los esperados. Gandini aprovecha para darle un sentido del humor muy especial, un poco de cinismo y una narrativa poco habitual.

“No es verdad que la felicidad signifique una vida libre de problemas. Una vida feliz implica tener que superar los problemas (…) Hacer frente a los retos, lo intentas y te esfuerzas. Y entonces llegas al momento de felicidad cuando ves que has podido controlar los retos del destino. Y es justamente esto: la felicidad de haber superado las dificultades (…) lo que se pierde cuando crecen las comodidades”, así concluye este documental de la mano del sociólogo polaco Zygmunt Bauman.

Publicamos noticias de reflexión que hacen de este mundo un lugar mejor Pero TE NECESITAMOS ¡Ayúdanos compartiendo esta noticia entre tus amigos y tus redes sociales!