muhimu.es

La vida no es un juego de azar. No es un casino donde invertir tus días. Es una obra de arte para contemplar y crear. Siente, ama, crea.

ondas cerebrales amigas

Descubre quiénes son tus amigos «en la onda»: cómo compartes ondas cerebrales con tus mejores amigos

Merece ser compartido:

Actualizado el Sunday, 25 December, 2022

Dicen que “dios los crea y ellos se juntan” y la ciencia ha demostrado que, en efecto, esta máxima es real (al menos la parte de juntarse). Un estudio científico ha demostrado que los amigos están, literalmente, en la misma onda. Vamos, que tus ondas cerebrales y la de tus amigos del alma son iguales.

Si alguna vez has conectado con alguna persona de manera inexplicable. Si tienes amigos sin los que no te imaginas tu vida, sin duda este es el motivo.

Descubre quiénes son tus amigos «en la onda»: cómo compartes ondas cerebrales con tus mejores amigos 1
Los mejores amigos comparten ondas cerebrales

¿Qué dice este estudio de tu mejor amigo y de ti?

Un grupo de investigadores de UCLA, dirigidos por la psicóloga Carolyn Parkinson, han publicado un estudio en la revista Nature Communications sobre la manera en que funcionan los cerebros de las personas que están muy unidas. Para ello, entrevistaron a 279 estudiantes de posgrado y les preguntaron sobre sus amistades entre los participantes. Finalmente, escogieron a 42 de los estudiantes y los metieron en una máquina de resonancia magnética. Una vez dentro, les enseñaron una serie de catorce vídeos, exactamente en el mismo orden.

Mientras miraban los vídeos, escanearon la actividad de sus cerebros para, más tarde, predecir quiénes eran amigos y quiénes era simples compañeros de clase. El concepto de amigo fue definido como “alguien con quien saldrían a tomar una copa o una comida, a ver una película u otras actividades sociales informales”.

Descubre quiénes son tus amigos «en la onda»: cómo compartes ondas cerebrales con tus mejores amigos 2
Las respuestas dadas por los amigos se parecían mucho más que las del resto

Los resultados de la investigación

El escáner registró las respuestas de 80 regiones separadas de los cerebros de los participantes. Después, los investigadores compararon las respuestas de cada alumno con las de los demás estudiantes. Los 42 se podrían agrupar en parejas de 861 formas distintas, pero algunos de esas parejas eran amigos y otros no.

Eso sí, las respuestas de las parejas de amigos se parecían mucho más a las del resto. Cuanto más similar fueron las repuestas, más cercanos eran las dos personas que las ofrecieron.

Los amigos comparten ondas cerebrales

El resultado del estudio lo deja claro: los cerebros de los buenos amigos son muy similares, sobre todo en lo referido a cómo perciben el mundo que los rodea.

“Las personas tienden a ser amigas de quienes ven el mundo de manera similar”, concluyen los investigadores.

Aprenda a construir relaciones excepcionales

Las relaciones existen en un continuo. Por un lado, tienes contacto sin ninguna conexión real. En el medio, se siente conectado pero puede desear más cercanía. Y en el otro extremo, tienes una conexión completa; te sientes visto, apoyado y aceptado por lo que realmente eres, no por la versión de Instagram de ti mismo. 

Este es el ámbito de las relaciones excepcionales. . . y no tienen por qué ser la excepción.

Estos consejos exploran las características de las relaciones excepcionales, que se enseñan en el popular curso de Stanford MBA Interpersonal Dynamics. Muestran cómo cultivar las competencias conductuales básicas, dominar sus emociones y participar de manera productiva en los conflictos. Al comprometerse a aprender sobre usted mismo y los demás, puede ir más allá de la superficialidad para desarrollar conexiones verdaderamente significativas.

Connect , es un libro escrito por por David Bradford y Carole Robin que sienta las bases para relaciones excepcionales. Basándose en la investigación de las ciencias sociales y la experiencia personal de los autores, comparte comportamientos básicos y consejos prácticos para cultivar conexiones significativas, lo que conduce a la realización personal y al éxito profesional.

Construir una relación excepcional no es fácil, pero la recompensa es enorme. Si bien no requerirá literalmente sangre, sudor y lágrimas (bueno, tal vez algunas lágrimas), la incomodidad y el conflicto son inevitables. Promover la auto-revelación honesta en ambos lados fomentando competencias clave como la autoconciencia, la vulnerabilidad y la empatía. Utilice el modelo de retroalimentación para resolver problemas delicados, haciendo que la relación sea aún más fuerte que antes. En última instancia, con perseverancia, se encontrará en un ciclo de aprendizaje y crecimiento que se refuerza positivamente, lo que le permitirá no solo conectarse profundamente con otros seres humanos, sino también disfrutar de la libertad de ser el mejor y más pleno de usted .

Descubre quiénes son tus amigos «en la onda»: cómo compartes ondas cerebrales con tus mejores amigos 3
Descubre quiénes son tus amigos «en la onda»: cómo compartes ondas cerebrales con tus mejores amigos 8

Las relaciones excepcionales requieren una mentalidad de crecimiento y trabajo duro

Piense en las relaciones en su vida: sus vínculos con amigos y colegas, familiares y parejas románticas. Tal vez no esté seguro de si son material “excepcional”, pero le gustaría que pasaran de lo informal a lo personal, de lo competitivo a lo colaborativo o simplemente de lo disfuncional a lo funcional.

Los autores han dedicado sus carreras a enseñar a miles de estudiantes y clientes cómo construir y mantener relaciones sólidas en una variedad de entornos. El papel del conocimiento interpersonal puede variar desde aumentar el bienestar en su vida personal hasta ser fundamental para el éxito profesional.

No podrá, no necesitará y no podrá desarrollar una relación excepcional con todo el mundo; estas conexiones más profundas y auténticas exigen tiempo y esfuerzo. Eso no es para descartar las relaciones menos intensas, que brindan otras cosas que necesitamos y anhelamos, como estimulación intelectual, interacción social y diversión. Pero, como señalan los autores, no todos los postres pueden ser un soufflé de chocolate.

Los siguientes consejos destacan los seis sellos distintivos de las relaciones excepcionales, así como las competencias y comportamientos necesarios para lograrlas. Tenga en cuenta que las relaciones excepcionales no son un estado final. Al igual que los organismos vivos que respiran, cambian y se desarrollan constantemente y, como tales, necesitan mucho cariño.

La clave para construir y mantener sus relaciones radica en aprender a aprender o adoptar una mentalidad de crecimiento. Esto implica perfeccionar varias características de comportamiento. La primera es dejar de lado la idea de que usted es quien mejor sabe. En segundo lugar, esté dispuesto a probar cosas nuevas y arriesgarse a cometer errores. En tercer lugar, acepte los errores como oportunidades de aprendizaje en lugar de una razón para avergonzarse o darse por vencido. 

Tenga en cuenta que es posible que sus esfuerzos no siempre produzcan el objetivo deseado. Se necesitan dos para bailar el tango, y si la otra persona no está lista, o no quiere, conocerte a tu nivel, la relación no progresará. Dicho esto, sus esfuerzos están destinados a fallar si no se esfuerza. Debe adoptar una postura activa y poner en práctica lo que aprende; hacer lo ayudará a personalizar las lecciones y aprovechar al máximo su beneficio.

Entonces, antes de comenzar, elija de cuatro a cinco relaciones que le gustaría profundizar. A medida que avanzamos, pregúntese cómo se relaciona el contenido de cada consejo con esas relaciones. Lleve un diario para documentar sus pensamientos y procesos: las experiencias rinden más cuando reflexiona y trata de comprenderlas. 

¡Buena suerte!

Descubre quiénes son tus amigos «en la onda»: cómo compartes ondas cerebrales con tus mejores amigos 4
Descubre quiénes son tus amigos «en la onda»: cómo compartes ondas cerebrales con tus mejores amigos 9

Cuando se trata de autorrevelación, más suele ser más

Mantener frentes falsos puede resultar agotador; detrás de nuestras fachadas de “aplastarlo” en las redes sociales, a menudo estamos muy ansiosos.

Nadie quiere ser juzgado o parecer débil. Pero la cuestión es que editar y dar un giro a quiénes somos en realidad no solo nos quita nuestra capacidad de ser auténticos, sino que también lleva a otros a fabricar sus propias historias sobre nosotros. Volveremos a esto en el próximo consejo.

Ser auténtico no significa que tengas que revelar todo sobre ti a todos. Significa compartir, genuina y totalmente, las partes que son importantes para una relación específica. La autorrevelación auténtica da como resultado el primer sello distintivo de una relación excepcional, que es que ambas personas pueden ser plenamente ellas mismas . 

Por supuesto, existe el riesgo de compartir demasiado en cualquier interacción determinada, pero también existe el riesgo de tener sus cartas demasiado cerca. La otra persona probablemente corresponderá a este comportamiento, provocando que la relación se detenga.

Los autores proponen la “regla del 15 por ciento” para abordar este dilema. Imagina tres anillos concéntricos. En el centro está la Zona de Confort : estas son cosas con las que te sientes totalmente seguro al hacer o decir. A medida que avanza, el siguiente círculo representa la Zona de aprendizaje , que es donde no está seguro de cómo responderá la otra persona. El anillo más externo es la Zona de Peligro ; esto consiste en cosas que nunca dirías o harías, dadas sus probables repercusiones negativas.

Para evitar aterrizar en la zona de peligro, pruebe las aguas expandiendo su zona de confort a la zona de aprendizaje en incrementos de solo el 15 por ciento. Con cada éxito, ingrese otro 15 por ciento. En términos prácticos, esto podría significar confiarle algo un poco arriesgado a un amigo. En lugar de un comentario inocuo como, “A veces me preocupo por lo que otros piensan de mí”, podría ser más específico: “El otro día, comenté sobre tus hábitos alimenticios y me he estado preocupando por lo que pensabas de mí desde entonces”. 

Por supuesto, el número “15” es subjetivo: un movimiento del 15 por ciento para usted puede parecer de bajo riesgo para otra persona y drástico para un tercio. La regla es simplemente una herramienta para ayudarlo a considerar sus opciones.

Al compartir, tanto los hechos como los sentimientos son importantes, ya que revelan diferentes piezas de información sobre usted. La cognición denota lo que es , mientras que las emociones dicen lo importante que es . Los hechos suelen ser más fáciles de compartir, pero los sentimientos pueden enfocar una imagen borrosa.

Y al expresar sentimientos, tenga en cuenta el lenguaje que usa. La frase “yo siento”, por ejemplo, se puede utilizar tanto de forma constructiva como perjudicial. Decir “Me siento molesto por tu comentario” es diferente y más útil que decir “Siento que quieres dominar esta conversación”, que suena como una acusación. La diferencia es sutil, pero el significado es todo lo contrario.

La vulnerabilidad surge de la fuerza, no de la debilidad

El segundo sello distintivo de una relación excepcional es que ambos están dispuestos a ser vulnerables. Ahora, hay matices en el concepto de vulnerabilidad. El simple hecho de revelar cosas personales sobre ti no es realmente vulnerable si sabes cómo reaccionarán los demás; no hay ningún riesgo involucrado. Sin embargo, compartir cuando no está seguro de la reacción a su revelación acerca a los demás. 

Esto nos lleva al tercer sello, estrechamente relacionado, de una relación excepcional, que es confiar en que las revelaciones personales no se usarán en su contra . A las personas a menudo les preocupa que la divulgación, especialmente en lo que respecta a los “defectos” percibidos, los haga parecer débiles. 

Los líderes, por ejemplo, pueden pensar que compartir cualquier cosa que haga sonar su exterior sobrehumano dañará su estatura. Pero, en general, nada podría estar más lejos de la verdad. Se necesita fortaleza para revelarse a sí mismo. Sus compañeros reconocerán y admirarán esto, y usarán su divulgación como modelo para su propia transparencia.

Mientras que la vulnerabilidad invita a la cercanía, el silencio hace lo contrario. Cuanto menos revelemos, más sacarán conclusiones los demás para dar sentido a lo que ven. Al ser reticentes con la revelación de uno mismo, en realidad perdemos el control de cómo nos perciben los demás. Y una vez que la gente nos ve de cierta manera, a menudo terminamos haciendo el papel, creando un ciclo de retroalimentación negativa de frentes falsos. El costo de todo esto es el aislamiento, tanto en términos de nuestras relaciones como de nuestro sentido de identidad.

En su propio comportamiento, es posible que reconozca la pendiente resbaladiza de las historias inventadas sobre otra persona que eventualmente se convertirán en etiquetas reductoras. Para contrarrestarlo, intente crear una narrativa diferente sobre esa persona. Esto podría introducir suficiente incertidumbre como para volver al punto de partida: curiosidad ingenua y una mente abierta.

Hablando de curiosidad, cuando se trata de autorrevelaciones, deberá trazar una línea muy fina entre ser curioso y ser intrusivo. Nadie quiere sentirse como un espécimen bajo un microscopio. Para evitar este posible escollo, debe conocer a las personas donde están . ¿Pero cómo? Bueno, al revelar primero, es más probable que genere confianza, obtenga aceptación y reciba una vulnerabilidad recíproca a cambio. 

Mientras tanto, puede ayudar a crear condiciones en las que los demás se sientan más cómodos siendo ellos mismos. Manténgase alejado de la simpatía y los consejos, que rara vez son útiles; no es frecuente que la gente quiera que se le tenga lástima o que se le diga qué hacer. En cambio, comportamientos como escuchar activamente, suspender el juicio, usar preguntas abiertas, escuchar las emociones, expresar empatía y mostrar aceptación alentarán la expresión completa de los demás.

“Estamos tan acostumbrados a disfrazarnos ante los demás que al final nos disfrazamos para nosotros mismos.”

François de la Rochefoucauld 
Descubre quiénes son tus amigos «en la onda»: cómo compartes ondas cerebrales con tus mejores amigos 5
Descubre quiénes son tus amigos «en la onda»: cómo compartes ondas cerebrales con tus mejores amigos 10

Las personas pueden cambiar, con la ayuda de comentarios específicos de comportamiento

¿Alguna vez le has dicho a alguien que un comportamiento suyo te molesta, solo para que él lo siga repitiendo sin que parezca que lo aprende? Es fácil pasar al pensamiento cínico: “Así es él”. Pero eso no es del todo justo o cierto. 

Si bien la personalidad es muy difícil de alterar, nadie nace con genes para ser grosero o egoísta, que son comportamientos . Cuando llega a la conclusión de que un determinado conjunto de comportamientos define a una persona, le está cometiendo una injusticia. En su lugar, intente discernir los elementos que perpetúan sus patrones de comportamiento.

Es posible transformar los comportamientos habituales, pero no es fácil. El teórico de la organización y profesor del MIT Richard Beckhard definió las condiciones bajo las cuales es más probable que las personas cambien. Esencialmente, la voluntad de cambiar de alguien tiene que ser más fuerte que su resistencia al cambio. 

Analicemos esto. Su disposición a cambiar se compone de insatisfacción con su comportamiento actual; visión , lo que significa que ve el beneficio de cambiar sus formas; y primeros pasos , lo que indica su creencia de que puede adoptar nuevas habilidades. Para que ocurra el cambio, estas tres variables deben ser mayores que la resistencia.

Si cambiar un comportamiento suena abrumador, es porque lo es, al menos al principio. Digamos que juegas al tenis. Quizás empezaste con un revés débil y siempre lo has compensado cambiando de mano para jugar tu derecha. Pero su entrenador sabe que esto está perjudicando su juego y le pide que juegue de revés.

Al principio, esto se sentirá incómodo, ineficaz y totalmente frustrante, hasta que, con la práctica, sus nuevos hábitos reemplacen a los viejos y se conviertan en rutina. Tenga en cuenta este proceso con respecto a sus propios comportamientos. Por el contrario, al dar retroalimentación sobre el comportamiento de los demás, tenga en cuenta que probablemente encontrará cierta resistencia.

La defensividad es un gran problema aquí. Puede minimizarlo dando comentarios específicos de comportamiento . Esto significa que solo comenta sobre el comportamiento observable del otro y presenta sus reacciones al mismo; no caiga en la trampa de pensar que conoce los motivos e intenciones de la otra persona. Para continuar con la analogía del tenis, asegúrese de proporcionar comentarios que permanezcan en su lado de la red. 

La retroalimentación puede provocar emociones fuertes, especialmente cuando contiene una pizca de verdad, pero no existe la retroalimentación “constructiva” o “negativa”; toda la retroalimentación son solo datos. Aún así, en algunos casos puede ser mejor hacer una pausa, o considerar cambiar temporalmente el enfoque de sus comentarios. 

Esto no quiere decir que debas retroceder de tu posición. En cambio, reconozca el valor en la lucha de la otra persona. La retroalimentación inicia conversaciones; no los acaba.

“Ver los comentarios como datos que informan y amplían nuestras opciones, no como un requisito para el cambio, hace que sea más fácil de escuchar y considerar”.

Aprecia el poder y la variedad de emociones

Sea dueño de sus emociones o ellos serán dueños de usted. Todos hemos escuchado el dicho, pero puede ser difícil de seguir en el mundo actual. Las emociones a menudo se desacreditan en el lugar de trabajo y las escuelas, donde el énfasis está en la razón y la lógica. 

Como resultado, cuando expresamos nuestros sentimientos, tendemos a minimizar su intensidad. Y como estamos tan acostumbrados a adormecernos, a menudo no reconocemos lo que realmente sentimos, ya sea bueno o malo. Como señala Brené Brown, “Cuando adormecemos la ira, la tristeza y el miedo, también adormecemos la gratitud, el amor y la alegría”.

Ignorar nuestras emociones no es saludable, y cuando intentamos enmascarar nuestros sentimientos, tendemos a dejarlos escapar de todos modos. Nuestro tono puede volverse agudo, o expresaremos inconscientemente una expresión de desprecio, lo que probablemente aumentará la disfunción en una relación.

Además, no lidiar con las quejas puede conducir a una escalada. Los autores definen “pellizcos” como pequeñas cosas que nos molestan, por ejemplo, cuando alguien hace una broma a costa nuestra. Podemos objetar, o tal vez simplemente lo dejemos pasar. Sin embargo, si un pellizco se mete debajo de nuestra piel y no lo solucionamos, se agravará y se convertirá en un problema que es imposible de ignorar, o lo que los autores llaman un “crujido”. Aquí es cuando ocurren las explosiones emocionales.

El humor se puede utilizar para aumentar y desactivar los pellizcos antes de que exploten, pero también puede ser contraproducente debido a su naturaleza ambigua. El único camino seguro hacia la resolución es comprender nuestras propias necesidades y decirlas en voz alta. La capacidad de ser honestos el uno con el otro es, de hecho, el cuarto sello distintivo de una relación excepcional.

Nuestras emociones señalan lo que es importante para nosotros. Y cuantas más emociones sentimos, más probable es que esté sucediendo algo más profundo. Pero para aprovechar su riqueza de conocimientos, primero debemos cultivar la autoconciencia. Aquí, las respuestas somáticas como un cambio en los latidos del corazón, aleteo en el estómago, opresión en la garganta o palmas húmedas pueden ofrecer pistas importantes. 

Otra forma de fomentar la autoconciencia es hacer una pausa en medio de un conflicto; en lugar de recurrir a la lógica, intente preguntarse: ¿Qué estoy sintiendo realmente yo o ellos? Tenga en cuenta que la ira es una emoción especialmente difícil de descifrar. Eso es porque es una emoción secundaria, que a menudo se usa para ocultar sentimientos más vulnerables como el rechazo o la envidia. 

Es importante tener en cuenta que, en cualquier situación dada, tenemos muchas opciones sobre cómo responder. Tener fe en nuestra capacidad para actuar en el mundo es a lo que los científicos sociales se refieren como “tener agencia”. Nunca es que no podamos hacer o decir algo; es que elegimos no hacerlo. A veces, no decir nada es el mejor curso de acción, pero eso, por supuesto, también es una elección. 

Descubre quiénes son tus amigos «en la onda»: cómo compartes ondas cerebrales con tus mejores amigos 6
Descubre quiénes son tus amigos «en la onda»: cómo compartes ondas cerebrales con tus mejores amigos 11

El conflicto puede generar vínculos más profundos y resistentes

La palabra japonesa kintsugi , o “reparación de oro”, se refiere al arte de reparar la cerámica rota. Se utiliza una mezcla de laca y oro, plata o platino en polvo como pegamento, creando líneas brillantes que resaltan las roturas. Al ser reparado, el objeto roto se vuelve posiblemente más hermoso.

Una filosofía más amplia está incrustada en este enfoque: los objetos dañados tienen una historia que debe celebrarse en lugar de encubrirse. Lo mismo es válido para las relaciones que han experimentado “rupturas”. Al recoger las piezas y repararlas con cuidado, sus relaciones resultantes serán más fuertes que nunca. 

Los problemas difíciles se pueden plantear y resolver con cuatro etapas de resolución de problemas que incorporan el modelo de retroalimentación conductual. Lidiar con los conflictos de manera productiva es el quinto sello distintivo de una relación excepcional, así que vamos a sumergirnos.

Primero, haga que la otra persona se tome el problema en serio . Esto podría significar decirle a tu pareja cómo te está afectando su comportamiento o mencionar que sus acciones no están en línea con los objetivos discutidos anteriormente. También puede preguntarle si está haciendo algo que afecte su comportamiento; reconocer su papel puede ayudar a otros a asumir la responsabilidad del suyo.

En segundo lugar, haz que comparta plenamente lo que está pasando con ella . Nunca puede asumir que sabe exactamente lo que la otra persona está pensando: los problemas suelen ser complejos y de múltiples niveles, y tal vez el tema que le preocupa no sea realmente el principal o el más polémico. 

La tercera etapa es llegar a una solución mutuamente satisfactoria . Resista la tentación de conformarse con lo mínimo solo para terminar una conversación difícil; realmente asegúrese de que ambas personas estén satisfechas. Tenga en cuenta que esto puede llevar un tiempo e involucrar más de una conversación.

Finalmente, determine qué trabajo de reparación debe realizarse . ¿El proceso ha resultado en sentimientos heridos o en decir cosas de las que se arrepiente? Comience con un simple pero sincero “lo siento”. Al dejar a un lado su orgullo y extender una rama de olivo, puede aliviar los hematomas figurativos y fomentar la vulnerabilidad recíproca. Hay una advertencia: ¡tienes que ser sincero! Más allá de una disculpa, hacerle saber a tu pareja o colega cuánto la valoras y la relación también puede ser de gran ayuda, al igual que hablar con ella al día siguiente.

Probablemente no se sienta cómodo inmediatamente con el conflicto; como sabemos, los hábitos de larga data son difíciles de reconfigurar. Pero si se concentra en volverse competente en la confrontación, el resto seguirá. Nuevas vías de comportamiento resultarán de la práctica y la perseverancia, así que siga intentándolo y respete su proceso. Al final, “el único error es no aprender de tus errores”.

Las relaciones rara vez son lineales, pero seguirán creciendo si enfrentas tus miedos

Sabrá que su relación se ha vuelto excepcional cuando usted y la otra persona no tengan que ocultar partes importantes de ustedes mismos y puedan lidiar con problemas importantes, incluso si les da miedo.

Después de todo, el miedo es enemigo del crecimiento. Solo considere el conflicto, algo que las personas a menudo evitan no solo porque es incómodo, sino porque temen que las discusiones y acusaciones resulten en un daño irreparable. Pero dar la espalda al conflicto solo aumenta las posibilidades de lo que más tememos: un estancamiento permanente. 

Dicho esto, nadie puede cambiar de la noche a la mañana. La construcción de una relación excepcional a menudo será una situación de “dos pasos adelante, un paso atrás”. En algunos puntos, esto podría significar regresar a una etapa anterior para reevaluar los acuerdos que hizo en el pasado, o tener una discusión de meta-nivel como, “¿Podemos hablar sobre por qué no podemos hablar?” 

Cuando nuestras plumas se alteran, a menudo nos atascamos en lo que una persona está haciendo mal, pero es importante reconocer y alentar el progreso, en nosotros mismos y en los demás. Y ese es el sexto y último sello distintivo de una relación excepcional: ambos están comprometidos con el crecimiento y el desarrollo del otro.

Estar comprometido no siempre significa ser amable en el sentido tradicional. Desafiar a alguien puede ser una señal convincente de apoyo. Mostrar amor duro es difícil cuando creemos que pondrá en peligro la relación, pero no ser duro puede ser perjudicial. Podría, por ejemplo, validar un comportamiento que cree que es incorrecto. 

Esto se relaciona con la distinción entre empatía y acuerdo. Es importante demostrar que comprendes cómo se siente la otra persona, por no decir que tiene razón si no crees que ese es el caso. Como señaló el filósofo griego Plutarco: “No necesito un amigo que cambie cuando yo cambio y que asiente cuando yo asiento; mi sombra lo hace mucho mejor “.

Por lo tanto, considere que el hecho de que se le critique un comportamiento es una oportunidad para aprender, no una razón para levantar la guardia. Al mostrarle el impacto de su comportamiento, la otra persona se compromete con su relación y lo ayuda a crecer. Aquellos que se preocupan por ti te aceptan, con todos tus defectos y, al hacerlo, pueden ayudarte a aceptarte a ti mismo.

Así como el miedo puede limitarlo, descubrirá que los riesgos que asume durante el proceso de construcción y mantenimiento de una relación excepcional pueden liberarlo. En última instancia, una relación excepcional se trata de una forma diferente de ser . Cuando experimentas un profundo sentido de seguridad y honestidad con otra persona, hay un cambio de paradigma y las oportunidades de crecimiento son infinitas.

Establezca metas de aprendizaje específicas.

Como con todo, encontrará que algunas de las competencias que acaba de aprender naturalmente serán más fáciles, mientras que otras serán más difíciles de integrar. En lugar de tratar de abordar todo a la vez, concéntrese en los que son más importantes para usted y utilice la regla del 15 por ciento. Por otro lado, fíjate si hay formas en las que tiendes a limitarte o atraparte. Ser consciente de lo que está funcionando y en lo que quiere trabajar aumenta la probabilidad de detectar oportunidades de la vida real para poner a prueba sus habilidades, ¡así que saque ese diario y reflexione! 

¿Por qué es bueno tener un mejor amigo?

Nos guste o no, las amistades son esenciales para nuestro bienestar, tal vez incluso más que las relaciones románticas. Por eso es importante que aprendamos a hacer y mantener amigos. Podemos hacerlo tomando la iniciativa de iniciar la amistad, siendo auténticos, resolviendo conflictos y mostrando vulnerabilidad, generosidad y cariño. 

Platonic (por Marisa G. Franco) es una guía práctica para hacer y mantener amigos como adulto. Combina historias reales de amistad con investigaciones psicológicas para brindarle consejos claros, procesables y prácticos sobre cómo construir mejores amistades. 

¿Cómo son los mejores amigos?

Mejora tu habilidad para hacer (y mantener) amigos.

¿Por qué quieres tener amigos? ¿Para la compañía? ¿Por las experiencias compartidas? ¿Para aliviar el estrés? 

La respuesta es bastante simple. Es porque tú, como cualquier otro ser humano en el planeta, eres una criatura social.

Probablemente hayas escuchado eso más veces de las que puedes contar, pero no podemos desacreditar cuán cierto es. Prosperamos tanto con las relaciones que los psicólogos las consideran tan necesarias para la supervivencia como el oxígeno, la comida y el agua.

Pero aunque estamos programados para conectarnos con otros, eso no significa que hacer y mantener amigos sea algo natural para todos nosotros. Ahí es donde entra este resumen de Platonic, de la Dra. Marisa G. Franco. 

Al describir técnicas basadas en investigaciones sobre cómo mejorar su capacidad para construir y mantener amistades, tiene como objetivo enseñarle cómo convertirse en un mejor amigo y, en última instancia, en un mejor ser humano en el proceso.

1. Desarrolla amistades con apego seguro

¿Cómo la ciencia del apego puede ayudarte a hacer y conservar amigos?

Harriet había buscado un cónyuge toda su vida. Envidiaba a su compañera de trabajo Denise por tener un esposo amoroso y hermosos gemelos, y deseaba poder tener lo mismo también.

Afortunadamente, después de décadas de búsqueda, Harriet conoció y se casó con Frederico. Ella pensó que su vida finalmente estaba completa. Pero entonces, Frederico lamentablemente falleció. En ese momento, Harriet se dio cuenta de algo intrigante: los amigos son más valiosos que un marido. Ella encontró consuelo en ellos cuando estaba de luto. Y después de recuperarse de la pérdida de Frederico, tuvo amigos para ocupar su tiempo y hacer que su vida tuviera más sentido que nunca.

Los occidentales probablemente fruncirían el ceño ante la afirmación de Harriet de que la amistad es más importante que las relaciones románticas. Esto no sorprende, dado que la cultura occidental subestima significativamente los lazos platónicos.

Sin embargo, resulta que la amistad tiene un efecto mucho mayor en nuestras vidas de lo que a menudo le damos crédito. Según los metanálisis, el ejercicio reduce la mortalidad entre un 23 y un 30 por ciento. ¡Pero tener una gran red social lo reduce en un 45 por ciento! Otro estudio informa que socializar con amigos aumenta los niveles de felicidad más que el tiempo que se pasa con la pareja o los hijos.

Además de mejorar nuestro bienestar en el aspecto fisiológico y psicológico, la amistad también nos moldea como personas. Por un lado, tener amigos nos enseña a ser más empáticos, no solo con nuestros compañeros sino con la gente en general. Esto se debe a que las amistades brindan oportunidades para practicar y cultivar la empatía.

Tener conexiones de calidad también aumenta nuestro atractivo como amigos potenciales. Las investigaciones revelan que cuanto mejores amigos tenemos, más morales, atentos y, de nuevo, empáticos nos volvemos. 

En pocas palabras, la amistad sirve como un portal a nuestro ser más auténtico, generoso y rico. Al convertirnos en individuos más completos, nuestras amistades nos equipan para construir relaciones duraderas.

Pero, en primer lugar, ¿cómo hacemos y mantenemos amigos exactamente?

2. Hacer amigos requiere iniciativa

 Supongamos que se mudó a una nueva ciudad para aceptar esa oferta de trabajo única en la vida. Te alejaste de todos los que conocías y ahora estás completamente solo. Como ser social, naturalmente querrás buscar nuevos amigos.

Pero, ¿cómo puedes hacer eso cuando todo lo que haces es sentarte en silencio en tu escritorio y luego ir directamente a casa después de fichar la salida? Odio decírtelo, pero la gente no aparecerá mágicamente en tu sala de estar ofreciéndote amistad. Depende de usted tomar la iniciativa y exponerse.

El primer paso para hacerlo es unirse a un grupo con reuniones periódicas. Esto podría ser cualquier cosa, desde un club de lectura hasta una clase de improvisación. Aquí es donde entra en juego el poder de la proximidad , o la proximidad física. Cuanto más tiempo pases con las personas, más probable es que establezcas conexiones con ellas. 

Sin embargo, la asistencia es solo la mitad de la solución. También es igualmente importante hablar con el grupo. Sí, siempre es más fácil decirlo que hacerlo. Después de todo, si usted es como la mayoría de las personas, probablemente desconfíe de acercarse a alguien que ve como un amigo potencial; cree que es posible que no sienta lo mismo por usted.

Pero ahí es donde te equivocas. Un estudio de 2018 realizado por la Dra. Erica J. Boothby descubrió que las personas subestiman cuánto les agradan a los demás. A menudo piensan que un nuevo conocido no tiene una visión positiva de ellos; en realidad, lo contrario es cierto. 

Entonces, si necesita un impulso de confianza antes de acercarse a alguien en el grupo, dígase a sí mismo que ya le gusta y que no lo rechazará. Luego, participe en reuniones continuas durante un mínimo de tres meses. Esto aumentará su exposición al grupo. Y cuanta más exposición obtenga, más le gustará a sus compañeros.

El último paso es invitar a su persona favorita del grupo a pasar el rato uno a uno. Esto te ayudará a conocerlos mejor y construir una conexión más profunda. No está tan mal, ¿verdad?

3. Mostrar tu vulnerabilidad te ayudará a crear relaciones profundas

Ser vulnerable te ayudará a conectarte mejor con tus amigos y crear relaciones profundas.

 Digamos que has hecho un nuevo amigo tomando la iniciativa. El desafío ahora es averiguar cómo mantener y fortalecer esa relación. Aquí es donde entra en juego la vulnerabilidad. Ser vulnerable significa compartir las partes más frágiles y humillantes de uno mismo con los demás. 

Es cierto que esto no es algo fácil de hacer: no quieres que los demás te perciban como débil. Pero contrariamente a la creencia popular, las personas se sienten más cercanas a aquellos que son vulnerables. Como sugiere la investigación de la Dra. Anna Bruk, los demás en realidad no emiten juicios negativos tanto como pensamos. De hecho, cuando somos vulnerables, es más probable que piensen que somos auténticos y honestos y, como resultado, se conecten más profundamente. 

Para introducir vulnerabilidad en tus relaciones, debes ser el primero en mostrarla. No se siente y espere que alguien más dé el primer paso, porque estará esperando en vano. Esto es particularmente cierto en las amistades masculinas, considerando cómo el ideal occidental de masculinidad desalienta a los hombres a expresar lo que se percibe como “debilidad”. Si te encuentras en este tipo de entorno y no estás seguro de la reacción de tus amigos ante tu vulnerabilidad, siempre puedes comenzar poco a poco. Comparta algo un poco más personal de lo que normalmente haría y vea a dónde lo lleva.

Sin embargo, también es importante recordar que no debes ser vulnerable con cualquiera. Necesitas ser hábil para seleccionar y elegir con quién compartirás ese lado tuyo. Si un amigo te ha despedido en tiempos de necesidad en el pasado, no debes confiar en él ahora. Obtenga un verdadero consuelo y apoyo de personas que aceptarán genuinamente sus vulnerabilidades de todo corazón. 

4. Mostrar tu autenticidad te ayudará a crear relaciones profundas

 Además de revelar tu lado débil, otra forma segura de cimentar la amistad es ser tu verdadero yo. Pero, ¿qué significa ser auténtico? ¿Significa admitirle a tu amigo que en realidad no te gusta su pareja? ¿O decirles que están teniendo un mal día de cabello? ¿O darles comentarios no solicitados?

Bueno no. Estas acciones tienen que ver con la crudeza. La autenticidad, por otro lado, va más allá de simplemente expresar lo que quieres, piensas o sientes.

Los antiguos griegos y los científicos sociales de hoy definen la autenticidad como comportarse en armonía con sus pensamientos y emociones internas. La Dra. Marisa G. Franco lo describe como un “estado de honestidad interior”.

A veces, nos volvemos falsos y ocultamos nuestros verdaderos sentimientos para proteger la relación, o a nosotros mismos. Por ejemplo, si te has distanciado de un amigo, podrías convencerte de que la relación nunca significó nada. En realidad, sin embargo, te sientes rechazado por ese amigo. Volverse auténtico es despojarse de este tipo de defensa y mostrar sus pensamientos más íntimos.

Cuando haces esto, puedes acceder a tu yo superior, un yo que es empático y considerado en el fondo. Como resultado, será más probable que hagas y profundices amistades.

Los investigadores descubrieron que este era el caso después de pedirles a las personas con ansiedad social que renunciaran a los mecanismos de defensa comunes, como guardar silencio al interactuar con las personas. Posteriormente, los participantes expresaron su interés en salir con los investigadores y convertirse en sus amigos. La razón de esto fue la mayor presencia, interés y atención que mostraron las personas socialmente ansiosas cuando abandonaron sus comportamientos de seguridad.

Eso es exactamente lo que nos hace ser auténticos. Nos ayuda a desarrollar amistades de una manera más satisfactoria.

5. Hablar de los conflictos te ayudará a crear relaciones profundas

 ¿Estás en desacuerdo con tu pareja? Simplemente diríjase a amigos y familiares, o lea blogs y libros, y podrá obtener muchos consejos para ayudarlo a resolver las cosas. Pero, ¿y si surge un conflicto entre tú y tus amigos? ¿A dónde recurres entonces?

Desafortunadamente, hay muchos menos consejos para resolver conflictos entre amigos. Eso es porque, como informan los estudios, tendemos a evitar los desacuerdos con amigos más que con parejas románticas. Es difícil abrirse sobre las cosas que nos molestan porque a menudo nos convencemos de que no tenemos derecho a sentirnos así. Entonces, en lugar de expresar nuestra frustración, la ocultamos y esperamos que el problema desaparezca. 

Pero al no hablar de conflicto, preparamos nuestra amistad para el fracaso. La ira fomenta sentimientos de resentimiento, que a su vez alimenta la hostilidad, la depresión y la ansiedad. Todas estas cosas finalmente nos hacen malos amigos. 

Necesitas comunicar tu enojo si quieres salvar y profundizar tus amistades. Para hacer esto de manera efectiva, debe seguir siete pasos:

Primero, calma tus emociones. Nunca te acerques al conflicto mientras aún te sientas furioso.

Luego, hazle saber a tu amigo con anticipación que quieres hablar, para que pueda prepararse emocionalmente.

Tercero, cuando hables, no vengas de un lugar de culpa. En cambio, explícale cómo te molestó el comportamiento de tu amigo. Di “Me dolió que te perdieras el cumpleaños de mi hijo” en lugar de “Eres horrible por perderte el cumpleaños de mi hijo”. 

Cuarto, pida escuchar el punto de vista de su amigo para que pueda entender mejor por qué actuó de la manera en que lo hizo.

Luego calma tus desencadenantes. Es natural que te dispares cuando hablas del conflicto, pero no dejes que te controle.

El sexto paso es reducir la tensión cuando tu amigo se pone a la defensiva. Asegúreles que usted no es el enemigo y que están luchando juntos en el conflicto. Esté de acuerdo con sus puntos válidos y ofrezca preguntas aclaratorias para asegurarse de comprender completamente su perspectiva.

Finalmente, si el conflicto se trata de un problema recurrente, exprese educadamente qué tipo de cambio espera de su amigo para seguir adelante.

6. Debes ser generoso pero conociendo y estableciendo tus límites

 Probablemente tengas ese amigo que va más allá, ya sea enviándote galletas que ellos mismos prepararon o trayendo recuerdos de sus viajes. Los adoras no porque te guste recibir regalos, sino porque te hacen sentir valorado. Ese es el efecto que tiene la generosidad en las amistades. Es como un imán que une a las personas y ayuda a que las relaciones existentes sean aún más cercanas. 

Esto se ejemplifica en los resultados de una encuesta realizada por la firma de asesoramiento de inversiones Motley Fool. La compañía encuestó a más de mil estadounidenses y descubrió que las personas generosas tienden a tener conexiones más profundas, un círculo más amplio de amigos y más apoyo social en momentos de necesidad. 

Entonces, si está buscando ganar nuevos amigos o nutrir a los existentes, sea más generoso. Ofrezca a sus compañeros de trabajo un aventón a casa. Ayuda a tu amigo a moverse. Venmo dinero para una cena elegante. La generosidad puede tomar muchas formas y no siempre tiene que implicar gastar dinero. 

Ser generoso es clave para hacer y mantener amigos, pero es importante reconocer tus límites. En primer lugar, sea selectivo con las personas a las que dona, para no perderse en el proceso. Solo sé generoso con las personas que realmente se preocupan por ti. Si no está seguro de quiénes son, pregúntese si está siendo generoso porque los ama o porque quiere que ellos también lo amen. Si es esto último, entonces estás siendo generoso con las personas equivocadas. Detente y aléjate.

La generosidad también debe ser mutua. En otras palabras, también está bien pedirles cosas a tus amigos. Esto no es un signo de egoísmo o de imponerse a los demás. En cambio, demuestra equilibrio. Cuando pides cosas a cambio, es menos probable que te agotes por dar, lo que, irónicamente, hará que estés aún más dispuesto a dar.

7. El afecto crea amistades y también las mantiene

 ¿Cuándo fue la última vez que le dijiste a un amigo lo mucho que significa para ti? ¿Cuánto disfrutas tenerlos en tu vida? ¿Cuánto aprecias que te apoyen en tus problemas?

Si eres como la mayoría de las personas, probablemente no le digas a tus amigos cosas como esta muy a menudo, no estás acostumbrado a mostrar afecto en las amistades. Una vez más, esto se reduce principalmente a la duda. No queremos parecer raros, y ciertamente no queremos que piensen que tenemos sentimientos románticos por ellos. 

Sin embargo, estas mismas razones juegan en nuestra contra cuando se trata de crear amistades profundas con los demás. El afecto en realidad beneficia las relaciones entre amigos de muchas maneras.

Para las amistades en ciernes, el afecto es el combustible que mantiene vivo el interés de un posible amigo en ti. Robert Hays, profesor de la Universidad de Utah, realizó un estudio que demuestra esto. En el transcurso de doce semanas, observó parejas de personas y descubrió que aquellos que se hicieron amigos mostraban mucho afecto entre ellos.

Expresar afecto a los nuevos amigos también los hace más dispuestos a invertir en una relación contigo. Cuanto más cariñoso seas, más seguros se sentirán contigo y más querrán ser tus amigos. 

El afecto también demuestra ser un ingrediente principal para fortalecer las amistades existentes. Publicar en las páginas de redes sociales de tus amigos, estar ahí para ellos después de malas noticias y felicitarlos en línea, todo contribuye a una amistad más satisfactoria y más estrecha. El afecto también es útil cuando hay un conflicto. Si eres afectuoso durante las conversaciones difíciles, tu amigo se sentirá más amado y empoderado, lo que hace que las disputas sean más fáciles de resolver. 

Mostrar afecto no siempre implica contacto físico como abrazos y besos. Puedes expresar afecto a tus amigos de muchas maneras: sonriendo, saludándolos afectuosamente, elogiando su trabajo con entusiasmo y diciéndoles lo buenos que son.

Intente mostrar su afecto la próxima vez que pasen el rato y coseche las recompensas de la reciprocidad. 


Merece ser compartido:

Leave a Reply