El inspirador vídeo que ayuda a normalizar y sensibilizar sobre las secuelas del cáncer de mama

Miradas, una campaña publicitaria exitosa de la compañía Multiópticas, ha tenido muy buena acogida en las redes sociales con su mensaje sensibilizador dirigido a las mujeres mastectomizadas. El vídeo comienza con la aparición de una mujer que ha padecido cáncer de mama leyendo en una playa y haciendo topless no ha dejado a nadie indiferente. Una escena con una protagonista atípica y un mensaje muy directo para una campaña valiente.

 “Te van a mirar, pero la única mirada que importa es la tuya”.

La creadora de la campaña ha sido la popular agencia publicitaria Sra. Rushmore. Recordemos que según informa la AECCel cáncer de mama es el tumor maligno más frecuente entre las mujeres de todo el mundo (a excepción de los tumores cánceres de piel no melanomas).  

La mujer sufre mucho a nivel de identidad de género después de la mastectomía, por eso es tan importante la labor de sensibilización y visibilidad de estas campañas.

Cada año se diagnostican alrededor del planeta más de un millón de casos de cáncer de mama y se registran cerca de 548 mil defunciones ocasionadas por esta enfermedad. En lo que se refiere a España, el cáncer de mama representa la primera causa de muerte en mujeres entre 30 y 54 años de edad. La mayoría de los casos se autodetecta; sin embargo, sólo 10% del total se identifica en etapa I.

En España se diagnostican unos 26.000 casos al año, lo que representa casi el 30% de todos los tumores del sexo femenino del país. La mayoría de los casos se diagnostican entre los 35 y los 80 años, con un máximo entre los 45 y los 65. 

Se estima que el riesgo de padecer cáncer de mama a lo largo de la vida es de, aproximadamente, 1 de cada 8 mujeres.

Factores de riesgo para el cáncer de mama

Ciertos factores de riesgo del cáncer de mama están relacionados con conductas personales, tales como la alimentación y el ejercicio. Otros factores de riesgo relacionados con el estilo de vida incluyen decisiones acerca de tener hijos y tomar anticonceptivos.

1. Consumo habitual de bebidas alcohólicas

El consumo de bebidas alcohólicas está claramente asociado a un aumento en el riesgo de padecer cáncer de mama. El riesgo aumenta con la cantidad de alcohol consumido. En comparación con las mujeres que no ingieren alcohol, las que consumen una bebida alcohólica diaria tienen un aumento muy ligero en el riesgo.

2. Sobrepeso u obesidad en la edad adulta

El sobrepeso o la obesidad después de la menopausia aumentan el riesgo de cáncer de mama. Antes de la menopausia, sus ovarios producen la mayor cantidad de estrógeno y el tejido adiposo produce solamente una pequeña cantidad. Además, las mujeres que tienen sobrepeso tienden a presentar niveles de insulina en la sangre más elevados. Los niveles de insulina más elevados están asociados a algunos tipos de cánceres, incluyendo el cáncer de mama.

La Sociedad Americana Contra el Cáncer recomienda mantener un peso saludable durante toda su vida mediante el consumo balanceado de alimentos, la actividad física y evitar el exceso de peso.

3. No realizar ninguna actividad física

La evidencia que indica que la actividad física en forma de ejercicio reduce el riesgo de cáncer de mama está aumentando. La pregunta principal es determinar cuánto ejercicio es necesario. En un estudio de la Women’s Health Initiative, caminar a paso ligero tan poco como 1¼ a 2½ horas por semana reduce a 18% el riesgo de una mujer. Con diez horas de caminata a la semana se reduce el riesgo aún un poco más.

4. No tener hijos o tenerlos en edad avanzada

Las mujeres que no han tenido hijos o aquellas que tuvieron su primer hijo después de los 30 años tienen en general un riesgo ligeramente mayor de padecer cáncer de mama. Los embarazos múltiples y quedar embarazada a una edad temprana reducen el riesgo del cáncer de mama en general. Aun así, el efecto del embarazo es diferente para los distintos tipos de cáncer. Para cierto tipo de cáncer conocido como triple negativo, el embarazo parece aumentar el riesgo.

5. El uso de anticonceptivos orales

Los estudios han reportado que las mujeres que usan anticonceptivos orales tienen un riesgo ligeramente mayor de tener cáncer de mama que aquellas mujeres que nunca los han usado. Una vez que se suspenden las pastillas, este riesgo parece regresar a la normalidad con el paso del tiempo. Las mujeres que dejaron de usar los anticonceptivos orales hace más de 10 años no parecen tener aumento del riesgo de padecer cáncer de mama.

Al considerar el uso de anticonceptivos hormonales, las mujeres deben consultar con sus médicos sobre sus otros factores de riesgo para el cáncer de mama.

6. Lactancia muy corta

Algunos estudios sugieren que la lactancia podría disminuir ligeramente el riesgo de cáncer de mama, especialmente si se prolonga por 1½ a 2 años. Pero esto ha sido algo muy difícil de estudiar, especialmente en lugares como los Estados Unidos, donde la lactancia por un periodo tan prolongado como este no es común.

Puedes acceder a mucha más información en la American Cancer Society.

¿Te gustó esta historia?
¡Con un "Like" podrás ver muchas más!