"Tus posesiones acabarán poseyéndote" y otras 13 reflexiones de 'El club de la lucha' 1

«Tus posesiones acabarán poseyéndote» y otras 13 reflexiones de ‘El club de la lucha’

Existe una conocida escena de la película Fight Club («El Club de la lucha»), en la que se realiza una interesante reflexión acerca del consumismo y las posesiones. El apego a los objetos puede desencadenar nuestra dependencia hacia los mismos. ¿Pueden nuestras posesiones acabar poseyéndonos? Ésta es tan solo una de una serie de interesantes reflexiones de la película que a pesar de la violencia explícita de la misma nos deja algunas citas que vale la pena rescatar.

Según un viejo proverbio oriental, “no es rico el que tiene mucho sino el que menos necesita”. Samuel Johnson solía decir que “nuestros deseos siempre se aumentan con nuestras posesiones. El conocimiento de que hay algo todavía que nos pueda satisfacer, no se puede comparar con el gozo de las cosas que tenemos por delante.” Tucídides añadía que “cuanto más, que no debemos llorar porque se pierdan las tierras y posesiones si salvamos nuestras personas, pues las posesiones no adquieren ni ganan a los hombres sino los hombres a las posesiones.”

Normalmente los artículos que en muchas ocasiones adquirimos responden más a un deseo consciente de construirnos una identidad a través de los objetos, por lo cual suele ser común que tendamos a adquirir varios artículos de un mismo tipo, como si intentáramos organizar un rompecabezas interior.

La película El club de la lucha (o El Club de la pelea en Hispanoamérica, Fight Club en inglés), basada en la novela de Chuck Palahniuk y dirigida por David Fincher, trata acerca de un joven hastiado de su gris y monótona vida lucha contra el insomnio. En un viaje en avión conoce a un carismático vendedor de jabón que sostiene una teoría muy particular: el perfeccionismo es cosa de gentes débiles; sólo la autodestrucción hace que la vida merezca la pena. Ambos deciden entonces fundar un club secreto de lucha, donde poder descargar sus frustaciones y su ira, que tendrá un éxito arrollador. Fight Club ha recibido elogios pero también duras críticas por el abuso de la violencia en la misma.

"Tus posesiones acabarán poseyéndote". Escena de la película.
«Tus posesiones acabarán poseyéndote». Escena de la película Fight Club.

Algunas de las reflexiones de Fight Club que vale la pena destacar son:

“Lo que posees acabará poseyéndote. Únicamente cuando se pierde todo somos libres para actuar.”

“Tenemos empleos que odiamos para comprar cosas que no necesitamos.”

«No sois vuestra cuenta corriente, no sois el coche que tenéis, no sois el contenido de vuestra cartera, no sois vuestros pantalones.»

“¿Entonces qué somos? Sólo somos consumidores. Exacto, el producto secundario de una obsesión con el nivel de vida. Los asesinatos, el crimen, la pobreza, me tienen sin cuidado. Lo que me molesta son las revistas de celebridades, TV con 500 canales, calzones con el nombre de un tipo. Rogaine, Viagra, Olestra. Al carajo con tus sofás y sus patrones de franjas Strinne. Yo digo que nunca estés completo. Yo digo que dejes de ser perfecto. Yo digo que hay que evolucionar. Pase lo que pase.”

“Al perder la esperanza hallé la libertad.”

«El tocar fndo no es un retiro de un fin de semana, no es un maldito seminario. Dejar de intentar controlarlo todo y suéltate de una vez. Suéltate.»

“Si quieres una tortilla tienes que romper algunos huevos.”

«Si no sabes lo que quieres, terminas teniendo un montón de cosas que no necesitas.»

«Cuanto más bajo caes, más alto volarás.»

«En una línea de tiempo lo suficientemente larga, la tasa de supervivencia para todo el mundo se reduce a cero.»

«Tienes que saber, no temer, saber que algún día vas a morir, y hasta que no entiendas eso, eres inútil.»

«La publicidad hace que compren ropas y coches que no necesitan. Generaciones y generaciones han desempeñado trabajos que odiaban para poder comprar cosas que en realidad no necesitan. Nuestra generación no ha vivido una gran guerra ni una gran crisis, pero nosotros sí que estamos librando una gran guerra espiritual. Hemos emprendido una gran revolución contra la cultura. La gran crisis está en nuestras vidas. Sufrimos una crisis espirirual.»

«Si estás leyendo esto, el aviso va dirigido a ti. Cada palabra que leas de esta letra pequeña inútil, es un segundo menos de vida para ti. ¿No tienes otras cosas que hacer? ¿Tu vida esta tan vacia que no se te ocurre otra forma de pasar estos momentos? ¿o te impresiona tanto la autoridad que concedes credito y respeto a todos los que dicen ostentarla? ¿lees todo lo que te dicen que leas? ¿Piensas todo lo que te dicen que pienses? ¿Compras todo lo que te dicen que necesistas? Sal de tu casa, Busca a alguien del sexo opuesto. Basta ya de tantas compras y masturbaciones. Deja tu trabajo. Empieza a luchar. Demuestra que estás vivo. Si no reivindicas tu humanidad te convertirás en una estadística. Estás avisado.»

Una respuesta a ««Tus posesiones acabarán poseyéndote» y otras 13 reflexiones de ‘El club de la lucha’»

Deja una respuesta