Las bacterias que viven en tu intestino podrían explicar tu estado de ánimo 1

Las bacterias que viven en tu intestino podrían explicar tu estado de ánimo

Después de cinco décadas de investigación, los científicos han llegado a la conclusión de que existe un segundo cerebro, y se encuentra en nuestro intestino. De hecho, el sistema nervioso entérico involucra tanto el aparato digestivo como el sistema nervioso autónomo ya que ambos trabajan en conjunto e intervienen en la regulación de nuestras emociones y comportamientos.

El intestino, nuestro segundo “cerebro”

La puesta en marcha del Proyecto de Microbioma Humano representó un gran impulso para comprender mejor qué hacen los microorganismos que viven en nuestro intestino. De hecho, muy pronto los investigadores comenzaron a sospechar que las bacterias del intestino no solo se encargan de metabolizar los alimentos y producir vitaminas.

las bacterias del intestino no solo se encargan de metabolizar los alimentos y producir vitaminas.
Las bacterias del intestino no solo se encargan de metabolizar los alimentos y producir vitaminas.

Descubrieron que esas bacterias producen una gran cantidad de sustancias químicas similares a las que usan las neuronas para comunicarse, como la dopamina, la serotonina y el GABA. De hecho, hoy se conoce que aproximadamente el 50% de la dopamina y una gran cantidad de la serotonina, se originan en el intestino.

Por tanto, no es extraño que diferentes estudios hayan encontrado una correlación entre los trastornos intestinales y problemas como la depresión mayor y la ansiedad patológica. Por ejemplo, en 2014 investigadores noruegos analizaron a 37 personas diagnosticadas con depresión y a 18 personas sanas, y descubrieron que cierta bacteria intestinal era más común en las personas deprimidas.

Otra investigación publicada en la revista Cell desveló una relación entre un tipo de bacteria y algunos comportamientos típicos del autismo. En este caso los investigadores descubrieron que las bacteroides fragilis podían corregir la permeabilidad intestinal, cambiaban la composición del microbioma y aliviaban síntomas como las obsesiones y las conductas repetitivas. Vale aclarar que el estudio fue desarrollado en ratones pero los investigadores piensan que es un paso más para diseñar nuevos fármacos, menos invasivos, que puedan aliviar los trastornos psicológicos y psiquiátricos.

Las bacterias que viven en tu intestino podrían explicar tu estado de ánimo 2
Diferentes estudios han encontrado una correlación entre los trastornos intestinales y problemas como la depresión mayor y la ansiedad patológica. Foto: Pham Khoai

Tu sexto sentido podría hablarte a través del intestino

La conexión entre el intestino y el cerebro existe desde el mismo momento en que nacemos y es probable que desempeñe un papel importante en la formación de las conexiones neuronales y que incluso llegue a influir en la memoria y los estados de ánimo ya que incide directamente sobre la amígdala y el hipocampo, dos estructuras vinculadas con las emociones primarias, la memoria y el aprendizaje.

De hecho, hace poco los científicos descubrieron que el cerebro no se encuentra tan aislado como pensaban. Existen evidencias de que algunas bacterias beneficiosas se las ingenian para traspasar la barrera hematoencefálica. Un estudio publicado en 2011 desveló que algunos de estos microorganismos tienen una especie de nervio sensorial que transmite impulsos al nervio vago y a las estructuras más antiguas del cerebro, que es precisamente donde se generan las emociones básicas. Estos organismos han recibido el nombre de “psicobióticos”.

Las bacterias que viven en tu intestino podrían explicar tu estado de ánimo 3
El intestino es el responsable de que sintamos “mariposas” revoloteando en el estómago cuando estamos enamorados. Foto: gratisography.com

Por supuesto, este segundo “cerebro” no es racional, pero podemos utilizarlo a nuestro favor si aprendemos a decodificar las señales que nos envía. De hecho, es el responsable de que sintamos “mariposas” revoloteando en el estómago cuando estamos enamorados o de esa sensación de “nudo en el estómago” cuando tenemos que lidiar con una situación que nos agobia. El sistema nervioso entérico nos proporciona una primera reacción emocional, básica e intensa, que nos indica una fuerte preferencia. Por tanto, quizá la próxima vez, deberías prestarle más atención a lo que tiene que decir.

Las formas de vida más abundantes de la Tierra

De niños, se nos enseña a lavarnos las manos. Aprendemos que es importante frotar durante 30 segundos y enjuagar con agua tibia y jabón. Eso es porque queremos deshacernos de las bacterias y los gérmenes que hayamos recogido, ¿verdad?

Bueno, aunque lavarse las manos es sin duda una importante rutina de higiene, no hay bacterias que se escapen. Dondequiera que vaya, innumerables bacterias viajan con usted.

Las bacterias son las formas de vida más abundantes de la Tierra, y estamos aquí porque nos permiten estarlo.

Pero no todas las bacterias son malas. De hecho, hay aproximadamente un billón de bacterias viviendo en tu piel en este momento, ¡y eso es si estás sano! Hay así que muchas bacterias en la Tierra que si añadimos a la masa de todos los seres vivos en el planeta, pequeñas bacterias representarían el 80 por ciento de ese total.

Quizás se esté preguntando: ¿Cómo llegó a ser tan abundante una forma de vida? 

Para empezar, las bacterias son maestras en reproducción. Son prolíficos. Las bacterias pueden producir una nueva generación en menos de diez minutos. Esta capacidad reproductiva significa que, sin influencias externas, una sola bacteria teóricamente podría producir más descendencia en dos días que protones en el universo.

Otra razón es la increíble fuerza y ​​resistencia de las bacterias. Las bacterias pueden vivir y prosperar en casi cualquier cosa. Mientras tengan un poco de humedad, pueden sobrevivir incluso en los entornos más duros. Las bacterias pueden incluso vivir en los tanques de desechos de los reactores nucleares. Algunos son tan resistentes que parecen indestructibles. Incluso cuando el ADN de una bacteria es bombardeado con radiación, simplemente se reformará como si nada hubiera pasado.

Suena como una historia de terror, ¿no? Es posible que desee lavarse las manos y el cuerpo ahora mismo. Pero no da tanto miedo. De hecho, las bacterias son increíblemente importantes para nuestra supervivencia.

Entre otras funciones vitales, las bacterias reciclan nuestros desechos, purifican el agua y mantienen la tierra productiva. Convierten nuestros alimentos en vitaminas y azúcares útiles y nos permiten procesar y utilizar el nitrógeno del aire.

Con todo, la mayoría de las bacterias son neutrales o beneficiosas para los humanos. Pero es cierto, no podemos contar a todas las bacterias como nuestras amigas. Aproximadamente una de cada mil bacterias es patógena. Este pequeño grupo demográfico representa el tercer asesino más letal de seres humanos en todo el mundo. Algunas de las enfermedades más virulentas, desde la peste hasta la tuberculosis, son causadas por bacterias, razón de más para seguir lavándose las manos. 

Las bacterias que viven en tu intestino podrían explicar tu estado de ánimo 4

«Es posible que las bacterias no construyan ciudades ni tengan una vida social interesante, pero estarán aquí cuando explote el sol».

Una respuesta a «Las bacterias que viven en tu intestino podrían explicar tu estado de ánimo»

Los comentarios están cerrados.