La ciencia es concluyente: 'la felicidad está en viajar y no en comprar bienes materiales'


Que el dinero no da la felicidad ya es algo que nos imaginábamos desde hacía un tiempo pero que no siempre nos había ayudado a respaldar la ciencia. Y es que el afán de consumo quizás pueda aportarnos un cierto placer momentáneo también lo hemos experimentado, aunque en realidad nunca ha sido sinónimo de una felicidad perecedera. Ahora un nuevo estudio de la Universidad Estatal de San Francisco (Estados Unidos) ha encontrado nuevas claves acerca de la felicidad y la verdad es que nos encantan 🙂 Una pista: viajar es una de ellas.

La investigación (publicada en la «Journal of Positive Psychology») afirma que la gratificación instantánea que obtenemos al adquirir objetos como ropa, zapatillas de deporte o joyas caras es únicamente pasajera. Por el contrario, crear experiencias que perduren para siempre (y que podamos recordar y comentar posteriormente) significa que en realidad estamos invirtiendo a largo plazo en un futuro verdaderamente feliz.

«Compramos cosas para ser felices, y tenemos éxito, pero sólo por un tiempo. Las cosas nuevas son emocionantes para nosotros al principio, pero luego nos adaptamos a ellos. explica, en declaraciones recogidas por la versión digital del diario «Elite Daily» el investigador Thomas Gilovich, según recoge el periódico ABC.

Así, pues una de las principales conclusiones del estudio es que la clave para vivir alegre es generar recuerdos en base a experiencias y vivencias personales (las cuales suelen conseguirse al viajar o viviendo experiencias) y no comprando de forma compulsiva objetos que realmente no necesitas.

Las únicas 5 cosas que debes comprar para ser más feliz

Tras varios años de la publicación Stumbling on Happiness (Tropezar con la felicidad), el psicólogo e investigador de la Universidad de Harvard, Daniel Gilbert, escribió un nuevo artículo sobre cómo el dinero puede, en cierto modo, comprar la felicidad. Pero con un requisito, tendrás que gastarlo en algunas de estas 5 cosas. No olvides dejar un comentario donde nos cuentes si estás de acuerdo con esta publicación científica y qué es lo que a ti te hace realmente feliz.

1. Comprar experiencias en lugar de objetos

La investigación revela que las actividades proporcionan más felicidad que los regalos. Esta afirmación se basa en un estudio del Journal of Consumer Psychology que asegura que el 57% de las personas consultadas afirmaba haber sido más feliz a partir de las experiencias que de los bienes materiales.  Las experiencias generan una huella en nuestra memoria por lo que cada vez que las recordemos podemos disfrutar de lo felices que fuimos. Eso sí, descubre aquella que te hace a ti feliz, no limites esas experiencias a las que te anuncian en televisión.

2. Usar tu dinero para beneficiar a otros

Dar a otros mejora las relaciones sociales, la cuales proporcionan gran felicidad. Cuando uno da, siente que las relaciones con otros se vuelven más fuertes y duraderas. Investigadores dieron dinero a estudiantes de la University of British Columbia y le dijeron que podían gastarlo en ellos o en otros. Al final del día, aquellos que lo gastaron en otras personas dijeron estar más felices que quienes lo gastaron en sí mismos.

3. Es preferible gastarlo en placeres frecuentes en lugar de aislados

Al momento de comprar algo, hay que tener en cuenta cómo eso puede llegar a afectar en el día a día. La felicidad está más asociada a la frecuencia con la que se siente que a la intensidad. Es decir, mejor estar en un trabajo que te guste aunque luego no puedas pagarte unas grandes vacaciones. Para la mayoría de nosotros es más fácil conseguir pequeñas cosas con las que sentirnos bien que hacer una gran inversión que conlleve un esfuerzo tanto en tiempo como en dinero. Esto no quiere decir que haya algo malo con las compras grandes. Pero ya que el dinero es limitado, puede ser mejor comprar dosis frecuentes de cosas agradables que dosis infrecuentes de cosas mejores.

4. Evitar garantías excesivamente prolongadas u otras formas de seguros

El estudio asegura que las personas resuelven los acontecimientos negativos mucho mejor de lo que se imaginan. Comprar costosas garantías extendidas para protegerse contra la pérdida de bienes de consumo puede ser protección emocional innecesaria.

5. Compra ahora pero consume en el momento adecuado

Es más disfrutable cuando uno está deseando recibir determinado placer, que recibirlo de un momento a otro sin esperarlo. Por eso, postergar las cosas buenas hace que las personas sean más felices. Por ejemplo, cuando uno compra un paquete de galletas, si se las come enseguida puede que saboree todas las unidades, pero si espera para comerlas más tarde, se le agrega el placer de haber deseado hacerlo durante mucho rato antes. Antes de vivirlo saboreamos la experiencia de manera más intensa.

¿Te gustó esta historia?
¡Con un "Like" podrás ver muchas más!