Una historia dura, conmovedora y real que nos muestra una de las peores caras de nuestra sociedad.

Lamentablemente, los abusos sexuales a menores no son algo excepcional. Que haya gente famosa y de éxito que lo haya superado y que pueda contar su historia es un ejemplo perfecto para mostrar a todas las víctimas que de todo se puede salir y que la vida no tiene que acabar ahí.

https://www.facebook.com/buenamentecom/videos/1932410003639495/?autoplay_reason=all_page_organic_allowed&video_container_type=0&video_creator_product_type=0&app_id=103667826405103&live_video_guests=0

Hablemos entonces de abusos sexuales a menores. Se estima que uno de cada cinco niños es víctima de violencia sexual, incluido el abuso sexual. Es tan grave que el Consejo de Europa ha puesto en marcha la campaña UNO DE CADA CINCO para ponerle fin e, incluso, ha editado un libro infantil para que sean los propios niños los que aprendan a identificar el contacto físico inadecuado y prevenirlo.

¿Qué es el abuso sexual?

El abuso sexual se define como cualquier actividad sexual entre dos o más personas sin consentimiento. El abuso sexual puede producirse entre adultos, entre un adulto y un menor —abuso sexual infantil— o, incluso, entre menores.

Como actividad sexual se incluye:

  • Cualquier tipo de penetración de órganos genitales en contra de la voluntad, o aprovechando la incapacidad de un menor para comprender ciertos actos. También se incluye el inducir u obligar a tocar los órganos genitales del abusador.
  • Cualquier acción que incite al menor a escuchar o presenciar contenido sexual impropio (observar al adulto desnudo o mientras mantiene relaciones sexuales con otras personas, ver material pornográfico o asistir a conversaciones de contenido sexual, por ejemplo).

abusos-sexuales

El caso de Oprah Winfrey es muy llamativo y, aunque no queremos hacer hincapié en su historia en particular, nos ayuda mucho a concienciarnos sobre la problemática. Oprah no ha sido la única; muchas mujeres famosas y de éxito han sufrido abusos sexuales, ya sea en su niñez, en su adolescencia o, en general, en su juventud. Y, aunque todas han podido sobreponerse, en muchas siguen quedando secuelas dolorosas.

Jane Fonda sufrió abusos sexuales cuando era una niña, así como Pamela Anderson o Ellen Degeneres. Lady Gaga fue violada a los 19 años y todavía sufre dolor crónico desde ese día, hace ya más de diez años. La lista es larga y podríamos mencionar muchos más nombres.

Lugares públicos, casas privadas, fiestas locales, eventos musicales, reuniones familiares, etc. El lugar y el momento puede ser cualquiera, y el atacante puede ser desde un completo desconocido hasta la persona de tu familia con la que mejor te llevas. Y por eso es tan importante la prevención.

Ayúdanos a difundir un mensaje tan importante como este. La próxima víctima podrías ser tú.


¿Quieres recibir más historias como esta por email?

Suscríbete a nuestra Newsletter: