Quizá nunca te hayas planteado seriamente lo que pintarse las uñas puede representar para tu salud. Siempre se ha dicho que si lo haces mucho, tus uñas se vuelven amarillas y se debilitan, pero los auténticos riesgos van más allá de eso y debemos ser conscientes de ello.

Diferentes estudios han demostrado que las toxinas que contiene el esmalte pasa al cuerpo a través de nuestras uñas. En concreto, el fosfato de trifenilo, encontrado en el cuerpo de los participantes diez horas después de haberse pintado las uñas.

Hay que tener cuidado y mirar bien las sustancias de los esmaltes antes de utilizarlos. No obstante, hay algunas marcas que lo llevan, pero que no lo mencionan, por lo que habría que también tener esto en cuenta antes de pintarnos las uñas.

¿Qué es el fosfato de trifenilo y por qué es tan malo?

Es un gas incoloro y de fuerte olor que se usa para hacer materiales de construcción como paredes y artículos del hogar como el mobiliario. Si una persona respira mucho fosfato de trifenilo le puede hacerse sentir mal, con síntomas tales como dolor de garganta, tos, picor en los ojos o sangre en la nariz. Además, irrita las vías respiratorias, algo muy negativo para aquellos que sufren asma.

El fosfato de trifenilo provoca cáncer, así que cuanto más estés expuesto a esta sustancia química, más probabilidades tendrás de enfermar gravemente. Asimismo, el estudio llevado a cabo por investigadores de la Universidad Duke (EE.UU.) junto con el Grupo de Trabajo Medioambiental prueba la existencia de un disruptor endocrino que alterna nuestras hormonas, metabolismo y desarrollo.

¿En qué otros compuestos peligrosos debemos fijarnos al comprar esmalte de uñas?

Formaldehído

Sí, en serio. El esmalte de uñas puede llevar este componente. Es cancerígeno y si te expones a él podrías notar síntomas como dolor de cabeza, náuseas, asma y dificultad para respirar, entre otros.

Tolueno

Esta otra joya también es un producto químico tóxico muy nocivo para la salud. Ambos pueden provocar desde irritaciones en la piel hasta malformaciones al nacer (en animales).

Ftalato de dibutilo

A los componentes anteriores se le suma el ftalato de dibutilo. Todos juntos forman el llamado trío tóxico. Por suerte, esta sustancia ha sido ya prohibida en cosméticos dentro de la Unión Europea.

¿Existen alternativas naturales sin el “trío tóxico”?

Sí y si quieres limitar los riesgos de padecer cáncer, trastornos hormonales y alergias, entre otros, toma nota:

1. Honeybee Gardens

Sus esmaltes están hechos a base de agua y no contiene ningún producto químico peligroso o cancerígeno.

2. Acquarella

Todos sus esmaltes son a base de agua y sin formaldehído, tolueno, ftalato de dibutilo o mercurio.

3. SpaRitual

Está libre de toxinas y, además, es una marca vegana.

4. Peacekeeper Cause-Metics

También tiene algunos esmaltes a base de aceite de argán y libres de toxinas (para también hidratar tus uñas al mismo tiempo).

Por muy bonitas que se puedan ver las uñas cuando están pintadas, deberíamos replantearnos el uso de esmaltes y pintárnoslas solo en ocasiones especiales para, así, intentar minimizar las consecuencias negativas que tiene en nuestro cuerpo.

Fuente original: rolloid.net


¿Quieres recibir más historias como esta por email?

Suscríbete a nuestra Newsletter: