muhimu.es

La vida no es un juego de azar. No es un casino donde invertir tus días. Es una obra de arte para contemplar y crear. Siente, ama, crea.

Vivir en Andorra, una decisión que optimiza la calidad de vida y las oportunidades económicas 1

Vivir en Andorra, una decisión que optimiza la calidad de vida y las oportunidades económicas

Merece ser compartido:

Si soñamos con un lugar maravilloso donde residenciarnos, invertir y a la vez disfrutar con excelentes condiciones de vida, en el encabezado de nuestra lista de opciones debe decir vivir en Andorra. Este Principado, de majestuosa belleza natural rodeado por los montes Pirineos, constituye uno de los países más agradables del mundo.

Además de sus condiciones ambientales y su beneficiosa tasa impositiva, aspectos por los que es más conocido, este país cuenta con servicios y condiciones que son difíciles de igualar. Adicionalmente, la apertura económica y el tratamiento a la inversión de capitales son sumamente providenciales. 

En los últimos tiempos se ha puesto el foco en la migración de algunas personalidades relevantes hacia Andorra, pero no solo los famosos son atraídos a este microestado. Muchísimas personas se han integrado a la vida andorrana, decididas a invertir en un país que proporciona óptimas condiciones y que además ha generado una serie de reformas jurídicas, fiscales y de optimización de la vida pública. 

El valor de la calidad de vida

La esencia de todos los derechos se encuentra en la consecución de una vida digna. Buscar las mejores condiciones y el logro de los más altos niveles de satisfacción es prácticamente una obligación consigo mismo. Uno de los aspectos más interesantes de Andorra es su Índice de Desarrollo Humano, el cual está considerado muy alto, ya que se tiene un valor superior a 0,8. El IDH mide el grado de progreso e implica la observación de tres factores: salud, educación y economía.

En el ámbito de la salud la medida de la esperanza de vida al nacer es clave y en Andorra es superior a los 90 años, ocupando en varias oportunidades el primer lugar en el ranking mundial. Es fundamental las condiciones del entorno. Por ejemplo, de acuerdo con la OMS la situación laboral tiene efectos importantes en la esperanza de vida. En cuanto a educación, Andorra tiene tres sistemas educativos públicos, es decir gratuitos. La enseñanza es multilingüe (español, francés o andorrano) y su tasa de alfabetización es del 100%.

Su renta per cápita fue de 36.334€, indicando que su población cuenta con un alto nivel de calidad de vida, de hecho, Andorra en el ranking de 196 países ocupa el lugar número 24. Congruentemente sus índices de desempleo y pobreza son bastante bajos. 

Cambios y transformaciones andorranas

Otro aspecto, esencial para el bienestar de la ciudadanía, como la seguridad presenta condiciones sumamente positivas. No solo las áreas de educación y el sistema de salud se ubican en un nivel de excelencia, también el ambiente natural tan agradable y protegido, el desarrollo de políticas de sustentabilidad, las inversiones frecuentes en tecnología y modernización. Todos estos elementos combinados constituyen un enorme atractivo para residenciarse en Andorra.

Desde hace dos décadas los cambios y transformaciones que ha vivido Andorra son producto del análisis, la planificación y la puesta en marcha de una estrategia clara de desarrollo. En muchos aspectos Andorra trabaja fuertemente por colocarse en la cima de los mejores, más felices y agradables países del mundo.

Otro factor de mucha relevancia en torno a lo que significa la calidad de vida en Andorra, es el movimiento turístico, se estima que anualmente Andorra recibe a más de 8 millones de ciudadanos del mundo. Por lo que constituye un área de encuentro de diversas culturas. Sus actividades invernales, su red de acogida turística, la conservación de su patrimonio cultural, acompañan a este sector que es motor de la economía. 

Un entorno amigable

La cordialidad, la receptibilidad, el buen trato y la hospitalidad de los andorranos es sumamente agradable para quienes lo visitan y se residencian en este hermoso país. Históricamente ha sido un país sumamente pacífico, al punto que carece de ejército y es un promotor de la paz. 

A pesar de lo tradicional que es Andorra, es un país de avanzada que incorpora los progresos tecnológicos y financieros. Además de su compromiso con los estándares internacionales y con los Objetivos de Desarrollo Sostenible, Andorra es un país ecologista

Residenciarse en Andorra es un asunto serio y muy responsable, no sólo porque Andorra no permite la doble imposición, sino que, además, dependiendo del tipo de residencia (pasiva o activa) es necesario permanecer de 90 a 183 días y dar una fianza que puede oscilar entre 5.000 y 50.000€. También se requiere contar con una vivienda, certificación médica y antecedentes penales.

Congruentemente con su decisión de apertura económica y de atraer capitales extranjeros, las autoridades gubernamentales de Andorra desarrollaron un plan que se encuentra en ejecución. Su dinámica y baja tasa impositiva a sociedades, ha hecho que se diseñe la ley de inversión extranjera. La inversión en infraestructura tecnológica, la excelente conectividad y la estabilidad con la que cuenta la región, son elementos que multiplican su atractivo.


Merece ser compartido: