Descubre el barrio del Reino Unido que tiene la misma esperanza de vida que Etiopía

Me lo contaba un amigo hace años y no me lo creía. Ahora leo una noticia publicada en el periódico The Guardian de hace tres años y no me queda más remedio que asimilarlo. En la ciudad de Glasgow la esperanza media de vida se asemeja a la de Albania o incluso a la de los territorios ocupados de Gaza. La cosa puede ser aún peor. Si se observan los datos desagregados y se analiza el peor de los casos se puede comprobar como el barrio más pobre de la segunda ciudad más importante de Escocia tiene una esperanza de vida equivalente a la de Etiopía.

Hace tres años los medios de comunicación se hacían eco de los contenidos de un informe de la Organización Mundial de la Salud en el que se hacía un estudio mundial sobre la esperanza de vida. Entre los casos de estudio, que incluían la esperanza de vida de los aborígenes de Australia, la de las mujeres de Afganistán, la mortalidad infantil de Bolivia y Mozambique y la mortalidad materna de Indonesia, también se encontraba un apartado específico sobre Glasgow.

calton-100

Barrio de Calton, en Glasgow (Escocia)

En Glasgow, el nivel de vida se mantiene bajo en comparación con el de Gran Bretaña. Las condiciones de vida permanecen desfavorables para aquellos afectados por unas cotas de desempleo relativamente elevadas, viviendas inadecuadas y una dieta generalmente pobre. De hecho, la urbe se ha ganado la reputación de ser la ‘Capital Mundial del Infarto’ y la ‘Ciudad europea del hombre enfermo’. Un niño que nazca en el barrio de Calton, el barrio más pobre de Glasgow, probablemente viva 28 años menos que otro que nazca en el de Lenzie, el más rico, a solo 13 kilómetros de distancia.

Durante la primera mitad del siglo XX, Glasgow se convirtió en el centro de la industria británica dedicada a la munición, además de suministrar naves y armas para las dos guerras mundiales. Sin embargo, tras esa época de auge económico, las industrias pesadas y portuarias experimentaron un período de decadencia, y a principios de la década de 1970, la urbe parecía estar condenada. Siempre se había enorgullecido de su carácter predominantemente obrero pero, a diferencia de Edimburgo, una ciudad de clase media con una variedad de industrias de servicios, contaba con escasas alternativas para combatir la espiral de desempleo causada por la recesión. Hoy esta ciudad de unos 600 mil habitantes registra más de 10 mil personas sin hogar y tiene una esperanza de vida promedio de 54 años.

lost

Viñeta cómica burlándose de la baja esperanza de vida del barrio de Calton

17 causas explican la baja esperanza de vida

Las causas inmediatas son conocidas: las altas tasas de alcohol y las muertes relacionadas son las drogas, el suicidio, violencia, las enfermedades cardiovasculares, accidentes cerebrovasculares y el cáncer. ¿Pero cuáles son las causas subyacentes? Un estudio revelado hace tres años identificaba hasta un total de diecisiete hipótesis: privaciones y penuria, comportamientos y valores individuales, cultura de abuso de sustancias, falta de vínculos y alienación, relaciones de género, diferencias en el cuidado de los hijos, bajo capital social, sectarismo, vida social escasa, la oferta de servicios de salud, desigualdades, desindustrialización, diferencia climáticas y hasta explicaciones genéticas.

timthumb

Barrio de Calton, en Glasgow (Escocia)

Las razones de la alta mortalidad de Escocia entre los años 1950 y 1980 no son claras, pero la pobreza y privación vinculadas a determinados patrones de empleo en la industria, viviendas inadecuadas y patrones culturales y de comportamiento poco saludables parecen la explicación más probable. A partir de 1980 el patrón de mortalidad ha cambiado y parece que la explicación más plausible esté vinculada al cambio de contexto político. Aquí viene la sorpresa cuando el estudio menciona que la causa más probable es “el ataque político neoliberal”, y la desesperanza y la consiguiente interrupción comunitaria experimentada en Escocia, y en Glasgow en particular a raíz de ello.

Al mencionar esto el estudio se refiere a las políticas que Margaret Thatcher llevó cabo en los ochenta y que comportaron una disminución dramática de la ingeniería tradicional pesada de la ciudad, lo que fomentó el desempleo en la región, la alienación, la descomposición social y el abuso de sustancias, fueron las consecuencias a tales políticas, según indica el informe.

Mala esperanza de vida pero mejorando

Las tasas de mortalidad de la ciudad son bajas en comparación con el promedio del Reino Unido (78 y 82 años para hombres y mujeres respectivamente) pero han ido mejorando en los últimos años. El promedio pasó de los 71,9 años en 2003-2005 a los 73,1 en 2007-2009, y de 77,9 a 78,9 para las mujeres).

Toma nota España

El informe de la OMS de 2008 hacía una mención expresa a la situación laboral y la esperanza de vida. La inestabilidad laboral puede provocar 2,5 veces más probabilidades de padecer enfermedades mentales. Un directivo de Inglaterra alcanza seis años más de vida que un trabajador sin cualificación. “El empleo y las condiciones de trabajo tienen efectos importantes en la equidad sanitaria. Cuando son buenos aportan seguridad financiera, posición social, desarrollo personal, relaciones sociales y autoestima, y protegen contra los riesgos físicos y psicosociales”, señalaba el informe.

¿Te gustó esta historia?
¡Con un "Like" podrás ver muchas más!