Finlandia será el primer país en eliminar las asignaturas escolares

Finlandia parece dispuesta a aumentar su ya abultado prestigio en el terreno de la educación. Allí se han probado métodos que habrían levantado escepticismo en países como España. Abrir nuevos caminos en este terreno requiere valentía y curiosidad. En el país nórdico han demostrado que poseen esas cualidades. Ahora, se plantean eliminar las asignaturas y organizar el aprendizaje a través de procesos más abiertos, otorgando más protagonismo del alumno.

El sistema se implantará, por el momento, para los chicos y chicas a partir de los 16 años. Podrán olvidarse de la Literatura, las Matemáticas, la Física o la Historia como compartimentos estancos. El cambio radical se aplica después de mucha observación e investigación, como declaró a Independent Marjo Kyllonen, la jefa del departamento de Educación de Helsinki:

“existen escuelas donde enseñan según el método que servía a principios del siglo XX, sin embargo, han cambiado las necesidades y necesitamos inventar algo adecuado para el siglo XXI”.

eliminar asignaturas

Se sustituirán las asignaturas por el estudio multidisciplinar de los sucesos que escojan los alumnos. Foto: Wikicommons

La idea es integrar las áreas de conocimiento. Se ha demostrado que el crear vínculos entre ideas, argumentos o materias asienta mucho mejor el saber a la mente que la simple y tradicional memorización. Siguiendo esta lógica, se estudiarán episodios históricos desde todos los ámbitos disciplinares. La Guerra Fría, por ejemplo, se analizaría desde ópticas históricas, geográficas, económicas, físicas, químicas…

La revolución en cuanto a la organización del conocimiento viene complementada con un paso más en el impulso del trabajo en grupo y el protagonismo del alumno. Se impartirá un curso llamado ‘Trabajando en la cafetería’ donde los jóvenes desarrollarán sus habilidades comunicativas.

Los profesores de distintas especialidades deberán aprender a coordinarse e implementar sus áreas de conocimiento. Aquí reside uno de los grandes retos: en que los maestros, procedentes de un sistema totalmente diferente, aprendan a funcionar en el nuevo método y sean lo suficientemente flexibles como para coordinarlo de manera provechosa. Si Finlandia sigue su tradición, en cuestión de años, este nuevo sistema será admirado por todo el mundo.

Publicamos noticias de reflexión que hacen de este mundo un lugar mejor Pero TE NECESITAMOS ¡Ayúdanos compartiendo esta noticia entre tus amigos y tus redes sociales!