Europa registra 215.000 crímenes sexuales al año, un tercio de ellos violaciones. Igualmente alarmante es el hecho de que pocos países europeos se tomen este delito con la seriedad que deberían, tanto en la ley como en la práctica. En todos los juicios sobre violaciones se repite la misma pregunta: ¿se ha defendido la víctima o no de la violación?.

Hemos dado por hecho que si alguien te ataca, la respuesta universal e inquebrantable sería defenderte, creencia impuesta donde tus instintos de supervivencia hacen que tu mente y tu cuerpo entren en acción. Por lo que, según esta teoría, solo podrían violar a una mujer si consiguen dominarla físicamente sin tener en cuenta la intimidación o el contexto. Tras la polémica por la sen­tencia de La Manada, en España también se ha abierto el debate ­sobre la necesidad de abordar cambios legales tanto por considerar la inmovilidad tónica como el consentimiento afirmativo como variables legales.

La interpretación actual del problema de la violencia contra las mujeres, que pone el foco en las manifestaciones explícitas y más brutales (como agresiones físicas y asesinatos), resulta reduccionista y oscurece otros elementos que no son en absoluto secundarios, como la prevención y sensibilización.

De 33 países europeos, sólo 9 reconocen la simple verdad de que el sexo sin consentimiento es violación (contando por separado las tres jurisdicciones de Reino Unido).

Inmovilidad tónica durante la violación

Sin embargo, un estudio publicado en Harvard Review of Psychiatry y en Acta Obstetricia et Gynecologica Scandinavica, ha desvelado que otro de nuestros mecanismos de defensa es la parálisis involuntaria.

El concepto clave  es la inmovilidad tónica (TI), una conocida respuesta reflexiva e involuntaria a estímulos inductores de miedo, puede ayudar a explicar la parálisis y la “congelación” de muchas víctimas de violación.

Consiste en bloquear la resistencia activa. Los investigadores lo han llamado inmovilidad tónica, un término clave para cambiar la manera en que se trata la violación en un juicio y en los hospitales ya que las pruebas recientes demuestran que sin ser un nuevo “descubrimiento”, este se produce con mayor frecuencia e intensidad de lo estudiado hasta ahora.

La inmovilidad tónica es descrita en estos estudios como un estado involuntario y temporal de inhibición motora como respuesta a situaciones que conllevan un miedo intenso. También incide en las implicaciones emocionales como el estrés postraumático (TEPT) o la depresión aguada que sufre la víctima tras el ataque.

https://twitter.com/disenosocialorg/status/989530001904226304

El estudio que lo cambiará todo (pero aún no tienen en cuenta en España)

La importancia de este estudio muestra las implicaciones emocionales pero sobre todo de responsabilidad moral y judicial. Sus conclusiones demuestra que hay un número considerable de víctimas que no resisten al atacante de forma involuntaria.

De todas las mujeres, el 70% experimentó una inmovilidad tónica significativa y de las cuales el 48% llegó a sentir una movilidad tónica extrema durante el abuso. De las 189 mujeres que completaron la evaluación de seis meses, 38,1 por ciento había desarrollado TEPT y 22,2 por ciento había desarrollado una depresión severa.

Cuando se ve con esta perspectiva, ¿no es aún más ridículo? Imagen: p8ladas

La definición legal de la violación basada en la ausencia de consentimiento no es nueva ni innovadora. Es una norma internacional reconocida de derechos humanos. El Convenio del Consejo de Europa sobre Prevención y Lucha contra la Violencia contra las Mujeres y la Violencia Doméstica (Convenio de Estambul), ampliamente considerado el marco jurídico más completo hasta la fecha para combatir la violencia contra las mujeres y niñas, obliga a los países firmantes a penalizar todo acto de carácter sexual realizado sin consentimiento. A pesar de que el Convenio de Estambul ha sido ratificado por más de 20 Estados europeos, la mayoría de ellos no han modificado aún sus definiciones legales de violación.

¿Por qué no se tiene en cuenta por parte de muchos jueces y legisladores?

La ausencia de reconocimiento legal de que las relaciones sexuales sin consentimiento constituyen violación fomenta la idea de que recae en nosotras como mujeres la responsabilidad de protegernos de la violación. Estas actitudes son peligrosas y tienen que cambiar según reconocen asociaciones como AMNISTÍA INTERNACIONAL.

Sólo Inglaterra y Gales, Escocia, Irlanda del Norte y la República de Irlanda, así como Bélgica, Chipre, Luxemburgo y Alemania tienen definiciones basadas en el consentimiento.

Pero los restantes países europeos están muy rezagados, pues sus leyes penales siguen definiendo la violación en función de la fuerza física o la amenaza de la fuerza, la coacción o la incapacidad para defenderse. De los países nórdicos, a los que generalmente se considera modelos de igualdad de género, Islandia es el primero y único hasta ahora que ha introducido una definición basada en el consentimiento.

Gracias a este estudio, se podrá hacer justicia con las víctimas y se debería descartar el consentimiento pasivo como argumento o justificación del acoso y la violación.

Sin embargo, en la actualidad, si una víctima no manifiesta resistencia expresa, muchos tribunales no consideran que haya un caso de violación o agresión sexual ya que consideran que hay un consentimiento “implícito”. ¿Qué tienen en cuenta algunos jueces y legisladores a la hora de juzgar una violación? Algunos ejemplos:

– El juez canadiense Robin Camp a una víctima de abuso sexual durante un juicio: “¿No podías haber mantenido las rodillas juntas?”, le preguntó Camp a la víctima. “¿Por qué no bajaste el culo para que no te pudiera penetrar?”

– La jueza española María del Carmen Molina Mansilla preguntó a una víctima de violación: “¿Cerró las piernas, toda la parte de los órganos femeninos?”

– La Audiencia de Barcelona condeno sólo a seis años y medio de cárcel a un hombre que penetró a una sobrina menor de edad porque, a diferencia del fiscal, que pedía 14 años de cárcel por agresión sexual, cree que el acusado no utilizó la fuerza porque la menor no opuso resistencia al quedar en estado de shock.

De hecho, si la víctima va borracha es un atenuante para el violador. Y si el violador va borracho, también es un atenuante para el violador:

Cambiaría sentencias como la violación múltiple de La Manada

– “¿Se opuso usted al violador?” es la pregunta clave del juez Ricardo González a la joven que sufrió una violación múltiple en San Fermines. En 2012, el juez formuló esta misma pregunta a la víctima de otra violación. En aquel caso, la mujer respondió que se resistió a su agresor, que forcejeó y se negó explícitamente. Ante esa respuesta, el juez condenó al agresor sólo a 9 años de cárcel .

Ahora, en el caso de esta violación múltiple opta por la ABSOLUCIÓN porque la chica “no mostró oposición explícita”.

Actualización Abril 2018: Sentencia del Juicio por Ricardo Gonzalez

La Audiencia de Navarra condena a nueve años de prisión a los cinco acusados por un delito continuado de abuso sexual y les absuelve del delito de agresión sexual que pedían la Fiscalía y la acusación. El Código Penal entiende que en el abuso sexual no media “violencia e intimidación”, como sí lo hace en el delito de agresión sexual. Esto dice la sentencia:

A pesar de la dureza de lo que acabáis de leer, el delito por el que han sido condenados, abuso sexual, como actos que atenten contra la libertad sexual “sin violencia e intimidación” y sin que medie consentimiento. Sí, has leído bien. También han sido absueltos de un delito contra la intimidad y solo uno ha sido condenado a 900 euros de multa por el hurto del móvil de la joven: Antonio Manuel Guerrero, que confesó el robo.

Además de los nueve años de condena (que los expertos consideran que terminarán siendo 3 años reales), el tribunal les ha impuesto la prohibición de acercarse a la víctima a una distancia inferior a los 500 metros y la prohibición de comunicación con la víctima durante 15 años (¿Por qué sólo durante 15 años?).

Otros casos de Ricardo Javier González González:

Este juez ya absolvió a un padre de abusos a su hija menor porque la niña que había recibido los abusos no se mostraba “inquieta o perturbada”

El magistrado perteneciente a la Sala Segunda de la Audiencia Provincial de Navarra dictó en diciembre de 2015 un fallo absolutorio a un padre al que el Ministerio Fiscal solicitaba siete años de prisión, inhabilitación especial para la patria potestad de sus hijos durante cinco años y prohibición de acercamiento a su hija a una distancia de 300 metros durante cinco años, después de que varios testigos denunciaran que el acusado entró en un autobús público de la capital navarra “y con ánimo lascivo y libidinoso comenzó a tocar el trasero de la niña, tras meterle la mano dentro del pantalón y dentro de la braga mientras le decía: ‘A ti te tocan tu padre y tu madre’”.

El magistrado argumentó en este caso que la niña “no mostró signo alguno de encontrarse o sentirse incómoda, intranquila, inquieta o perturbada, ni mediante palabra ni por medio de gestos o cualquier tipo de acción que llamase la atención ni del conductor del autobús ni de otros viajeros” según recogen en su noticia Diario16.

Queridas amigas de España:
Se me caen las lágrimas de la indignación y de la rabia. Los miembros de La Manada han sido sentenciados a 9 años de cárcel por un delito de abusos sexuales, no por violación. Parece increíble que la Audiencia de Navarra no haya sabido entender que no resistirse a un ataque sexual en grupo es una cuestión de supervivencia y que eso no significa que no exista “violencia ni intimidación”.
La defensa de la superviviente no está de acuerdo con la sentencia y va a apelar al Tribunal Supremo — mandemos miles de voces de apoyo que digan #HermanaYoSíTeCreo. Únete y compártelo con todo el mundo firmando esta carta:
Al Tribunal Superior de Justicia de Navarra, y al Tribunal Supremo:
“Como ciudadanas y ciudadanos estamos alarmados por la sentencia a La Manada que les condena por abuso sexual, y no por crímenes de violación. Apoyamos el recurso de la defensa ante el Tribunal Superior de Justicia de Navarra y ante el Tribunal Supremo, les pedimos que lo acepten, y que la nueva sentencia haga justicia.”

Consentimiento Afirmativo

Estudios como estos han permitido poder legislar protegiendo a las víctimas del acoso, la violación y la traumática inmovilidad tónica. El consentimiento sexual ha sido considerado una llave maestra para evitar la violencia sexual en las relaciones sexuales.

Jerry Brown, gobernador de California, aprobó una ley para agregar la sección 67386. Ésta incluye la primera definición de “consentimiento afirmativo” en Estados Unidos de América.

Situación en Europa

 

El 1 de julio de 2018 entrará en vigor la nueva ley sueca que establece que cualquier acto sexual sin un consentimiento explícito será considerado violación. Suecia se suma así a los nueve países europeos que ya han trasladado a sus respectivas legislaciones lo que recoge el convenio de Estambul, firmado por 20 estados miembros de la Unión Europea en el año 2011.

En el apartado referido a la violencia sexual, el convenio de Estambul deja claro que “el consentimiento debe prestarse voluntariamente como manifestación de libre arbitrio de la persona considerado en el contexto de las condiciones circundantes”.

El consentimiento afirmativo implica que la aquiescencia debe ser explícita, afirmativa, consciente, voluntaria (incluso la existencia de un noviazgo no debe asumirse como indicador implícito de consentimiento)

Con el movimiento #MeToo #YoTambién #YoTeCreoHermana, nuestras voces como mujeres se oyen como tal vez nunca se habían oído. Pero no corresponde únicamente a las y los activistas aplicar los cambios. No ser objeto de violación es un derecho humano. Ha llegado la hora de que los Estados asuman su responsabilidad y tomen cartas en el asunto para que se reconozca en la ley que el sexo sin consentimiento es violación.

 

https://twitter.com/disenosocialorg/status/989545240745922560

Guía Jurídica: qué hacer si has sido víctima de una violación

Si te han violado, este vídeo te da las indicaciones que tienes que seguir para poder denunciarlo y evitar que el agresor quede suelto y su crimen, impune. Si quieres ampliar información sobre este vídeo, aquí tienes un artículo de Magnet que lo completa con los datos aportados por el abogado español José Luis Prieto.

Con vídeos como este está claro que todavía queda mucho por avanzar, pero nos ayuda a darnos cuenta de las diferentes realidades en las que podemos vernos envueltos sin, ni siquiera, darnos cuenta de ello. Podemos ser hijos de una cultura, pero siempre revelarnos ante ella en los aspectos que necesitan ser eliminados o cambiados. ES NUESTRA RESPONSABILIDAD SOCIAL por todos los derechos que otros ciudadanos conquistaron y que hoy disfrutamos nosotros: derecho a huelga, sanidad, paro, divorcio, matrimonio igualitario…

Cultura de la Violación Internacional y situación en España

[Si conoces al autor de esta fotografía, por favor, escríbenos para poder publicar su nombre]

Mi violador no sabe que es un violador. Tú le enseñaste que no era su culpa. Yo bebí mucho, coqueteé y mi pantalón era demasiado corto. Yo lo estaba pidiendo. Él me dejó tirada en las escaleras de un parking. Mi (ex)novio me escupió en la cara. Me llamó perra, me llamó una puta. Lo merecía. Mis amigos vieron horrible lo que hice. Me llamaron basura, sin darse cuenta que pudieron haber sido ellos. Esta cultura, mi cultura, tu cultura les dijo, me dijo que era mi culpa. Y sufrí, pero mi violador no sabe que es un violador.”

Nacer niña supone, todavía hoy en día, tener que asumir unos riesgos que nos avergüenzan a todos como sociedad. Debemos concienciarnos y educar a los más pequeños para que no reproduzcan actitudes que pongan en riesgo la igualdad entre hombres y mujeres, una igualdad necesaria para una sociedad sana.

Este durísimo gráfico diseñado por esceptica.org fue lanzado para como crítica contra las declaraciones del Ministerio del Interior de España que aconseja que las mujeres deben recluirse y vivir en alerta constante si están solas o con desconocidos para evitar violaciones.

la-parodia-viralizada-por-esceptica-org

La expresión “cultura de la violación” choca contra la propuesta de “redefinir la virilidad” que están liderando algunos líderes sociales. Por contra, esta “cultura” trata de describir una sociedad donde está normalizada la violencia sexual contra las mujeres y contra las sexualidades no normativas.

El término “rape culture” comenzó a utilizarse en los setenta, y su naturalización supone pensar que la violencia sexual siempre ha sucedido y siempre sucederá. Está íntimamente relacionada con ciertas estrategias discursivas como la culpabilización de la “víctima” o el “slut-shaming”, intentar que una mujer se sienta culpable por tener ciertos comportamientos sexuales que no se ajustan a las expectativas normativas de género.

En el decálogo de legitimar socialmente las violaciones, estas acusaciones no son las únicas. Existen otros momentos en los que los derechos humanos han brillado por su ausencia y la esfera política y pública se ha posicionado en favor del violación o el acto de la violación integrándola como una actividad más de nuestra sociedad.

publicidad violación muhimu

Ricardo Benjumea, redactor jefe de Alfa y Omega, la publicación del Arzobispado de Madrid que se distribuía con el diario Abc, escribió una tribuna que bajo el título “La violación, ¿fuera del Código Penal?” exponía con la posibilidad de despenalizar las agresiones sexuales porque el gobierno de izquierdas que en ese momento gobernaba había reducido el sexo a “simple entretenimiento”.

Gloria Casanova, profesora de la Universidad Cardenal Herrera-CEU de Moncada (Valencia) defendió que “el aborto en el caso de violación no es tolerable porque dentro de lo terrible de la violación sacas algo bueno, que es un hijo, un don de Dios”. Pero hay mucho más y en todos los países. ¿Estas segura de que Dios no quiere que te violen y te quedes embarazada? El candidato republicano al Senado por Indiana, Richard Mourdock, defendió en octubre de 2012 que los embarazos provocados por una violación son “algo que Dios quiere que suceda”.

.

violacion_muhimu
reciclar-chicas-borrachas-muhimuEl congresista republicano afirmó que “si se trata de una violación legítima, el cuerpo de la mujer tiene mecanismos para cerrarse del todo” y así prevenir el embarazo. Su científica teoría seguía la senda que ya inició en 1988 otro republicano, Stephen Freind, que defendió que las posibilidades de que una mujer agredida sexualmente embarazada eran ínfimas porque el cuerpo femenino “segrega unos jugos” que matan al esperma malvado. Si te quedas embarazada, no se trataba de una violación. Los “jugos” te hubieran protegido. WTF?

Y para terminar, os dejamos una bonita camiseta con el lema“Yo reciclo chicas borrachas”. No es una broma, esta prenda se vende en Urban Outtfiter, una  de las tiendas más populares en Estados Unidos. Pero eso no pasa en España, ¿no? ¿o sí?

Algunas de las claves del vídeo “It’s Your Fault” basadas en argumentos reales expuestos por medios de comunicación, líderes espirituales o políticos:

1) Esto te pasa por llevar minifalda. Varios estudios científicos demuestran que las mujeres que llevan falda son la mayor causa de violación ¿por qué? Porque los hombres tienen ojos.

2) Te violan porque… ¿qué hacías en la calle a esas horas? ¿Por qué trabajas hasta tarde? ¿Por qué eres independiente? De hecho, ¿por qué trabajas? Si para eso ya están los maridos.

Dato curioso: si es tu marido, no es violación (en India no se considera delito la violación en el matrimonio).

3) Cuéntaselo a la policía india y siéntete más humillada, si cabe. Un policía uniformado espeta a la cámara Eso te pasa por ir con chicos por la calle por la noche, ¿qué lección aprendes? ¡Es tu culpa!

Si no hacemos algo, todos somos responsables

¿Te gustó esta historia?
¡Con un "Like" podrás ver muchas más!