La solución de Trump ante las masacres en las escuelas: armar al 20% de los maestros

Tras cumplirse 10 días de la masacre en una escuela secundaria de Parkland (Florida), el presidente Donald Trump recibió a estudiantes, profesores y padres víctimas de violencia armada en la Casa Blanca. Los asistentes exigieron al presidente nuevas medidas contra las armas para evitar los tiroteos que cada año acaban con la vida de más de 33.000 personas. Sin embargo, el discurso de Trump no habló de limitar el acceso a las armas, sino de armar a todos los profesores como solución a los tiroteos y la masacres en las escuelas.

Esta solución no ha hecho más que aumentar la polémica en un país donde no puedes beber alcohol hasta los 21 años, pero puedes comprar un rifle con 18 años.

El polémico tuit de Trump

Tras el revuelo, el presidente matizó sus palabras en Twitter:

“Nunca dije ‘dar pistolas a los maestros’ como se dice en las noticias falsas de @CNN y @NBC. Dije que deberíamos barajar la posibilidad de dar ‘pistolas ocultas’ a maestros expertos en armas con experiencia militar o entrenamiento especial. Solo a los mejores. El 20% de los profesores, un número muy elevado, sería capaz de responder inmediatamente si un enfermo salvaje llega a una escuela con malas intenciones.

»Los maestros altamente capacitados también servirían para disuadir a los cobardes que hacen esto. Mucho más activos y a un precio mucho menor que tener guardias. Una escuela ‘libre de armas’ es un imán para las personas malas. ¡LOS ATAQUES TERMINARÁN!”

Armar a los profesores, ¿una solución realista?

Así es la legislación actual sobre las armas de fuego en Estados Unidos

El derecho a la posesión de armas consiste en el derecho a la tenencia, uso y transporte de armas, con fines defensivos, deportivos, cinegéticos, escolta privada o de otra naturaleza, sin perjuicio de otras actividades legales que pudieran realizarse con las mismas.

En Estados Unidos, este derecho está plenamente reconocido con muy pocas limitaciones legales, lo que lo convierte en el país con más armas en manos de particulares del mundo. Entre sus restricciones, la ley federal requiere tener 21 años para comprar una pistola de un distribuidor autorizado, pero en el caso de pistolas largas, como los rifles, escopetas o el AR-15, se pueden adquirir con tan solo 18 años.

Hablamos de la ley general: algunos estados tienen sus propias lecturas. Por ejemplo,  con tan solo 14 o 16 años podrías comprar un rifle en las zonas rurales de Estados Unidos. Así ocurre Minnesota, Vermont o Maine, por ejemplo.

La tenencia y uso de armas es una “muy desactualizada”

La famosa Segunda Enmienda de la constitución estadounidense dice: “A well regulated militia being necessary to the security of a free State, the right of the People to keep and bear arms, shall not be infringed” (“Siendo una milicia bien regulada necesaria para la seguridad de un estado libre, el derecho del Pueblo a tener y portar armas no será vulnerado). Desde el año 1689 lleva vigente un derecho que tras la Independencia se consagró.

Desde entonces, el gobierno federal y las autoridades locales (estados, condados y municipios) han creado diversas políticas sobre control de armas. Hay registros de armas y de sus puestos de venta y existen criterios de selección para los compradores como la edad, la salud mental, la experiencia con armas y los antecedentes penales. Sin embargo, las armas han evolucionado mucho en las últimas décadas y esta ley sigue intacta.

¿Qué opinan los defensores del control de armas?

Los defensores del control de armas advierten que las leyes están desactualizadas ya que no reconocen la evolución presente en las armas modernas y de estilo militar. Los antiguos rifles eran escopetas de cerrojo y de un solo disparo; en la actualidad,  los rifles de estilo AR son armas militares muy letales y de fácil adquisición que se utilizan en las masacres como la de Florida. Según ellos, esos rifles no deberían estar en la misma categoría que el antiguo y clásico rifle de cerrojo usado para cazar. Por ello, piden que se restrinja su compra.

Las armas de hoy en día son diferentes a las que existían cuando se redactó la Segunda Enmienda

¿Por qué no avanzan las leyes sobre la restricción y uso de armas?

En Estados Unidos hay muchas asociaciones “amigas de las armas”, como la conocidísima Asociación Nacional del Rifle (NRA), que defienden el derecho a poseer armas tanto para la defensa personal como para actividades recreativas. La NRA lleva activa desde 1871 y es considerada la organización de derechos civiles más antigua de los Estados Unidos con más de 5 millones de socios.

Este tipo de asociaciones tienen mucho poder político ya que entre sus miembros hay mucho políticos, como la candidata a la presidencia republicana en 2008 Sarah Palin. Para que os hagáis una idea: tal y como recoge el Center For Responsive Politics, en las últimas elecciones, la NRA se gastó más de 11 millones en anuncios para apoyar la candidatura de Trump. Y esto no es todo: llegó a pagar 20 millones más para la creación de anuncios en contra de su rival demócrata Hillary Clinton.

La situación política de Florida no ayuda

La situación política de Florida no ayuda a las restricciones en el uso de armas, ya que los republicanos han tenido mayorías fuertes en las dos cámaras legislativas durante las últimas dos décadas. Esto ha llevado a Florida a convertirse en el estado del gunshine (combinación de las palabras gun y sunshine, es decir, armas y sol). Excepto Miami y Orlando, la mayoría de ciudades del estado siguen siendo rurales, conservadoras y amigas de las armas.

El futuro representante republicano José Oliva anunció tras el ataque a la escuela secundaria de Parkland que no estaría a favor de las restricciones de armas.

“No se saca un automóvil de la carretera porque alguien alquiló un U-Haul y se llevó por delante a algunas personas en la ciudad de Nueva York”, dijo Oliva.

Bajo este prisma desalentador y tras las últimas declaraciones de Trump, no parece que vayan a cambiar mucho las cosas, al menos durante el mandato del actual presidente.

Y tú, ¿qué opinas?, ¿crees que algún día será ilegal portar armas en Estados Unidos o estás a favor de armar a los profesores?

Ver esta publicación en Instagram

Hoy en nuestro blog os volvemos a aportar un punto de visa más sobre importantes e inquietantes fenómenos que se están sucediendo en la actualidad internacional desde la comunicación y el diseño social. Muchos de nosotros hemos visto aterrorizados las imágenes de los niños y niñas separados de sus padres en los centros de detención de #migrantes en Texas o por las desoladoras imágenes de las personas migrantes que huyen del horror en sus países y se juegan la vida en el Mediterráneo. Puede parecer que cualquier ciudadano defensor de los derechos humanos esenciales como ética pública y como moral personal, por coherencia ideológica y emocional, estaría en favor de actos de solidaridad y justicia social para estas personas. Pero no. Lo realmente sorprendente estos días no son las noticias en sí, sino el timeline de las redes sociales de muchos de nuestros amigos  y familiares justificando las medidas ejercidas por los políticos (cierre de puertos y fronteras o encarcelamiento de ciudadanos y niños inocentes). Hoy no se trata de juzgar estas opiniones. Ni de criticarlas. Ni de eliminar de nuestros contactos a quienes no piensen como nosotros. TODO LO CONTRARIO. Intentemos entender por qué nosotros no pensamos igual que ellos y por qué ellos no piensan piensan como nosotros. Sin dejarnos llevar por #sesgoscognitivos como el del exogrupo o el efecto Dunning-Kruger. Se trata de aportar debate, ciencia, psicología, filosofía e incluso poesía a todos estos sentimientos que nos hacen temer que el bienestar de otro ser humano puede hacernos daño como sociedad. Sólo desde la #comprensión del otro podemos iniciar el #diálogo para poder aportarles nuestra visión y encontrar un camino lleno de valores de convivencia y bien común. Para ello, en el blog os plantearemos la #perversión de los marcos conceptualesen que se establecen en redes sociales y medios de comunicación y los #dilemaséticos sobre las migraciones.

Una publicación compartida de DISEÑO SOCIAL (@disenosocial) el

¿Te gustó esta historia?
¡Con un "Like" podrás ver muchas más!