El batallón femenino de los kurdos: la auténtica pesadilla para los terroristas de DAESH

Actualización /// 2020

Turquía había iniciado una ofensiva en el norte de Siria para suprimir el control territorial de una organización estrechamente ligada con la guerrilla kurdoturca PKK, en guerra con Turquía y, hasta ese momento, aliada clave de Occidente en la lucha contra el Estado Islámico.

FUENTE: programa Especial de RT.

Batallón femenino: ‘Apátridas’ dentro de un país

Mientras el resto de Siria se destrozaba en una violenta guerra civil, la minoría kurda de Siria pasó tres años construyendo discretamente varios Estados pequeños en el norte del país.

Ellos llaman Rojava a estos tres enclaves. Hasta hace poco, algunos observadores externos los consideraban una especie de éxito.

“Trataron de gobernarlos como pequeños Estados bastante autónomos que en ciertas formas eran bastante admirables. Incluían varios grupos étnicos y religiosos y trataban de ser incluyentes”, dijo Hugh Pope, analista del International Crisis Group (ICG), una organización de mediación en conflictos.

En los últimos días, los yihadistas han sufrido claras derrotas en la guerra siria. Una, ante los kurdos de las milicias del YPG, con el apoyo norteamericano, en la localidad de Sinjar, y la segunda en la provincia de Alepo, donde el Ejército ha levantado el sitio de la base de Kuweiris.

infor-ISIS-notimex

No está más fuerte que hace seis meses. No tiene ninguna posibilidad de avanzar hacia Damasco, mucho menos con el apoyo aéreo ruso a Asad. EEUU está aumentando sus suministros a los kurdos, su única manera de debilitar a DAESH sin fortalecer al mismo tiempo a Al Qaeda o Asad.

Pero hay que aceptar que mientras haya una guerra en Siria y el Estado iraquí sea incapaz de controlar su territorio, DAESH seguirá existiendo.

Cabe una posibilidad muy preocupante, que los yihadistas decidan que su “califato” no verá aumentar el territorio que controlan en Siria, y que su próximo campo de batalla está en Europa. Que quieran emular a la Al Qaeda de Bin Laden y su proyecto de atacar al “enemigo lejano”. Causarán mucho dolor, pero correrán el mismo destino.

Diferencia entre combatir a ISIS y combatir a DAESH

Tanto ISIS como ISIL son la traducción al inglés del acrónimo árabe ‘Islamic State of Irak and the Levant’ (ISIL) o el más habitual ‘Islamic State of Irak and Syria’ (ISIS). Es la más utilizada por la prensa anglosajona y la denominación más extendida en el mundo. La única diferencia con la denominación “Estado Islámico” es que añade la coletilla “de Irak y el Levante”, que el grupo pidió eliminar el año pasado.

Los países que han dejado de llamar Estado Islámico al grupo ahora lo denominan Daesh, acrónimo árabe de al-Dawla al-Islamiya al-Iraq al-Sham (Estado Islámico de Irak y el Levante).

Los terroristas detestan esta denominación DAESH porque, en árabe, el sonido de esa palabra es parecido a “algo que aplastar o pisotear”. Dependiendo de cómo se conjugue, esta palabra también puede significar “intolerante” o “el que siembra la discordia”.

Tal es el odio de los miembros del grupo a esta palabra que se dice que en los territorios que controlan se han producido ejecuciones a ciudadanos sólo por haberlo utilizado. Han amenazado, además, con cortar la lengua a quien les llame así. “Ellos lo perciben como un desafío a su legitimidad: un rechazo a sus aspiraciones de definir la práctica islámica para ser ‘un Estado para todos los musulmanes’ y -crucialmente- como una negativa a reconocerlos y tratarlos como tal”, explica el analista de terrorismo internacional Evan Kohlmann.

Publicamos noticias de reflexión que hacen de este mundo un lugar mejor Pero TE NECESITAMOS ¡Ayúdanos compartiendo esta noticia entre tus amigos y tus redes sociales!