¿Son más prolíficos los escritores que se levantan más temprano?

WEB_escritores_VERTI

Siempre que pienso en un escritor viene a mi mente alguien como el de la portada de este artículo. Una persona que para encontar la inspiración busca refugio en la tranquilidad y la soledad de la noche. Siempre he creído que los escritores y escritoras son personas sin horarios que se levantan tarde y se ponen a trabajar una vez el sol ha caído.

Es por este motivo que me ha gustado la infografía que adjunto en el presente artículo. Ha sido elaborada por Maria Popova con la ayuda de la ilustradora Wendy MacNaughton. En ella Maria se pregunta si los hábitos de sueño de un escritor/a afectan a su productividad. Para averiguarlo la autora realizó una lista de treinta y siete escritores de quiénes era conocida la hora que tenían programada en sus despertadores para despertarse. A partir de allí se cruzaron los datos con la producción literaria de cada autor.

Antes de empezar ningún tipo de análisis es importante mencionar el enorme grado de subjetividad que conlleva la evaluación de una carrera literaria -o cualquier carrera creativa-. Como toda visualización de información se trata de un ejercicio de juicio subjetivo en lugar de un registro de verdad objetiva. En esta infografía se consideró la productividad cómo el número de trabajos publicados y los principales premios recibidos. Dado que tanto la duración cómo el período en el que vivió un autor afectan su producción literaria -vidas más largas ofrecen más tiempo para escribir, y el hecho de que algunos autores vivieran antes del establecimiento de algunos de los premios más importantes- es importante tenerlas en cuenta.

Esta infografía muestra clasificados (de más temprano a más tarde) los autores según la hora en la que solían despertarse. Cada imagen incluye un pequeño gráfico de barras que contiene el número de trabajos publicados, con código de color para el género. La línea empieza con el gran padecedor de insomnio Balzac (se despertaba a la 1 de la mañana) y termina con el bohemio Bukowski (se despertaba a las 12 del mediodía).

La biografía de Honoré de Balzac escrita por Stephan Zweig, cuenta que gran parte de la obra “Las ilusiones perdidas” fue escrita en las madrugadas, y esto se debe al hecho de que en las madrugadas Balzac no podía ser fastidiado por sus acreedores, eso sí, siempre con la compañía de granos de café mientras llenaba las cuartillas sin parar. Otro gran autor insomne es es el italiano Umberto Eco (autor de “El péndulo de Foucault”).

Existe un sinnúmero de factores que dan forma a la producción creativa de un escritor, dónde el sueño es tan sólo uno de ellos. Viendo la infografía se puede comprobar como, como norma general, (a excepción de dos autores atípicos que son altamente prolíficos y premiados, como Bradbury y Stephen King) se levantan más tarde parecen producir más obras pero ganar menos premios que los más madrugadores. Parece que los autores que se levantan hacia las 9 de la mañana se encuentran entre los más prolíficos en cuanto a número de publicaciones se refiere.

El punto más importante, tal vez, que no esté mal recordar. No existe una rutina en específico que garantice el éxito. Lo más importante es tener el hábito de ser persistente y definirse uno mismo su propia rutina. Trabajanado día tras día, sin falta, es la mejor manera para lograr un éxito duradero.

sleepproductivitywriters_1500_1

¿Te gustó esta historia?
¡Con un "Like" podrás ver muchas más!