muhimu.es

La vida no es un juego de azar. No es un casino donde invertir tus días. Es una obra de arte para contemplar y crear. Siente, ama, crea.

Etiqueta: terapia

  • Así te ayuda la terapia centrada en soluciones

    Así te ayuda la terapia centrada en soluciones

    «El ser humano es el único animal que choca dos veces con la misma piedra». ¿Conocéis este refrán? A todos nos ha pasado: hemos querido atravesar paredes a «cabezazos», es decir, solucionar un problema con una resolución que quizás no era la mejor, pero era la única que sabíamos. Gran parte de nuestro malestar psíquico…

  • Colorear cambiará tu vida de estas 7 maneras diferentes. ¿Te animas?

    Colorear cambiará tu vida de estas 7 maneras diferentes. ¿Te animas?

    Cuando coloreamos y dibujamos logramos entrar en contacto con nuestro yo más profundo. Esto nos conecta a nuestras emociones y nos otorga muchos beneficios a nivel psicológico. Por ello, en los últimos años han crecido mucho las terapias para adultos asociadas a colorear para relajarse tras el trabajo y despejar la mente de las preocupaciones cotidianas….

  • 4 maneras de utilizar la escritura como terapia

    4 maneras de utilizar la escritura como terapia

    Existen muchas soluciones para las preocupaciones cotidianas. Yoga, pilates, técnicas de mindfulness, pero os voy a hablar ahora de otra muy distinta y que a mí, personalmente, me gusta más practicar: la escritura como terapia.

  • 3 pasatiempos sorprendentemente terapéuticos

    3 pasatiempos sorprendentemente terapéuticos

    Somos lo que hacemos, nuestros hábitos nos van moldeando. Sin embargo, lo olvidamos demasiado a menudo y terminamos enredados en la tela de araña que construyen a nuestro alrededor las prisas, las obligaciones, la rutina… Si no tenemos tiempo para nosotros, si no cultivamos una pasión y no le dedicamos algunas horas a la semana…

  • ¿Cómo una manta pesada puede ayudarte a combatir el insomnio y la ansiedad?

    ¿Cómo una manta pesada puede ayudarte a combatir el insomnio y la ansiedad?

    El cuadro suele ser siempre el mismo: das vueltas entre las sábanas y, sin importar cuánto te esfuerces por dormir, tus ojos se resisten a cerrarse. Entonces tu mente se desboca y empiezas a pensar en todo lo que has hecho durante la jornada o en todo lo que tendrás que hacer al día siguiente….