Razones científicas por las que los zurdos somos más interesantes que los diestros 1

Razones científicas por las que los zurdos somos más interesantes que los diestros

Sin duda, seguro todos vosotros tenéis algún amigo o familiar zurdo, ese que siempre llevaba la mano manchada de azul, que entregaba los ejercicios emborronados, que era incapaz de cortar con unas tijeras… Yo soy una de ellos. Tengo la suerte de pertenecer a esta minoría que en España supone, aproximadamente, entre el 10 y 13% de la población.

Razones científicas por las que los zurdos somos más interesantes que los diestros 2

Y puedo confesar en primera persona que es cierto que tuvimos una infancia más difícil que la de los diestros. Las acciones aparentemente fáciles se volvían en nuestra contra al intentar utilizar la mano izquierda. Pero si hay algo de cierto es que este arduo camino nos ha hecho más interesantes, ¿quieres saber por qué?

1. 11% de la población mundial

No se conoce una época en la historia en la que el porcentaje de zurdos fuera mayor o menor a lo normal. Dicho porcentaje se mantiene estable desde la Prehistoria en torno a un 11% de la humanidad (entre 8% y 13% en sus casos más extremos). Y curiosamente, no sólo se mantiene a lo largo del tiempo sino que además, este patrón es el mismo en todos los continentes, razas y culturas. Los científicos creen, por tanto, que aunque la vida esté diseñada para diestros, por alguna razón, ser zurdo suponía una ventaja evolutiva.

2. Buenos luchadores

Somos mejores luchadores y solemos ganar en los enfrentamientos contra rivales similares. Sin embargo, no es una ventaja que se adquiera con los genes sino con el entrenamiento: los diestros tienen menos oportunidades de entrenar contra zurdos, mientras que éstos suelen competir con rivales que usan la derecha. Es decir, cuando un diestro se enfrenta a un zurdo, está menos preparado que él.

En mi caso puedo asegurar que es cierto. Yo he pasado 12 años de mi vida practicando y compitiendo en judo, y la verdad es que poseer un agarre distinto al habitual para tus rivales, hace que partas con la ventaja de la incomodidad que les estás produciendo.

3. Más alocados y más sanos

Buenas noticias: ser zurdo también es bueno para la salud. Todas estas particularidades de los zurdos provienen de la estructura y el funcionamiento del cerebro. La mayoría de la población se apoya en la mitad izquierda para las tareas relacionadas con el lenguaje. Pero un 30% de los zurdos prefieren la derecha o no se decantan por ninguna.

Los científicos señalan que suelen conservar mejor la memoria al envejecer, cuando el procesamiento cerebral se ralentiza.

Esto provoca que los zurdos posean mayor sensibilidad y rapidez a la hora de procesar información y almacenarla, ya que la conectividad entre ambos hemisferios es más intensa y flexible.

Por contra tenemos que destacar que la ciencia moderna ha descubierto, y no puede explicar por ahora, que cerca del 20% de los esquizofrénicos son zurdos. También poseen  mayor tendencia a desarrollar dislexia, déficit de atención, hiperactividad y otros desórdenes.

4. Solemos nacer con más estrés

Es cierto que en una familia en que los padres sean zurdos, proliferaran éstos. Pero aunque haya un factor genético solo es el 25%. Los estudios señalan la importancia de los factores ambientales en el desarrollo de la zurdera, entre ellos el haber sufrido estrés en el útero materno. Otras coincidencias son los bebés de madres mayores o los que nacen prematuros, también en los partos dobles es más probable que sean zurdos.

5. Somos más creativos y puede que más inteligentes

Lo que determina este aspecto no depende tanto del hecho de ser zurdo o no, sino la intensidad con que se prefiere una mano sobre otra (un hemisferio cerebral sobre otro). Esto determina las capacidades cognitivas. Los estudios corroboran que la memoria, la flexibilidad para cambiar opinión, gustos y juicios, la percepción del riesgo y otras capacidades dependen de la mitad derecha del cerebro.

Cuanto menos constante eres a la hora de preferir una mano sobre otra, aumenta la interacción entre los hemisferios del cerebro y la posibilidad de acceder a los procesos del hemisferio derecho.

De ahí que estudios como el que realizó a universidad de Toledo (en Ohio, EE.UU) revelaran datos tan divertidos como este: a los diestros les gusta menos la música alternativa o no tan popular, como el reggae o el jazz. Los zurdos tienen la mente más abierta y están más predispuestos a actualizar sus preferencias.

En el caso de la creatividad, ésta depende del hemisferio derecho como también: el pensamiento divergente. Este tipo de pensamiento determina la capacidad de generar ideas innovadoras o conclusiones a partir de la exploración de múltiples soluciones a una única premisa o problema. Por esto se le adjudica a los zurdos mayor desarrollo de las capacidades artísticas.

6. ¡Cuidado! Nos podemos enfadar

Hay dos emociones que no podemos controlar: las de la ira y la hostilidad. No definirse por ningún hemisferio de forma concreta provoca que los zurdos manejen peor sus emociones; como resultado, las áreas de la corteza cerebral que procesan las emociones negativas presentan mayor actividad.

Esto también hace que los zurdos sean más sensibles al miedo y a las situaciones de estrés. Son más precavidos, se controlan e inhiben más a la hora de decir y hacer lo que piensan, y se muestran más dubitativos a la hora de tomar decisiones difíciles. Estas circunstancias hacen que sus decisiones sean mejores porque están más sopesadas.

7. Solemos hacer historia

Muchos son los artistas, líderes, figuras históricas y científicos que llenan la lista de zurdos, aquí os dejamos un detalle:

Desde Aristóteles, Newton, Darwin, Marie Curie, Bill Gates y cuatro de los cinco fundadores de Mac, César, Ramses II, Luis XIV, Alejandro Magno, Carlo Magno, Juana de Arco, Ghandi, Benjamin Franklin, Churchill, Hitler, Simón Bolívar, Napoleón, Da Vinci, Miguel Angel, Picasso, Toulouse Lautrec, Durero, Marilyn Monroe, Chaplin, Angelina Jolie, Diane Keaton, Morgan Freeman, hasta Robert de Niro…

8. Tenemos sueldos mas bajos

Si, no todo iba a ser bueno. Uno de los últimos estudios realizado por la universidad de Harvard ha descubierto que, por regla general, los zurdos cobran menos.

La razón podría encontrarse en los efectos que tiene la zurdera en algunas habilidades. El autor del estudio, los zurdos tienden a sufrir más problemas emocionales, de comportamiento y de aprendizaje, y muchos dejan los estudios y trabajan en puestos menos cualificados.

9. Nos gusta ir de copas

¡A los zurdos nos gusta beber! El descubrimiento de Kevin Denny sucedió mediante un estudio para eliminar el prejuicio de que los que usan la mitad izquierda del cuerpo presentan mayor tendencia al alcoholismo. Se salió con la suya, ya que, aunque los zurdos beben más, no tienen por qué desarrollar este desorden más que los diestros.

10. ¿Vivimos menos?

Menudo revuelo se formo en 1991 tras la publicación en varios medios, que el resultado de un estudio científico aseguraba que los zurdos vivían nueve años menos que los diestros.

Años después se descubrieron varios defectos en el procedimiento del estudio que le quitaron toda su validez. Estos defectos iban desde la forma en que se había realizado por la elección de fallecidos de avanzada edad, muchos de los catalogados como diestros que podían ser zurdos corregidos por la sociedad y obligados a usar la mano derecha.

No existe nada que apunte a una menor esperanza de vida de los que prefieren la mano y el pie izquierdo, tan sólo que nuestra vida… suele ser más creativa 🙂

Deja una respuesta