1 de cada 3 españoles aún no sabe que es portador de VIH. ¿Qué debes hacer?

Muchos jóvenes no se preocupan en absoluto por el VIH, pero conocer que la mitad de los afectados por esta enfermedad no sabe que la tiene les hizo replantearse sus ideas.

Según los datos disponibles, en el Estado Español hay entre 130.000 y 150.000 personas con el VIH y, de ellas más de una tercera parte aún no lo saben. Es decir, hay unas 50.000 personas que por miedo al estigma y a la discriminación, por falta de percepción del riesgo o por vergüenza a acudir a su médico habitual, tienen el VIH y aún no se han realizado la prueba.

La no percepción de riesgo es consecuencia de la falta de campañas de prevención, que provocan la invisibilidad del repunte de vih y otras infecciones de transmisión sexual que se está produciendo en los últimos años.

Según el último boletín del Instituto de Salud Pública de Navarra (Núm. 78, septiembre de 2014):

“La elevada proporción de diagnósticos tardíos de la infección por VIH hace sospechar de la existencia de una bolsa importante de infecciones que todavía no han sido detectadas. Aflorar esta bolsa de infecciones no diagnosticadas ayudaría a mejorar el pronóstico de los afectados y a reducir la propagación de la infección”.

Según los datos de este último boletín, en 2013 ha habido el mayor repunte de nuevos diagnósticos desde 2002. Este repunte supone un 37’5% más de nuevos casos respecto a 2012. Estos datos evidencian una línea de progresión ascendente en la infección por vih.

VIH SABE LO QUE TIENE

  • VERDADES
    -El VIH se transmite por contacto sexual desprotegido, vía perinatal (madre a hijo) durante el embarazo, el parto o la lactancia, y a través de transfusiones de sangre.
    – Todos y todas somos vulnerables ante el VIH sin importar sexo, edad, raza y creencias religiosas.
    – El virus del VIH no puede sobrevivir fuera del cuerpo humano. Por lo tanto, si te pica un mosquito no puede ser portador del virus.
    -El sudor No es una vía de transmisión del VIH.
    – El sexo oral es una circunstancia de riesgo. El semen y las secreciones vaginales tienen alta concentración de VIH.
    – El VIH no es una enfermedad contagiosa. No se transmite por el aire.
    – El único fluido que queda en los alimentos compartidos es la saliva, la cual NO tiene la capacidad de transmitir el VIH.
    – El VIH solo subsiste al interior de una persona viva, no en su ropa o pertenencias.
  • MENTIRAS
    -Si compartes el baño o una piscina con una persona con VIH te puedes contagiar.
    -Solo tienen Sida los homosexuales.
    -Si te pica un mosquito que antes ha picado a alguien con Sida, te puede transmitir la enfermedad.
    -Una persona puede adquirir el VIH al estar en contacto con el sudor de una persona con VIH.
    – Si practicas sexo oral no contraes el VIH.
    – El VIH puede contagiarse por medio del contacto físico (saludos, abrazos, caricias).
    – Comer del mismo alimento previamente mordido por una persona con SIDA, es una forma de adquirir el virus.
    – Si una persona muere de SIDA, su ataúd y toda su ropa debe ser quemado.

estigma-muhimu

LUCHAR CONTRA EL ESTIGMA

Pese a los avances científicos y sociales, todavía quedan batallas por librar a los enfermos de SIDA. La falta de diagnóstico y ciertos estigmas que aún se mantienen constituyen las principales batallas. Tampoco se han eliminado todos los recelos sociales. Recientes estudios revelan que tres de cada diez personas dicen sentirse “incómodas” si saben que un enfermo de SIDA está cerca de ellos.

A pesar de que la epidemia está entre nosotros hace varios años, en los que hubo muchos progresos en materia de tratamiento y prevención, el estigma todavía persiste.

9ac309d3c98fd12962e7bbfd1b2de0cd

Los avances en los tratamientos y en la atención sanitaria han hecho de la infección por VIH en el mundo occidental una enfermedad crónica. Actualmente, la calidad y la esperanza de vida de las personas con VIH podrían equipararse a la de muchas otras personas. Sin embargo, los cambios en la percepción social del VIH han sido menos significativos. Sus vías de transmisión, sus implicaciones respecto a los mandatos de género más tradicionales y su asociación en el imaginario social a grupos socialmente excluidos son causa del estigma asociado a la infección y motivo de discriminación en distintos ámbitos.

 

¿Te gustó esta historia?
¡Con un "Like" podrás ver muchas más!