El cine y la literatura están plagados de trastornos mentales que alimentan las grandes historias y dar profundidad a todos esos personajes que amamos y odiamos. Y, claro está, el mundillo de los superhéroes no podría ser diferente.

“Un gran poder conlleva una gran responsabilidad” es una de las frases que muchos fans de Peter Parker tienen grabada a fuego, y razón no le falta. Además, todo poder tiene un lastre: esa enfermedad o trastorno mental oculto.

1. Spiderman o “el hombre obsesivo-compulsivo”

El que más o el que menos sabe cómo el joven Peter Parker acabó convirtiéndose en Spiderman: una araña radioactiva se cebó con él y ¡voilà!, de repente podía trepar por los edificios de Nueva York. Eso sí, también sabemos que no fue hasta el asesinato de tío Ben a manos de un ladrón al que Peter dejó escapar, cuando se dio cuenta de que tenía que usar sus poderes para hacer el bien.

Peter Parker empieza a obsesionarse, hasta convertir su obsesión en un trastorno mental

Desde ese momento, Peter Parker empieza a obsesionarse: su sentido de la moralidad y del bien es inquebrantable; tanto que abandona relaciones, oportunidades laborales y se enfrenta a amigos y compañeros superhéroes. Sin duda, Spiderman ilustra síntomas del trastorno de personalidad obsesiva-compulsiva.

2. Hulk o “el claro caso de trastorno disociativo de la personalidad”

Bruce Banner es Hulk, y Hulk es Bruce Banner. Tras una fuerte exposición a grandes dosis de radiación gamma, el científico Bruce Banner consigue un alter ego: Hulk, un gran monstruo verde, aparece cada vez que Banner está expuesto a grandes dosis de estrés. ¿Te suena la historia? Al más puro estilo Doctor Jekyll y Mister Hyde, Banner divide su personalidad en dos opuestos en un claro caso de trastorno disociativo de la personal: uno es un brillante y tímido científico; el otro, un bruto verde con la inteligencia de un niño.

3. Iron Man o “el eterno narcisista”

El hombre de hierro con un problema severo en el corazón. Ese es Tony Stark, un genio millonario cuyo ego no le cabe en el pecho (literal y figuradamente). A nivel psicológico, siempre se ha dicho que Tony Stark tiene un trastorno narcisista de la personalidad. Sin embargo, Iron Man podría representar a la perfección un problema de alcoholismo: incluso Marvel llegó a dedicar en su momento toda una saga al tema. Tras caer lo más bajo posible, Stark se sobrepone a su adicción y desde entonces solo bebe agua.

Algunos superhéroes son narcisistas; otros, narcisistas y alcohólicos. Imagen: Chris Doornbos vía Flickr

4. Lobezno o “el hombre sin recuerdos”

La amnesia es un recurso un tanto manido por series, telenovelas y literatura de todos los tiempos, y la amnesia retrógrada es parte de la esencia de Lobezno.

Para los que aún no lo sepáis, Lobezno forma parte de los X-Men y es un mutante que sufrió experimentos científicos por parte del gobierno. Sus huesos están reforzados con adamantium, el metal más fuerte del universo Marvel. El trauma de la intervención le provocó la amnesia retrógrada de la que hablamos, que le impedía recordar su pasado, los pocos recuerdos que tiene son “implantados”.

5. Batman o “el claro caso de estrés postraumático”

El millonario Bruce Wayne presenció el asesinato de sus padres cuando era niño, y eso cambió completamente su vida. Tras heredar la fortuna y siempre de la mano de su fiel mayordomo Alfred, Bruce se convierte en Batman y limpia las calles de Gotham de criminales.

El problema llega cada vez que se acerca una fecha señalada o visita la tumba de sus padres o la escena del crimen: ahí revive una y otra vez lo que ocurrió. Sin lugar a dudas, Bruce sufre un trastorno de estrés postraumático de manual, a lo que hay que añadir el insomnio y la irritabilidad constantes.

Bruce Wayne sufre un trastorno de estrés postraumático desde niño

Los superhéroes tendrán superpoderes, pero también son humanos. Por eso sufren como cualquier otra persona o incluso más, por el peso del mundo que sus creadores les han hecho cargar.

Artículo original: Psicología y Mente

¿Te gustó esta historia?
¡Con un "Like" podrás ver muchas más!