¿Recuerdas qué pasó anoche? La ciencia encuentra relación entre "lagunas mentales" y alcohol

Si aún estás en búsqueda y captura de todos aquellos episodios vacíos en el fin de semana, estás en el lugar adecuado. No podemos contarte qué hiciste. Tampoco tenemos el remedio a tu resaca, pero, lo que sí hemos encontrado, es la explicación a tu mente en blanco:

via GIPHY

Anoche bebiste algo más de la cuenta y padeces las famosas “Lagunas mentales” o Black-outs. Estas son episodios en los que la memoria se ve afectada de tal manera que no puede acceder a porciones de recuerdos y vivencias. Y primero, debe quedar claro que hay dos tipos de fenómenos: quien olvida de forma intermitente ciertos sucesos ocurridos durante la noche y quien no logra recordar largos periodos, o la totalidad de ella.

“La explicación es más sencilla de lo que parece: el etanol en exceso interrumpe la producción de glutamato, esencial para la comunicación neuronal y de los neurotransmisores que van al hipocampo (estructura cerebral que desempeña una función muy importante en la memoria).”

Debido a esto, los que experimentan pérdidas de memoria intermitente, pueden llegar a recordar si se les ofrece alguna pista en la que recrear el episodio en blanco. Sin embargo, no tenemos tan buenas noticias para los individuos del segundo tipo, ya que han experimentado un fenómeno similar a lo que conocemos por amnesia. Esto quiere decir, que el cerebro pierde la habilidad de crear nuevas memorias y no encuentra relación desde la que partir en el recuerdo.

Además, según el investigador Reagan R. Wetherill, existe una predisposición genética a este suceso. No todos los cerebros sometidos al mismo proceso obtienen el mismo bloqueo mental.

No obstante, podemos evitarlo:

Estudios demuestran que la principal causa de esta pérdida de memoria se produce cuando existe un pico del nivel de alcohol en sangre , es decir, superamos el 0.15% en un espacio corto de tiempo. Situación que podríamos sortear bebiendo una vez tengamos el estómago lleno, lo que dificulta la absorción de este, o simplemente, bebiendo más lento.

¡Suerte en la próxima fiesta!


¿Te gustó esta historia?
¡Con un "Like" podrás ver muchas más!