No todos interpretamos las imágenes de igual forma. En especial cuando estas son confusas y nuestra mente intenta darle sentido no a través de lo que dicen sino a través de lo que somos.

De este modo, más que “ver lo que hay“, estamos proyectando los aspectos de nuestra personalidad que hacen interpretar la imagen y, también, dar justificaciones de nuestras respuestas. Por ello, distintos campos de las psicología utilizan este tipo de imágenes, como por ejemplo en las del Test De Rorscharch, para que nos ayuden a esbozar aspectos de nuestro el mundo interior y la personalidad de quienes nos atrevemos con ellas.

Hoy os traemos un ejemplo muy sencillo y a la vez revelador. Mira atentamente la imagen:

¿Qué crees que representa?

Si tu respuesta ha sido “dos manos”

Ante todo eres una persona bastante lógica, especialmente para tomar decisiones. Eres muy racional y de mente muy despierta. Te esfuerzas por entender aquello que te rodea y también lo que está más allá. Piensas antes de actuar. No contestas a la primera y por eso sueles tomar buenas decisiones. Aquellos que realmente te conocen saben que es así y por eso recurren a ti cuando necesitan escuchar un consejo importante.

Esta capacidad te ayuda a enfocar la atención con perseverancia y desarrollar ideas y habilidades complejas. Independiente e innovador, es posible que te obsesiones con tus pensamientos. Por ello debes tener cuidado con posibles problemas de soledad, excentricidad y nihilismo.

Si tu respuesta ha sido “una explosión”

Domina el pensamiento creativo dentro de ti. Hay una gran creatividad deseando salir de tu interior. Eres versátil, optimista y espontáneo; pero también, tiendes a ser desorganizado e indisciplinado.

Eres de los que constantemente busca experiencias nuevas y estimulantes, pero la actividad continuada te aturde y te agota. Por ello, debes tener mucho cuidado para no caer fácilmente en problemas de superficialidad e impulsividad. En tu mejor aspecto, centras tus dotes en objetivos creativos porque sueles formar parte de esos pioneros visionarios que están en la vanguardia y es capaz de ver el mundo de un modo totalmente nuevo.

Si tu respuesta ha sido “un árbol”

Todos tus amigos lo saben: eres una persona que se fija en todos los detalles, capaz de ver lo que otros no ven. Tienes una capacidad de atención privilegiada tanto para el mundo como para las personas. Es difícil que te oculten algo, porque intuyes si hay algo más. Sabes usar toda esta sensibilidad para relacionarte en lo personal y en lo profesional.

Sueles preocuparte también de tus propios detalles, es decir, de tu imagen y por lo que los demás piensan de ella. Tu lado más conflictivo puede ser que tiendas a la adicción al trabajo y a la competitividad. En tu mejor aspecto, esto no sucede porque eres capaz de aceptarte a ti mismo y es cuando sacas tu mejor versión porque eres auténtico; eres todo lo que aparentas ser y, por tanto, representas un modelo que inspira a otras personas.

Si tu respuesta ha sido “¡son manchas de colores!”

La toma de decisiones,  en ocasiones, causa un estrés innecesario. Si no ves nada, quizás sea hora de frenar y debas tomar un merecido descanso. Puede ser que el estrés esté nublando tu capacidad inventiva o reflexiva. ¡Cuidado! Puede que no quiera buscar segundas lecturas por agotamiento.


¿Quieres recibir más historias como esta por email?

Suscríbete a nuestra Newsletter: