Te mostramos cómo sería "realmente" el físico y la personalidad de las protagonistas Disney

Si hace poco reflexionábamos sobre la cintura de las princesas Disney, hoy os presentamos a Jirka Vinse  Jonatan, un diseñador gráfico de Finlandia que para su portafolio personal ha elaborado éstas imágenes en donde nos muestra su visión algo más “realista” de las princesas de Disney. Pero vamos a intentar ir un poco más allá de su «realismo corporal» e indaguemos en su la “realidad psicológica”.

Las protagonistas de las películas de Disney han ido cambiando poco a poco y adaptándose a la “realidad” del mundo real. Os mostramos todos los dibujos de Jirka y en algunas de ellas, os explicamos también  qué dicen los psicólogos y especialistas en estudios de género sobre la personalidad que las define:

Alice from Alice in Wonderland

El descenso de Alicia por la madriguera que parece no tener fin recuerda la pesadilla tan recurrente en muchas personas de caer y caer, hasta que la sensación de angustia creciente les hace despertar. Carroll usa esa imagen para describir la entrada en lo inconsciente.

La incertidumbre propia de la adolescencia aparece cuando Alicia se encuentra a la Oruga Azul sentada fumando con un narguile. Esta pregunta con prepotencia a la niña por su identidad, a lo que ella responde llena de dudas, pues al haber cambiado varias veces de estatura ya no sabe bien quién es. La Oruga Azul es la lógica racional, las dudas y la paciencia como madre de la ciencia.


Princess Aurora: Bella & Durmiente

Representa una mujer sometida e ingenua, que se deja engañar fácilmente. Quizá es uno de los papeles más sumisos de las películas Disney, ya que espera, literalmente, el beso del Príncipe que le devuelva la vida. Los atributos más sobresalientes de la princesa Aurora son su belleza y el dormir –y, qué novedad, limpiar la casa, cantar y bailar cuando no está dormida-.

Primera película de princesas de Disney en cuestionar los matrimonios arreglados: el príncipe Felipe quiere casarse con quien ame, sea de sangre real o no. Las acciones de Aurora no juegan absolutamente ningún papel activo en su futuro, que está completamente de- terminado por fuerzas externas.


Belle from Beauty and the Beast

Bella fue la primera heroína de Disney en beneficiarse de contar con una mujer (Linda Woolverton) entre las escritoras responsables del guión. Es ávida lectora, curiosa e independiente. No desea casarse, ni siquiera con el macho alfa del pueblo (Gastón), al que desprecia. Es en este caso el príncipe (la Bestia) quien la necesita a ella para romper el hechizo y salvarse. Sin embargo, no se libra de la sumisión ya que soporta el «maltrato» de Bestia hasta que él decide cambiar su actitud y sobre todo, porque se cuestiona que la belleza, sigue siendo su principal valor frente a la fealdad de Bestia (librando al varón del yugo de la estética). Una mujer entregada, dispuesta a entender y aceptar los desplantes del hombre que ama y con la paciencia necesaria para hacerle cambiar y conquistarle gracias, claro está, a su belleza. La apariencia en el caso de él no importa, porque la belleza está en el interior… menos si eres mujer.


Cenicienta

La mujer sumisa, sometida a las injusticias de la vida que le ha tocado llevar y que tiene su salvación en un príncipe, en un hombre que, atraído por su belleza, será la tabla de salvación de una mujer desgraciada.

Es feliz haciendo las tareas domésticas y demuestra maestría en ellas (puede subir escalones cargando tres bandejas de comida al mismo tiempo: una en cada mano y otra en la cabeza), aunque tampoco rechaza la ayuda de aves y ratones. Si bien asume el papel de víctima, no es tan sumisa ni tan pasiva  como Blanca Nieves. No hace nada por liberarse del yugo de su madrastra y hermanastras, y ser independiente, salvo resignarse y soñar con algún día casarse. No obstante, es todo un ejemplo del Sueño Americano: de sirvienta a princesa.


Esmeralda from the Hunchback on Notre Dame

¿Sabías que Esmeralda, en una canción, baila en una barra al igual que un striptease como homenaje a su dobladora original Demi Moore? Puede que sea pobre, pero siempre va fabulosa, y no duda en aprovecharse  de Quasimodo para huir como una rata de la policía. En esta ocasión, la belleza no está en el interior, pues Esmeralda prefiere a Febo, un policía que está buenísimo y que no tiene ninguna personalidad.


Jane from Tarzan


Princess Jasmine from Aladdin

Jazmín es la primera princesa de Disney cuya etnia no es caucásica. Primera en demostrar que su físico no es solo para lucirlo en vestidos de bailarina de danza del vientre, pues en algunas ocasiones muestra habilidades atléticas.

Primera princesa de Disney en casarse con un plebeyo de menor clase social –peor todavía: un vulgar ladrón-, lo que no volverá a repetirse hasta la llegada de Rapunzel en Enredados.


Ariel from The Little Mermaid

Ariel representa una ruptura con respecto a todas las princesas anteriores y heroínas de la “Edad de Oro” de Disney. Transgresora en varios aspectos: primera en elegir un marido que su padre desaprueba; primera en no hacer tareas domésticas. Aunque es curiosa, inteligente y aventurera, sigue siendo incapaz de vivir sin protección masculina y es capaz de renunciar a su vida, sus amigos y su don por conseguirlo a él. Renunciar a todo por el amor a un hombre, su estilo de vida, su mundo, sus amigos, su familia… Es básicamente la idea central de la película.


Megara from Hercules


Mérida from Brave

Según sus creadores, se trata de una princesa que hace lo que ella quiere y sigue sus instintos, con el objetivo de que las chicas de hoy en día puedan sentirse igualmente identificadas. De hecho, la película está basada en “un conflicto real entre madre e hija” ya que se ha inspirado en la historia familiar que tiene la directora de la película Brenda Chapman con su hija.

Bravees la primera película de Disney-Pixar en la que el héroe no es masculino sino femenino, la princesa Mérida. La factoría de animación ha buscado que la protagonista no fuera un estereotipo de princesa clásico de Disney, sino una chica completamente distinta a lo ya visto.


Mulan

Mulán es otro prototipo de princesa Disney particular. Mulán es la única chica Disney que no es una verdadera princesa ya que no pertenece a la realeza ni se casa con un príncipe. La historia de Mulan, un personaje cuya existencia histórica nunca se ha podido probar, está basada en un poema anónimo de apenas 300 palabras escrito durante el siglo VI.

Mulán, una joven a la que no le gusta estar sometida a las tradiciones de la sociedad descubre que a su anciano padre le ordenan ayudar a defender China contra la invasión de los Hunos. Como su padre está inválido, Mulán se alista en el ejército imperial haciéndose pasar por hombre. Con la ayuda de Mushu, un peculiar dragón y Cri-cree, un grillo que le regaló su abuela, luchará para derrotar al jefe de los Hunos, Shan-Yiu. En el ejército se hace llamar ‘Ping’ y consigue ser el guerrero más querido del Capitán Shang. Así con su ayuda conseguirá salvar al Emperador y volver a casa, junto a su padre, y, con Shang ya que están enamorados.


Pocahontas

Pocahontas es la heroína con el físico más atlético y de mayor atractivo sexual de Disney, por lo que se encuentra en el extremo opuesto a la asexual Blancanieves. Que los animadores se hayan basado en los movimientos de 15 mujeres reales para dar vida a Pocahontas quizá contribuya también a explicar el porqué.

También es la primera en mostrar habilidades diplomáticas al tratar de evitar una guerra entre su tribu y los colonizadores ingleses y finalmente no se va con el príncipe y prefiere proteger a su pueblo.


Rapunzel from Tangled

Rapunzel es la primera en no necesitar de nadie para averiguar la verdad de su origen, enfrentar a su malvada madre espuria y liberarse de ella. Sigue haciendo tareas domésticas, aunque por estricta necesidad.

Y esta vez ningún animal la ayuda ni habla con ella, pero demuestra inteligencia, creatividad y gran talento artístico, en especial para la pintura mural.


Tinkerbell from Peter Pan


Blancanieves, la primera ecofeminista

Odiada y envidiada por su belleza, conseguirá todo lo que anhela y la protección que necesita gracias a su príncipe. La más pasiva, dependiente, torpe y sumisa de todas las princesas del Reino Mágico de Disney. No hace nada para evitar que el cazador la mate; si éste no le arranca el corazón a ella, es solo por su cara bonita.

No hace nada para sobrevivir en el bosque; es ecofeminista: puede comunicarse con los animales y así pedirles que la ayuden a encontrar dónde dormir (la cabaña de los enanos).

Tampoco intenta salvarse del hechizo de su madrastra –es el príncipe quien con un beso rompe el conjuro- ni de la maldad de esta transformada en bruja –son los enanos quienes se enfrentan a ella-. Lo único que sabe hacer realmente bine son las tareas domésticas.


Ursula from the Little Mermaid


Tiana from Princess and the Frog

Tiana es la única de esta larga lista que puede presumir de haber alcanzado su sueño –abrir su restaurante en Nueva Orleans– gracias a su propio trabajo. Igual que en el caso de Bella, el suyo no es un amor a primera vista y tiene en su poder el romper el hechizo. También hubo muchas polémicas sobre esta película ya que algunas personas percibieron cierto racismo debido a que la joven era un estereotipo de esclava, de raza negra, al ser una sirvienta de clase baja al servicio de un hombre adinerado de raza blanca.


Wendy from Peter Pan

¿Cuál es tu interpretación favorita?

Publicamos noticias de reflexión que hacen de este mundo un lugar mejor Pero TE NECESITAMOS ¡Ayúdanos compartiendo esta noticia entre tus amigos y tus redes sociales!