Los supervivientes de Parkland trolean al instituto que le obligan a utilizar mochilas transparentes por seguridad

Los estudiantes de Florida, supervivientes del tiroteo en Parkland, lo tienen claro: “Las mochilas transparentes no les hacen sentirse seguros”. Tras el famoso tiroteo de Florida se ha instaurado una nueva regla de seguridad en los institutos, en la que el alumnado debe llevar mochilas transparentes a clase.

Esta medida, lejos de tranquilizar a los más jóvenes, ha creado rechazo y no ha tardado en ser desafiada con divertidos y reivindicativos argumentos.

Nuevas normas de seguridad en los institutos

Después de las vacaciones de primavera, los supervivientes del tiroteo en Parkland han vuelto a las clases en el instituto Marjory Stoneman Douglas. Las nuevas medidas de seguridad los pillaron por sorpresa; entre las nuevas reglas destaca el uso obligatorio de mochilas transparentes. Esta medida pretende aumentar la seguridad de los escolares, según defiende la administración, algo que no ha gustado al alumnado.

Los promotores de la medida defienden que de esta forma es posible detectar cualquier objeto sospechoso con mayor facilidad y evitar nuevos tiroteos. Ha sido el propio centro quien ha abastecido a los alumnos de mochilas transparentes para que las usen en el instituto.

Mochilas transparentes contra la intimidad que sirven de protesta

Los estudiantes se quejan de que han perdido parte de su intimidad: “ya no es posible ocultar tampones y otros productos para la menstruación”, afirman algunas alumnas. Han pasado de ser víctimas a sentirse como en una cárcel, donde se controla todo lo que hacen.

Uno de los estudiantes del instituto no ha tardado en solidarizarse con este proceso natural de la mujer y, de paso, mandar un mensaje activista dirigido a la situación de su país en relación al acceso a los productos de higiene femenina.

“Para aquellos que me preguntan sobre los tampones de mi mochila, solo tengo de los ligeros. No sabía que había de otras clases, mañana compraré de los súper. Tamaños, precios… Ahora estoy aprendiendo muchas cosas nuevas sobre la salud de las mujeres. Estas cosas son caras. Se deben tomar medidas para facilitar el acceso a estos productos para la salud”.

Un tuit muy viral que puede cabrear a los más conservadores

Muchos estudiantes se han sumado a esta campaña y llevan sus mochilas llenas de tampones a clase, recalcando lo mucho que están aprendiendo sobre el tema. Esto está enfadando a los conservadores, ya que el mensaje sigue siendo el mismo: “Odio estas mochilas, creo que no resuelven nada. Es más, parecen una forma que tiene el condado de decir que están haciendo algo,” afirmó Alyssa Goldfarb, una alumna del instituto que habló para Vice News.

“Mañana tendremos que pasar controles de seguridad y nos darán mochilas transparentes, mi instituto está empezando a parecer una prisión”.

¿Te gustó esta historia?
¡Con un "Like" podrás ver muchas más!