La anatomía humana llevaba años asentada en nuestra sociedad, lecciones a las que habrá que sumar un órgano a la lista. Tras años de investigación, el patólogo Neil Theise y su grupo de investigadores de la Escuela de Medicina de la Universidad de Nueva York y el centro de salud NYU Langone han publicado este 27 de marzo el descubrimiento un nuevo órgano del cuerpo humano: el interstitium.

“Un nuevo estudio coliderado por un patólogo de la Escuela de Medicina de la Universidad de Nueva York y publicado en Scientific Reports identificó una característica previamente desconocida de la anatomía humana con implicaciones para la función de todos los órganos, la mayoría de los tejidos y los mecanismos de la mayoría de las principales enfermedades”. —NYU Langone.

Qué es realmente el interstitium

Lo que hasta hace nada se consideraba tejido conectivo es en realidad un órgano y, además, es uno de los más grandes del cuerpo. Se trata de una red de canales microscópicos distribuidos por todo el cuerpo que se encargan de transportar hasta el 36% de todos los fluidos que tenemos. El interstitium se encuentra bajo la superficie de la piel, dentro del tracto digestivo, los pulmones y los sistemas urinarios, alrededor de las venas y las arterias y la fascia entre los músculos.

Qué funciones tiene el interstitium

Además de transportar fluidos, su misión es la de absorber el impacto y prevenir que los tejidos se rompan mientras los músculos, órganos y vasos bombean, se aprietan y pulsan en sus funciones diarias. Actúan como un amortiguador para protegernos.

¿Por qué el interstitium no se ha descubierto antes?

Este novedoso órgano siempre ha estado ahí, el problema era que nuestras formas de examinar el tejido bajo el microscopio provocaba la eliminación de los fluidos, haciendo que sus estructuras fueran imperceptibles. Por lo que siempre lo habían catalogado como una simple capa de material orgánico que recubre el cuerpo.

Para poder descubrirlo, los investigadores han hecho uso de las nuevas cámaras que se usan para realizar endoscopias. Estas se introducen a través del estómago para poder examinar el tracto intestinal y son capaces de llevar a cabo un análisis microscópico del interior de las paredes internas del intestino. Hasta entonces solo observábamos de manera externa estos órganos y, con los métodos tradicionales los canales se drenan, las fibras de colágeno que forman los canales se colapsan y no dejan ver el interstitium.

El interstitium podría estar detrás de la metástasis del cáncer

Este descubrimiento va más allá, ya que a este nuevo órgano se le responsabiliza de la metástasis. El doctor Neil Theise ha podido comprobar que, entre los fluidos que transportan estos canales, están las células cancerosas, por lo que podríamos estar ante un nuevo mecanismo de expansión del cáncer por todo el cuerpo que hasta ahora no conocíamos.

Como este nuevo órgano se expande por todo el cuerpo, si una célula cancerosa llega a él, entraría en una autopista de fluidos. Esto explicaría por qué el cáncer que lo invade tiene mayores probabilidades de diseminarse. A partir de aquí se abren nuevas vías de estudios para que este nuevo descubrimiento sirva para la creación de métodos de detección del cáncer.

Implicación del interstitium y enfermedades inflamatorias

El intersititium también podría contribuir en los procesos de cicatrización en las enfermedades inflamatorias y podrían generar corrientes eléctricas. Todo se debe a que este órgano se mueve con los órganos y músculos a su alrededor. Sin duda, podría jugar un papel en las técnicas como la acupuntura. También podría estar detrás de la expansión de otras enfermedades, como los desórdenes inflamatorios.

Algunos expertos creen que es pronto para definirlo como un órgano

Esta investigación ha puesto en duda muchos años de anatomía humana y aún se desconocen muchas de las funciones del interstitium y cómo se comunica con otras partes del cuerpo. Sin embargo, a día de hoy hay muchos escépticos sobre si se le debería otorgar el estatus de órgano.

Lo que si está claro es que este descubrimiento tiene el potencial de cambiar nuestra comprensión del cuerpo humano ya que esta región prelinfática sufre cambios en ciertos estados de enfermedades, como ciertos tipos de cáncer. Ahora lo más importante es determinar si el interstitium es un efecto o  parte de la causa de estas enfermedades.

¿Te gustó esta historia?
¡Con un "Like" podrás ver muchas más!



¿Quieres recibir más historias como esta por email?

Suscríbete a nuestra Newsletter: