El método RULER: reconocer tus peores emociones y utilizarlas en tu provecho

A muchos de nosotros nos han enseñado a alejar nuestros sentimientos, lo que hace difícil expresar cómo nos sentimos. Preguntamos compulsivamente a los demás cómo están, pero no nos conectamos lo suficiente como para escuchar o dar una respuesta honesta cuando se nos hace la misma pregunta.