muhimu.es

La vida no es un juego de azar. No es un casino donde invertir tus días. Es una obra de arte para contemplar y crear. Siente, ama, crea.

gatos-cascabel

Te explicamos por qué NO deberías poner un cascabel a tu gato

Actualizado el lunes, 9 octubre, 2023

En el mundo de las mascotas, los gatos son animales fascinantes y llenos de misterio. Sus movimientos elegantes y su personalidad independiente los convierten en compañeros adorables. Sin embargo, hay una práctica común que puede ser perjudicial para ellos: ponerles un cascabel en el collar. En este artículo, te explicaremos por qué NO deberías poner un cascabel a tu gato y cómo esta acción puede afectar negativamente su bienestar.

1. El ruido constante puede causar estrés y ansiedad

Los gatos son animales extremadamente sensibles al sonido. Su sentido del oído es mucho más agudo que el de los humanos y pueden percibir sonidos que nosotros ni siquiera notamos. Al poner un cascabel en el collar de tu gato, estarás sometiéndolo a un ruido constante y agudo, lo cual puede generarle estrés y ansiedad. Imagina tener un sonido constante en tus oídos mientras intentas descansar o concentrarte. Sería una experiencia desagradable, ¿verdad? Lo mismo ocurre con los felinos.

2. Dificulta su capacidad de caza

Los gatos son cazadores natos. Tienen un instinto felino que los impulsa a acechar y capturar presas. Al colocarles un cascabel, estás limitando su habilidad para cazar de manera efectiva. El sonido del cascabel alertará a sus presas potenciales, dándoles una ventaja y arruinando la diversión y el desafío que implica la caza para ellos. Es importante recordar que la caza es una actividad natural e instintiva para los gatos y proporciona un enriquecimiento mental y físico necesario para su bienestar.

3. Puede causar daño físico

El collar con un cascabel puede representar un peligro físico para tu gato. Los felinos son expertos en trepar y explorar, y es común que se metan en espacios estrechos o se enreden en ramas y arbustos. Si el collar se engancha en alguna superficie, tu gato podría quedar atrapado y lastimarse al intentar liberarse. Además, existe el riesgo de que el cascabel se desprenda del collar y sea ingerido por el gato, lo cual puede ser extremadamente peligroso para su salud.

4. Perturba su equilibrio y coordinación

Los gatos son animales muy ágiles y tienen una habilidad innata para moverse con gracia y precisión. El uso de un cascabel en su collar puede perturbar su equilibrio y coordinación. El peso adicional del cascabel puede dificultar sus movimientos y alterar su capacidad para saltar y trepar con destreza. Esto puede llevar a accidentes y lesiones, especialmente si tu gato está acostumbrado a explorar lugares altos o a jugar en espacios reducidos.

5. Alternativas más seguras y efectivas

Si estás preocupado por la ubicación de tu gato o quieres asegurarte de que pueda ser encontrado en caso de que se pierda, existen alternativas más seguras y efectivas que ponerle un cascabel. Una opción popular es el uso de microchips, que son pequeños dispositivos implantados debajo de la piel de tu gato. Estos microchips contienen información de contacto que puede ser leída por veterinarios y refugios de animales en caso de que tu gato se extravíe. Además, puedes optar por collares reflectantes o con placas de identificación visibles.

Poner un cascabel en el collar de tu gato puede causar estrés, ansiedad, dificultar su capacidad de caza, representar un riesgo físico y perturbar su equilibrio y coordinación. En lugar de utilizar esta práctica, es recomendable explorar alternativas más seguras y efectivas para proteger a tu gato y garantizar su bienestar. Recuerda que, como responsables de nuestras mascotas, debemos tomar decisiones informadas y buscar su felicidad y seguridad en todo momento.

cat fuck off
Ante la opción de ponerle un cascabel, los gatos tienen algo que decir…

Antecedentes literarios

Existen múltiples teorías sobre cuándo se extendió, una de ellas afirma que el dicho popular “ponerle el cascabel al gato” tiene su origen en un cuento del siglo XIV popularizado por Félix María de Samaniego en la fábula «El congreso de los ratones»:

Juntáronse los ratones
para librarse del gato,
y después de un largo rato
de disputas y opiniones
dijeron que acertarían en ponerle un cascabel,
que andando el gato con él
guardarse mejor podrían.
Salió un ratón barbicano,
colilargo, hociquirromo,
y encrespando el grueso lomo
dijo al senado romano,
después de hablar culto un rato:
– ¿Quién de todos ha de ser
el que se atreva a poner
el cascabel al gato?

¿Por qué ponerle un cascabel?

tipo de cascabel tradicional para gatos
tipo de cascabel tradicional para gatos

Tradicionalmente, el uso del cascabel se ha hecho para evitar la caza de animales igual que hemos visto en el cuento, especialmente para salvaguardar a las aves de la zona.

También es frecuente que los gatos puedan salir del hogar si vivimos en una casa con jardín o en un pueblo, así que en este caso se han utilizado también para que los humanos sepamos dónde se encuentran, lo que modernamente sería un gps.

¿Cuáles son las posibles concuencias para nuestro amigo felino?

Ruido: ¿Os imagináis tener un cascabel al lado de los oídos que sonara cada vez que os movéis? ¡Qué incómodo! Tiene que ser terrible, sobretodo para los gatos, que tienen un umbral auditivo mucho mayor que el nuestro.

Podría afectar a su oído, aunque nosotros nos hemos informado, y no existen estudios científicos que muestren el alcance que puede llegar a tener ni el porcentaje de gatos afectados (si conocéis alguno, agradeceremos vuestro comentario para incluirlo en la información).

Nerviosismo: Los gatos aman el silencio y se asustan fácilmente ante los ruidos. El uso de un cascabel podría afectar a su carácter.

Te explicamos por qué NO deberías poner un cascabel a tu gato 1
Te explicamos por qué NO deberías poner un cascabel a tu gato 5

Si bien no está científicamente demostrado el efecto negativo que el uso del cascabel tiene en los gatos, se considera que resulta perjudicial para ellos. Muchos se acostumbran y no parece que estén más nerviosos, pero para otros resulta un verdadero infierno, tal y como constatan  numerosas asociaciones de animales que están en contacto permanente con los mininos.

¡Nos gustaría saber tu experiencia! ¿Prefieres con o sin cascabel? ¿Si has probado ambas, has notado alguna reacción especl de tu gatito?

Deja una respuesta