'El machismo que no se ve' el documental que muestra la realidad más dura de las jóvenes españolas
  • Actualmente, una media de 60 mujeres al año son asesinadas por sus parejas en España.
  • Un 12,5 por ciento de las mujeres mayores de 16 años sufre violencia física o sexual.
  • Una de cada cuatro adolescentes padece violencia psicológica.

¿Por qué una buena parte de los adolescentes y jóvenes, que ha crecido en la igualdad de derechos para hombres y mujeres, no identifica las conductas machistas?

El machismo que no se ve

‘Documentos TV’ estrenó hace poco ‘El machismo que no se ve‘. Un reportaje producido por TVE que trata de dar visibilidad al machismo y neomachismo que sigue presente en nuestra cultura. Un problema que lejos de ser resuelto, el tiempo lo ha vuelto especialmente peligro pues está diluido, casi imperceptible. En los medios de comunicación o en las relaciones familiares, laborales y sociales. Las estadísticas oficiales dicen que un 12,5% de las mujeres mayores de 16 años sufre violencia física o sexual. Y que una de cada cuatro adolescentes padece violencia psicológica.

El documental cuestiona por qué una buena parte de los adolescentes y jóvenes que ha crecido en la igualdad de derechos para hombres y mujeres no identifica las conductas machistas. En la charla-taller sobre estereotipos y prevención de la violencia de género en el instituto de secundaria muestra a un compañero de clase de Marc que nos comparte lo que aprecia a su alrededor: “A un niño pequeño le dices: ay, qué fuerte eres. Pero a una niña le dices: ay, qué guapa, pareces una princesa. No se les dice lo mismo“.

El escritor y médico forense Miguel Lorente, en su libro Los nuevos hombres nuevos. Los miedos de siempre en tiempo de igualdad, sostiene que se han creado nuevas tramas para defender la posición de poder del hombre. Los neomachistas equiparan el feminismo con el machismo.  Parten de la desinformación sobre los conceptos para defender sus posturas.

No cuestionan, que la mujer deba vivir en igualdad, pero sí las consecuencias de su ejercicio; están en contra de la violencia de género pero manifiestan con reiteración, por ejemplo, que hay demasiados casos de denuncias falsas obviando que según la Fiscalía General del Estado, el porcentaje de denuncias falsas en materia de violencia de género es de un 0,018%. Un número realmente pequeño si se tiene en cuenta todas esas mujeres que no denuncian y que finalmente mueren a manos de su parejas y se condenan a una muerte en vida.

7-mayo-08blog-neomachismo

“El machismo de la España de hoy se ve cada día y en cada momento. Lo que ocurre es que no lo identificamos como tal. Hemos aprendido a vivir, a convivir con él”. —Miguel Lorente, autor de ‘Mi marido me pega lo normal’.

El feminismo siempre ha sido ridiculizado y hoy, con nuevas formas, lo vuelve a ser con fuerza. Así, hablan de revancha de género, de feminismo resentido, dogmático o radical, sin más intención que la de volver a “demonizarlo”. Son manifestaciones de ese miedo a la igualdad que muchos tratan de extender de diversas maneras.

“La violencia contra las mujeres no es exclusiva de ningún sistema político o económico; se da en todas las sociedades del mundo y sin distinción de posición económica, raza o cultura. Las estructuras de poder de la sociedad que la perpetúan se caracterizan por su profundo arraigo y su intransigencia. En todo el mundo, la violencia o las amenazas de violencia impiden a las mujeres ejercitar sus derechos humanos y disfrutar de ellos”. —Amnistía Internacional

Ninguno de ellos dice que está en contra de la igualdad sino que, por el contrario, afirman que somos las mujeres las que estamos haciendo una sociedad con graves problemas de convivencia como consecuencia directa de nuestra necesidad de ser libres e iguales. Nunca entendieron que sin igualdad la libertad no existe, y que aquélla o es real o no es igualdad, y la democracia las exige ambas o nuestras jóvenes seguirán sin poder disfrutar de ell

“Si la democracia no viene de serie, la igualdad tampoco. Son actitudes éticas que hay que aprender. Si nadie te las enseña, si en tu familia no las ves, si tu grupo de edad no las comparte, si los medios de comunicación no te disuaden. Si la política no te obliga a enfrentarte a la igualdad, tenderás a reproducir lo que ves como tópico en los lugares en que te mueves”. Amelia Valcárcel, filósofa.

¿Te gustó esta historia?
¡Con un "Like" podrás ver muchas más!