Desde que el pasado 2015 se desatara la polémica tras la publicación de un informe que afirmaba que la carne roja era cancerígena para los seres humanos, según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), distintos grupos de investigadores han intentado desvelar cuáles son los motivos de este terrible descubrimiento.

A pesar de quedar constatada su incidencia en el cáncer colorrectal, no se habían podido descubrir los porqués de esta incidencia.

Pero, ahora, gracias a la bioinformática se ha conseguido recrear la evolución de un gen que codifica un azúcar muy tóxica para el ser humano y determina aquellos animales más aptos para el consumo.

¿Es la carne roja óptima para el consumo humano? La OMS dice que no

El azúcar y la carne roja

Los estudios empiezan a estrechar el cerco en torno a los azúcares. La culpable parece ser es una sustancia sacarosa llamada Neu5Gc que se encuentra en muchos animales y que se relaciona con la artritis, el cáncer y las inflamaciones de tejidos. Esta sustancia afecta a cualquier animal que no posea el gen CMAH, encargado de codificarla, como ocurre con el ser humano. En la Universidad de Nevada, en Reno (Estados Unidos), se han dedicado a investigar en qué animales se encuentra presente este azúcar tan perjudicial para el consumo humano.

El estudio ha sido liderado por el español David Álvarez, biólogo informático y doctorado en genética.

Durante el estudio han recurrido a la bioinformática para crear un árbol genealógico de la evolución de este gen. Para ello han analizando 322 genomas, lo que les ha llevado a descubrir qué animales lo poseen.

La historia de este gen es muy interesante, ya que hace dos millones de años que nuestros antepasados perdieron el gen CMAH, encargado de codificar el azúcar Neu5Gc. Este es el principal problema por el que el ser humano no tolera esta sustancia extraña, lo que crea graves problemas de salud. 

Hace dos millones de años que nuestros antepasados perdieron el gen CMAH que codifica el azúcar Neu5Gc

El equipo de investigación no solo ha sacado a relucir qué animales poseen este azúcar tan tóxico, sino también que ha buscado alternativas detallando aquellos animales que están libres de este azúcar perjudicial, como le ocurrió al ser humano. La lista engloba a muchos animales como los murciélagos, un tipo de ballena, un tipo de ciervo, un tipo de anfibio llamado ajolote, un tipo de erizo, un tipo de reptil y el ornitorrinco. Otros que ya se conocían —y por eso nunca se han tratado como perjudiciales para el ser humano— son todas las aves y los hurones.

Por el contrario, en nuestra dieta cotidiana encontramos aquellos animales que sí que se consideran perjudiciales para los humanos como el cordero, el cerdo y la vaca; además de varios tipos de pescado e incluso el caviar, que posee altas concentraciones de Neu5Gc. Por desgracia, aún no se ha podido determinar por qué unas especies han perdido este gen y otras no, lo que a día de hoy parece totalmente aleatorio.

No se ha podido determinar por qué unas especies han perdido este gen y otras no

Privarnos de alimentos que están tan presentes en nuestro día a día parece misión imposible para muchos, pero la ciencia está avanzando para conseguir crear alternativas saludables.

Algunos expertos apuntan que, en el futuro próximo, sería posible crear animales transgénicos eliminando este gen de su organismo para así adaptarlos al consumo humano sin consecuencias tan perjudiciales para nuestra salud. Sin embargo, ¿es buena idea introducir alimentos transgénicos en nuestra vida?

¿Qué opinas de lo sucedido?


¿Quieres recibir más historias como esta por email?

Suscríbete a nuestra Newsletter: