El sueño es una de las partes más importantes de nuestra vida. Cada noche nuestro organismo se dedica a generar anticuerpos para defenderse de los virus y las bacterias, nuestro cerebro se encarga de eliminar todo aquello que no sirve y ocupa espacio de nuestra memoria y, además, se produce más cantidad de hormona de crecimiento. Un sin fin de funciones componen este proceso fundamental para nuestro cuerpo. Para tener una vida productiva necesitamos reponernos cada noche, evitando trastornos como el insomnio o desvelarnos con frecuencia.

via GIPHY

Aquellas personas que no consiguen conciliar el sueño habitualmente verán como sus funciones vitales se debilitan, afectando de manera muy negativa a nuestra salud. Es cierto que, aunque nos encante pasar horas en la cama, no siempre es posible; las personas requieren salir a trabajar o estudiar y rendir a lo largo del día.

Hay muchos síntomas que se repiten a lo largo del día en personas que no han logrado dormir lo suficiente, como la fatiga, el malestar en el cuerpo, el mal humor o algún problema de salud por la falta de energía. En consecuencia, es fácil que nuestro cuerpo nos juegue una mala pasada e intente realizar un nuevo ciclo de sueño de esos en los que terminas durmiendo en tu escritorio o en el metro.

A veces, después de toda una noche durmiendo, te puedes despertar rodeado de babas en tu almohada. Si eres una de esas personas, estás de suerte.

Estas son las razones por la que babeas y, aunque no te lo creas, es de lo más beneficioso.

Después de un buen sueño reparador es común despertarse con el rastro de baba donde reposó tu cabeza. Si eres de los que te levantas así, eres un afortunado a pesar de que se burlen de ti. La acción de babear al dormir determina que el sueño fue bastante positivo y que el cuerpo se encuentra descansando muy bien.

Dentro del sueño hay diversas fases, pero la realmente importante es conocida como REM o movimiento ocular rápido. Esta te permite tener un sueño reparador y profundo. Para los expertos del sueño, la acción de babear se traduce en una correcta función de la fase REM, sin interrupciones. Esto significa que no padeces ningún problema de sueño, sin interrupciones o trastornos del mismo.

Si no perteneces al grupo de las personas que babean, puede que tus hábitos de sueño se vean afectados a lo largo de la noche y el descanso sea insuficiente. Recurre a la ayuda de profesionales y resuelve este problema para tener un buen desarrollo personal y profesional.

¿Te gustó esta historia?
¡Con un "Like" podrás ver muchas más!