12 trabajos perfectos para un asesino en serie

En cualquier interrogatorio policial a un asesino en serie se habla de sus costumbres y métodos. Siempre, independientemente de sus motivos, tienen algo en común: “Matar no es fácil”. No es un empleo al que puedan dedicar una jornada completa.

Edmund Kemper es uno de los asesinos en serie más conocidos de Estados Unidos, recordado recientemente en la serie Mindhunter

Todo asesino en serie tiene un trabajo que bien le sirve para pagar facturas o como camuflaje social o para acceder mejor a sus víctimas.

Las 12 posibles profesiones de un asesino en serie

En el libro Murder in Plain English, el criminólogo Michael Arntfield presenta las principales 12 profesiones que atraen a los asesinos en serie, citando y actualizando la información recopilada en los registros de asesinatos en serie de 2012.

Algunos de los hallazgos pueden sorprenderte, otros no tanto.

Arntfield divide 12 profesiones en categorías basadas en habilidades, cualificación y capacidad de rotación, tanto en trabajos de tiempo completo como de tiempo parcial. Estas fueron sus clasificaciones divididas pos cualificación:

Ocupaciones cualificadas

1. Maquinista o ensamblador de aeronaves

2. Zapatero, mensajero o repartidor

3. Tapicero de automóviles

Jason Voorhees es uno de los asesinos en serie ficticios más conocidos, ¿qué profesión tendría si fuese de carne y hueso?

Ocupaciones semi-cualificadas

4. Trabajador forestal o arbolista

5. Conductor de camión

6. Gerente de almacén

Ocupaciones no cualificadas

7. Trabajador general (como un motor o un paisajista)

8. Portero de hotel

9. Asistente de gasolinera

Ocupaciones profesionales y gubernamentales

10. Oficial de policía o agente de seguridad

11. Personal militar

12. Sacerdote

Según una entrevista con IFLScience, Arntfield afirma que los asesinos escogen estos tipos de trabajos porque facilitan el deseo de matar y las fantasías relacionadas con ello. O matan porque el trabajo les sirve de contexto para ello.

Muchos asesinos en serie tienen varios trabajos o profesiones para pasar desapercibidos

De hecho, muchos de los delincuentes estaban simultáneamente en más de un trabajo. Por ejemplo, el hombre que se creía era el asesino de Golden State fue oficial de policía, personal militar y trabajador de almacén, tres de los trabajos más comunes asociados con los asesinos en serie según describe Arnfield.

¿Por qué un asesino en serie escogería una de estas profesiones?

Ahora bien, ¿por qué estas profesiones? ¿Qué tienen que atraen a este tipo de sujetos? La respuesta no es sencilla, ya que cada trabajo tiene sus características peculiares.

Resumiendo mucho, “es una combinación de capacidad de movilidad, de demostración de poder (ya sea institucional o estructural) y la capacidad que tienen algunos trabajos de satisfacer las parafilias o preocupaciones sexuales que motivan el asesinato”, afirma Arnfield.

Por ejemplo, trabajos como mozo de almacén, camionero u operario en una fábrica de automóviles te dan acceso a maquinaria pesada y de transporte. Muchos asesinos presentan mecanofilia o atracción sexual o erótica por las máquinas, parafilia muy relacionada también con la necrofilia. Más allá de las motivaciones psicológicas de un asesino en serie, acceder a estos trabajos también le permite moverse fácilmente para buscar nuevas víctimas vulnerables (como pueden ser los trabajadores sexuales o los transeúntes), o a la hora de abandonar o modificar las escenas del crimen.

Conocer esta información es sumamente útil para la elaboración de perfiles y su implicación en futuras investigaciones. La recopilación de estos datos ayudará también, en el futuro, a seguir delineando estas clasificaciones, detectando nuevos oficios comunes para estos peligrosos sujetos que aún permiten que pasen desapercibidos.

¿Te gustó esta historia?
¡Con un "Like" podrás ver muchas más!