Las 5 claves que utilizan para ordenar... Los que odian ordenar.

He de confesar que odio ordenar. Desde hace años incluso utilizo la típica excusa de: “no está desordenado, tan sólo… ordenado a mi manera”. Seguro que tú también la has usado en alguna que otra ocasión.  Sin embargo, la satisfacción de tu entorno ordenado y lo que la disciplina del orden hace a tu cabeza, no tiene precio en tiempo ni esfuerzo.

El primer paso es entender esta importancia entre ser de los que pierden el tiempo buscando algo cuando lo necesitan, y los que pierden el tiempo ordenando cuando no lo necesitan. Pero, ¿por dónde empezar?

orden desorden

Ser ordenado: cuestión de detalles

Ser ordenado no es complicado pero requiere de la voluntad de aplicar reglas sencillas. Yo aquí os voy a dejar las 5 claves  más importantes. ¡Ánimo, son muy sencillas!

1. PIENSA CÓMO TE GUSTARÍA SER. No se trata de ordenar objetos sino de cómo te sientes. De si tienes la disciplina para crear un entorno en el que sabes que cuando necesites un objeto sabes dónde está. Que estará limpio y preparado cuando lo necesites. Que estará cuidado.

2. BORRA TODO LO QUE NO NECESITES. Acumulamos ropa que nunca nos pondremos, objetos que nunca utilizamos ni utilizaremos y también, programas, fotografías, archivos que jamás volveremos a leer, ver o revisar. Elimina de tu vida todo lo que no necesites. Dónalo, véndelo o regálaselo a un amigo. No necesitas más, necesitas mejor.

3. AL TERMINAR, COLOCA TODO EN SU SITIO. Después de comer, recoge. Después de cambiarte de ropa, recoge. Después de estudiar o trabajar, recoge tu escritorio. Contempla estos minutos como parte de la actividad. La diferencia entre limpiar los platos durante 5 minutos hoy o durante 5 minutos mañana: es que se pasarán 1 día sucios en la cocina. Un daño para la vista y para el olfato cuando en realidad estás gastando el mismo tiempo: 5 minutos.

4. VALORA LA FUNCIÓN DE CADA OBJETO. Decía M. Kondo que no lo parecía bien conservar ropa que no nos gusta para andar por casa porque el tiempo que pasamos en casa es una parte preciosa de la vida. Su valor no debe cambiar porque nadie nos ve. Y eso mismo debemos aplicarlo a todo. Dejemos de tener objetos para aparentar y empecemos a tenerlos para sentir y utilizar.

5. PIDE AYUDA. Si al principio no sabes cómo hacerlo, puedes pedir a alguien que te ayude a limpiar y ordenar. Pero es importante que no te acostumbres a vivir “en el caos”. Puedes contratar a alguien pero mientras trabaja para ti, debes ayudar a esa persona. Trabajar juntos en el orden te ayudará a romper barreras y quién sabe… quizás la próxima puedas tener la voluntad suficiente para empezar.

¿Te gustó esta historia?
¡Con un "Like" podrás ver muchas más!