Se ha argumentado que todos los humanos sin excepción son altamente susceptibles al autoengaño, ya que todo el mundo tiene un bagaje emocional de creencias que pueden ser irracionales.

Y así es. Nos engañamos a nosotros mismos todos los días; se engañan a sí mismos los policías, los políticos, los profesores, los empleados, los accionistas, los periodistas, los ricos, los pobres..…. no hay ser humano que escape al autoengaño. Incluso tú y yo. Incluso nosotros. Entre otras cosas porque si no… no podríamos firmar cada mañana el “contrato social”. Este video te muestra cuales son sus cláusulas: 

Autor: Zeitgeist III Moving Forward.

Uno de los aspectos más fascinantes de la mentira es el “autoengaño”. Si bien mentir a los demás suele ser un acto consciente, el autoengaño no siempre es un proceso voluntario.

El autoengaño es también una de las facetas inherentes a la condición humana. Una faceta que en principio puede parecer inútil, pero que nos concede una estabilidad excepcional para convertirnos en animales sociales.

A no ser… que tuviéramos el valor de romper ese “contrato”.

¿Te gustó esta historia?
¡Con un "Like" podrás ver muchas más!