Imagina una tienda de campaña con luz, puerto USB y resistente a la lluvia. Y no, no es para ir de acampada, es para alguien que lo necesitaría mucho más que tú perdido en la montaña: las personas sin hogar. Por desgracia, mientras socialmente estamos a la espera de solucionar la terrible situación de desamparo de estas personas, unas jóvenes californianas han diseñado una solución provisional para ellas.

La idea surgió gracias a 12 chicas inventoras que estudian en el San Fernando High School de California. Su proyecto duró más de un año durante el que, estas jóvenes, sin ningún conocimiento previo en ingeniería, diseñaron esta innovadora tienda de campaña para personas sin techo. Para ello, se empaparon de distintos manuales conseguidos en YouTube, Google y las redes sociales hasta conseguir su objetivo.

Las DIY Girls han fabricado esta tienda de campaña para personas sin hogar gracias a tutoriales y manuales de internet

¿Cómo empezó todo?

Gracias a este invento, las jóvenes aspirantes a ingeniería fueron reclutadas por DIY Girls, una organización sin fines de lucro que apoya a las adolescentes de familias de bajos ingresos en Los Ángeles. La organización nació en 2012 con la idea de promocionar la tecnología y la ingeniería entre las mujeres jóvenes.

Evelyn Gómez, directora ejecutiva de la organización, supervisó el proyecto, pero el concepto y su aplicación fue realizado por el equipo de 12 chicas desde el inicio hasta la finalización del proyecto. El equipo se reunía seis días a la semana, incluso durante las vacaciones de invierno y primavera.

Un año de trabajo, una subvención y un concurso de MIT dieron vida a esta tienda de campaña que usa energía solar que tanto podría ayudar

Un año de trabajo duro valió la pena, ya que les valió una subvención de 10.000 dólares del programa Lemelson-MIT (Instituto de Tecnología de Massachusetts). Además, pudieron presentar el proyecto en el EurekaFest del MIT del pasado mes de junio. El resultado de toda esta labor: una tienda de campaña que funciona con energía solar.

Una idea inspiradora y motivada por aportar una nueva solución para ayudar a aquellas personas que, por diferentes circunstancias de su vida, se han visto obligadas  a vivir en la calle. Un lugar en el que la dureza de las condiciones de vida sacude a millones de personas alrededor del mundo.

Las jóvenes aprendieron por sí solas cómo confeccionar, montar y programar la tienda de campaña

Y un apunte interesante que nos puede servir a todos: quizás la propuesta no sea 100% innovadora, pero lo más inspirador de este proyecto es que las doce jóvenes aprendieron por sí mismas las bases de la impresión 3D, la costura y la codificación. Tras un año de trabajo duro y miles de búsquedas a través de Google, crearon una tienda solar portátil equipada con luces, puertos USB y un micro puerto USB alimentado por energía solar.

La tienda se pliega y es fácil de transportar como mochila

Además, la tienda es muy sencilla de transportar: tan solo hay que desmontarla y se convertirá en una mochila práctica. Este sencillo refugio portátil, ayuda a las personas a protegerse de las temperaturas extremas a las que muchas veces se enfrentan.

¡Bravo!


¿Quieres recibir más historias como esta por email?

Suscríbete a nuestra Newsletter: