Mientras media humanidad no sabe dónde meter tantos zapatos... la otra mitad necesitaba una solución así 1

Mientras media humanidad no sabe dónde meter tantos zapatos… la otra mitad necesitaba una solución así

Todos conocemos a personas que les encanta coleccionar zapatos. Sin embargo, hay cientos de millones de niños en el mundo que no se pueden permitir ni un par. Mientras la humanidad resuelve esta terrible injusticia social (recordemos que el problema del mundo no es que no haya riqueza para todos, sino su injusto reparto), un joven emprendedor norteamericano quiere ayudar a paliar este problema y ha creado unas curiosas sandalias que se pueden ir ajustando a los pies de los pequeños.

Keeton Lee ha decidido ayudar a los 300 millones de niños en el mundo que no pueden permitirse unos zapatos, con el riesgo para la salud que conlleva esta situación. Con la ayuda de un exdirectivo de una conocida marca de deportes, ha creado unos ‘zapatos mágicos’ de goma y cuero con un sistema de corchetes para que crezcan a lo ancho y a lo largo cinco tallas.

Sin embargo, nadie parecía estar interesado en su idea: “Fue ingenuo pensar que la industria del zapato iba a estar interesada en la idea de que los niños tuvieran como mucho dos pares de zapatos durante toda su vida”

A 12 euros el par ya ha calzado en Nigeria a 3.100 niños y quiere fabricar muchos más.

La idea podría ayudar no sólo a niños de países pobres, sino además a familias de países desarrollados, como Estados Unidos, donde muchos niños tienen necesidades similares. Para todos los que quieran colaborar con el proyecto, las sandalias que crecen se financian gracias a donaciones de la gente a través de la web theshoethatgrows.org

Deja una respuesta