La noticia saltó en los medios de comunicación más por una divertida casualidad que por una triste reflexión que acompañaría la noticia más adelante. Corría el mes de abril de 2014 cuando Richard Gere se encontraba en pleno rodaje de una película. En el film Gere interpretaba a un indigente en su último trabajo titulado “Time out of mind”, una película que se estrenó el pasado mes de septiembre en los Estados Unidos.

La anécdota tuvo lugar cuando Richard Gere fue confundido con un vagabundo por parte de una turista francesa -Karine Valnais Gombeau-, que le ofreció restos de pizza sin darse cuenta de que se trataba del conocido actor caracterizado para rodar su última película. Karine salía con su marido de una pizzería y al verlo se acercó a él y le tendió una bolsa. El actor solo alcanzó a apreguntar: “¿Qué hay dentro?”.  Ella respondió como pudo -mitad en inglés, mitad en francés- que se trataba de pizza y se disculpó porque quizá estuviera fría. “Gracias y que Dios la bendiga”, respondió el actor.

19185-R3L8T8D-650-gere-feature-2

El film de bajo presupuesto, dirigido por el cineasta Oren Moverman, muestra a un Richard Gere en un papel bastante inusual en el actor, la de grabar sus escenas más emotivas interpretando a un indigente, caminando solo por las calles, pidiendo limosna en Nueva York e incluso orinando en la vía pública.

El actor, quien también durmió en los parques de la ciudad y rebuscaba comida entre la basura sin ser reconocido por  ninguno de los transeuntes con los que se topaba realizó una reflexión una vez terminado el rodaje.

“Cuando fui caracterizado en la ciudad de Nueva York como un hombre sin hogar, nadie se fijó en mí. Sentí lo que era estar sin hogar. La gente simplemente se cruzaba por mi camino y me observaba en mi desgracia. Sólo una señora tuvo la amabilidad de darme algo de comida. Fue una experiencia que nunca olvidaré. Muchas veces olvidamos lo bendecidos que somos. No deberímos darlo por sentado y si podemos ayudar a alguien en necesidad, debemos hacerlo. Es por eso que después de lo que hice, decidí dar una vuelta y dar comida y 100 dólares a cada persona sin hogar que vi. Ellos y ellas lloraban y estaban realmente agradecidos. Sé el cambio que deseas ver en el mundo.”

1507445

Si te gustó esta historia no te pierdas:

https://muhimu.es/inspiracional/reflexion-keanu-reeves/

¿Te gustó esta historia?
¡Con un "Like" podrás ver muchas más!



¿Quieres recibir más historias como esta por email?

Suscríbete a nuestra Newsletter: