Kit para la menstruación que empodera a mujeres en contextos de pobreza

Mujeres de todo el mundo se enfrentan continuamente a barreras específicas por cuestión de sexo en lo que a su seguridad y su salud se refiere. Las mujeres tienen más riesgo de contraer sida, malaria, neumonía y de sufrir acoso sexual y las complicaciones que conlleva. Muchas de estas cuestiones se escapan de nuestro control y están vinculadas a prácticas culturalmente arraigadas que tardaremos décadas en modificar.

Sin embargo, hay algunas cuestiones que sí se pueden tratar y tienen soluciones sorprendentemente fáciles con resultados de gran impacto en sus vidas. La menstruación es una gran barrera a la que tienen que hacer frente todas las mujeres, y un mal control o unas malas prácticas de higiene pueden provocar graves problemas de salud, así como hábitos sociales peligrosos.

flo-reusable-pad-toolkit-1-960x623

No todas las mujeres tienen la suerte de contar con las herramientas o elementos adecuados para enfrentar la menstruación, y aquellas que viven en países en desarrollo, que no tienen los recursos para acceder a toallas higiénicas, se llevan la peor parte.

Ante este problema, tres alumnas del Art Center College of Design en Pasadena, Estados Unidos, decidieron crear una especie de kit o equipo dedicado especialmente a mujeres que no pueden contar con los elementos básicos para la menstruación.

Lo llamaron “Flo” y es una opción segura y barata para mujeres y niñas que viven en contacto muy pobres. Como se cuenta en el portal Treehugger, el kit diseñado por Mariko Higaki Iwai, Sohyun Kim, and Tatijana Vasily es una especie de lavadora portátil que limpia las toallas higiénicas y las hace reutilizables.

flo-reusable-pad-toolkit-4

Miles de niñas y mujeres que viven en países pobres dejan de ir a a la escuela o al trabajo por miedo a mancharse y ser objeto de burlas. Este sistema permite que cuenten con una opción económica y limpia para hacer su vida un poco más fácil en esos días.

El invento de estas tres chicas es un aporte más muy valioso sobre el que seguir trabajando para mejorar la higiene femenina.

Las toallas higiénicas y tampones suelen ser caros y para muchas mujeres, es imposible acceder a ellos por falta de recursos.

Flo from Mariko Higaki Iwai on Vimeo.

Su proyecto incluye la lavadora manual, toallas higiénicas reutilizables y además, permite secarlas al sol junto a la otra ropa gracias a un estuche que las camufla. 

OTRA OPCIÓN: LA COPA MENSTRUAL

Las copas menstruales están hechas de una silicona quirúrgica y se insertan en la vagina para recoger, más que absorber, el flujo menstrual.

En general, son una opción mucho más sana para el cuerpo de la mujer. A diferencia de los tampones y las compresas, que contienen agentes blanqueadores y sustancias químicas perjudiciales, las copas menstruales no tienen efectos colaterales negativos en el cuerpo de una mujer y no existen riesgos de contraer el síndrome de shock tóxico.

2014-12-12-menstrualcup-thumb

El programa de Control de Salud Femenina de la ONG Femme International distribuye a las estudiantes de África Oriental copas menstruales, junto con la educación básica y los materiales de higiene que les ayudan a estar seguras y sanas en la escuela, todos los días del mes.

Para donar una copa menstrual o un Kit Femenino a una chica que lo necesite, visita Femme’s Holiday Giving Campaign.

Este post fue publicado originalmente en la edición canadiense de ‘The Huffington Post’ y  Treehugger

Publicamos noticias de reflexión que hacen de este mundo un lugar mejor Pero TE NECESITAMOS ¡Ayúdanos compartiendo esta noticia entre tus amigos y tus redes sociales!