Si hay algo que empodere a los ciudadanos es el acceso al conocimiento. Desde muhimu siempre nos hacemos eco de propuestas y hoy, os presentamos otro proyecto innovador llamado Recovery College (Universidad de Recuperación).

Se trata de una iniciativa que comenzó en 2012 y su objetivo era muy sencillo: ofrecer un centro de estudios gratuito donde pueden recibir clases personas en situación de exclusión socialUna segunda oportunidad que pueden alcanzar gracias al poder empoderador de la educación. Esta iniciativa busca iniciar un proceso para recuperar esa autoestima perdida y aprender habilidades prácticas que puedan ayudarlos a desenvolverse mejor en el contexto social que tienen.

Pudiera parecer que a estos ciudadanos les importa poco su formación pero ha sido todo un éxito que ya cuenta con 395 alumnos en 60 cursos. Sus clases se centran en aprender a leer o mejorar su capacidad lectora, practican música, construcción de la autoestima y desarrollo personal, cómo alimentarse mejor con poco presupuesto, primeros auxilios o incluso concienciación de los peligros de las drogas o sobredosis.

Sin duda, Recovery College es una iniciativa experimental que se ha convertido en todo un éxito que ni sus propios creadores esperaban pero que sienta un gran precedente para poder imitar las redes.

Pero para poner un ejemplo concreto, con nombre y voz, os contamos el caso de Steve. Por motivos familiares y de contexto social, abandonó sus estudios a los 12 años. Por aquel entonces, la dislexia que él padecía todavía no se había reconocido como una condición que afecta al aprendizaje y se en su colegio y su familia le consideraron, básicamente, un analfabeto sin esperanza.

Después de pasarse cuarenta años viviendo en la calle, deprimido, alcohólico y sin rumbo, gracias al programa, Steve ha vuelto a sus estudios como otros muchos indigentes de Londres. Este cambio le ha devuelto el entusiasmo, la esperanza de que hay algo más que estar sentado en la calle con una lata en la mano y ha comenzado a creer en su mismo.

El objetivo de Recovery College es convertir la educación en un vehículo inclusivo para la gente a la que le ha fallado el sistema. Romper con las exigencias de la educación tradicional pero formando parte de un sistema estructurado.

Para entender la gran labor que hace esta nueva institución, debemos recordar que en Londres cada año aumenta un 40% el número de personas sin hogar. Y además, a este estremecedor dato, debemos añadir que una de las principales causas de la mendicidad es el fracaso escolar.

Está en nuestras manos empoderar a estos ciudadanos a los que les hemos fallado.


¿Quieres recibir más historias como esta por email?

Suscríbete a nuestra Newsletter: