muhimu.es

La vida no es un juego de azar. No es un casino donde invertir tus días. Es una obra de arte para contemplar y crear. Siente, ama, crea.

Tu intuición es más poderosa que tu intelecto y se expande con la misma facilidad 1

Tu intuición es más poderosa que tu intelecto y se expande con la misma facilidad

Actualizado el lunes, 24 junio, 2024

Steve Jobs afirmó que la intuición es más poderosa que el intelecto. Resulta que tenía razón, y la comunidad científica lo respalda. Parece que hemos subestimado la importancia de la intuición.

La intuición, a menudo descrita como la capacidad de comprender o saber algo de manera inmediata sin necesidad de un razonamiento consciente, ha sido históricamente menospreciada en comparación con el intelecto, que se asocia con el pensamiento lógico y analítico. Sin embargo, investigaciones recientes en psicología y neurociencia sugieren que la intuición desempeña un papel crucial en la toma de decisiones efectivas y rápidas, especialmente en situaciones complejas o con información limitada.

Estudios sobre toma de decisiones revelan que las personas a menudo pueden hacer elecciones acertadas basándose en una «corazonada» o un «sentimiento instintivo», incluso cuando no pueden explicar inmediatamente las razones detrás de su decisión. Esto se debe a que el cerebro humano procesa una gran cantidad de información de manera subconsciente, integrando experiencias pasadas y patrones reconocidos sin que seamos plenamente conscientes de ello.

Además, la intuición se manifiesta en campos diversos, desde el arte y la creatividad hasta los negocios y la ciencia. Grandes avances y descubrimientos a menudo han surgido de momentos de intuición. Científicos como Albert Einstein y artistas como Pablo Picasso han hablado de la importancia de seguir sus intuiciones para alcanzar sus logros. En el ámbito empresarial, líderes como Jobs han confiado en su intuición para innovar y dirigir sus compañías hacia el éxito.

La intuición le dirá a la mente pensante dónde buscar a continuación.

– Jonas Salk

En un estudio realizado por el Instituto Salk, se pidió a los participantes que jugaran un juego de cartas en el que debían sacar cartas de dos mazos diferentes. Los mazos estaban arreglados para que uno «ganara» con más frecuencia que el otro, aunque los participantes no lo sabían conscientemente. Se necesitaron aproximadamente 50 cartas para que los participantes se dieran cuenta de que los mazos eran diferentes y alrededor de 80 cartas para identificar la diferencia. Sin embargo, lo realmente interesante fue que solo se necesitaron unas 10 cartas para que las palmas de sus manos comenzaran a sudar ligeramente cada vez que alcanzaban una carta del mazo «perdedor». Fue aproximadamente en ese momento cuando empezaron a favorecer inconscientemente el mazo «ganador».

Si bien estos resultados son fascinantes en un entorno clínico, surge la pregunta de si se aplican en la vida real. Aparentemente, sí lo hacen. Al tomar decisiones importantes, la intuición puede ser tan crucial como el intelecto.

En un estudio, los compradores de automóviles que basaron sus decisiones en un análisis cuidadoso de toda la información disponible estaban satisfechos con sus compras aproximadamente el 25% del tiempo. En contraste, los compradores que realizaron compras más rápidas e intuitivas estaban satisfechos con sus adquisiciones alrededor del 60% del tiempo.

La intuición proviene del cerebro primitivo; es un artefacto de los primeros días del hombre, cuando la capacidad del cerebro para detectar peligros ocultos aseguraba nuestra supervivencia. Hoy en día, usamos esta capacidad tan poco que hemos perdido la habilidad de escucharla correctamente.

Ya sea que la escuches o no, tu intuición está activa y funciona. Si deseas tomar mejores decisiones en la vida, sería prudente mejorar tus habilidades intuitivas. Puedes comenzar emulando algunos de los hábitos de personas altamente intuitivas:

Tu intuición es más poderosa que tu intelecto y se expande con la misma facilidad 2
Tu intuición es más poderosa que tu intelecto y se expande con la misma facilidad 3

Las personas intuitivas disminuyen la velocidad lo suficiente como para escuchar su voz interior

Antes de poder prestar atención a tu intuición, es crucial poder escucharla entre el bullicio de la vida cotidiana. Necesitas ralentizar y estar receptivo, lo cual a menudo requiere estar en soledad. Alejarse de lo ordinario, incluso algo tan simple como dar un paseo, puede aumentar significativamente la claridad de tu intuición.

Siguen su voz interior

Una razón fundamental por la cual algunas personas son más intuitivas que otras radica en que realmente escuchan su instinto en lugar de descartarlo o dudar de él. Esto no significa ignorar su mente analítica y habilidades de pensamiento crítico; más bien, implica utilizar la razón como un sistema de verificación y equilibrio, en lugar de emplearla para convencerse de lo que la intuición sabe que es verdadero.

Practican la precisión empática

Seguramente te confundiría si mencionara que las personas altamente intuitivas «leen mentes», así que prefiero usar el término científico: precisión empática. No se trata de magia; es una conciencia intuitiva sobre lo que otras personas están pensando y sintiendo, utilizando señales como el lenguaje corporal y el tono de voz. Esta forma de empatía es extraordinariamente poderosa y facilita el desarrollo de conexiones profundas con los demás.

Practican la atención plena

«Mindfulness» puede sonar incluso más New-Age que confiar en tu intuición, pero en realidad es simplemente un término elegante para enfocarte en estar presente en el momento. Es una gran técnica para filtrar todas las distracciones en tu entorno y en tu mente. Al practicar mindfulness, puedes escuchar tu intuición de manera clara y fuerte.

Nutren su creatividad

¿Alguna vez tuviste uno de esos kits de pintura por números cuando eras niño? Es como convertir el arte en una ciencia: simplemente tienes que colocar el color correcto en el espacio asignado. Puedes obtener una pintura bonita, pero la única intuición requerida es adivinar qué colores usar en esos pequeños espacios. Ningún kit de pintura por números en el mundo puede inspirar a un artista experto a crear algo tan innovador y monumental como la Capilla Sixtina o la Mona Lisa. El ingrediente que falta es la intuición. Así como la intuición es el secreto detrás de la creatividad, ser deliberadamente creativo fortalece el uso de la intuición.

Ellos confían en su instinto

¿Alguna vez tomó una decisión e inmediatamente comenzó a sentirse enfermo, tal vez incluso un poco húmedo? Bueno, esa experiencia afectiva es la forma que tiene el cuerpo de informarle que la decisión a la que llegó su mente analítica está reñida con su instinto.

Analizan sus sueños

Si acepta la ciencia que demuestra el poder de la intuición, no es un gran salto aceptar que nuestros sueños son a menudo manifestaciones de la intuición. Claro, a veces los sueños son una tontería, pero a menudo intentan decirnos algo. La gente intuitiva no solo piensa, «¡Vaya, ese fue un sueño extraño!»; se preguntan: «¿De dónde salió eso y qué puedo sacar?»

La ciencia es clara: la intuición es una fuerza poderosa de la mente que puede ayudarnos a tomar mejores decisiones. Afortunadamente, la intuición es una habilidad que puede perfeccionar practicando los hábitos de las personas altamente intuitivas.

Esta publicación apareció originalmente en LinkedIn . Siga al autor  aquí .

La ciencia de la intuición

En la era del big data, confiar en la intuición, lo que otros llaman instinto, un sexto sentido o una corazonada, puede parecer una evasión o un sistema inferior.

Pero según una encuesta a altos ejecutivos, la mayoría de los líderes aprovechan los sentimientos y la experiencia cuando hacen frente a las crisis. Y a pesar de la creencia popular, la intuición no es un concepto woo-woo reservado exclusivamente para el mundo sensiblero de la autoayuda. De hecho, existe una base neurológica para ello.

Cuando entendemos la ciencia de la intuición y cómo las «corazonadas» pueden dar sus frutos, podemos determinar más fácilmente cuándo es mejor seguir nuestro instinto y cuándo es mejor confiar en los datos.

Estamos conectados para ver patrones

La mente humana está programada para ver patrones . El cerebro no solo procesa la información a medida que ingresa, sino que también almacena información de todas sus experiencias pasadas. Tu intuición se ha estado desarrollando y expandiendo desde que estás vivo. Cada interacción, feliz o triste, está catalogada en tu memoria. La intuición se basa bien en esa memoria profunda para informar sus decisiones en el futuro.

En otras palabras, las decisiones intuitivas se basan en datos, de alguna manera. Cuando detectamos patrones inconscientemente, el cuerpo comienza a disparar neuroquímicos tanto en el cerebro como en el intestino . Estos » marcadores somáticos » son los que nos dan esa sensación instantánea de que algo está bien … o que está mal. Estos procesos automáticos no solo son más rápidos que el pensamiento racional, sino que su intuición se basa en décadas de experiencia cualitativa diversa (imágenes, sonidos, interacciones, etc.), una característica totalmente humana que los macrodatos por sí solos nunca podrían lograr. También es más rápido que el pensamiento racional , lo que significa que la intuición es una habilidad necesaria que puede ayudar a la toma de decisiones cuando el tiempo es corto y es posible que los análisis tradicionales no estén disponibles.

Muchos investigadores, incluidos expertos en aprendizaje automático y científicos de datos, están adoptando el papel que juegan las corazonadas en el pensamiento innovador. La intuición ahora se considera simplemente otro tipo de datos, uno que no es menos valioso que el análisis tradicional. Después de todo, los algoritmos son creados por personas y, por lo tanto, están sujetos a errores humanos. Y como señala la experta en innovación Bernadette Jiwa , no se puede tomar una decisión sin emoción. Los datos tampoco son siempre un indicador preciso del comportamiento, como lo demostró la elección presidencial estadounidense más reciente. “Los datos dicen una cosa, y en realidad la historia [real] está justo delante de nuestras narices, y la estamos ignorando”, dijo Jiwa  en una entrevista con Heleo.

El innovador intuitivo

El escritor científico Steven Johnson ha dicho que la innovación es el resultado de corazonadas acumuladas a lo largo del tiempo: es lo que sucede cuando dejamos que la experiencia personal colisione con entornos que resaltan la creatividad. Desde esta perspectiva, los inventos que cambian el mundo, desde los rayos X hasta la penicilina, son simplemente » accidentes felices » que ilustran la intuición en acción.

No es el único que ve la importancia de la intuición en la innovación. El co-creador de la nota Post-it, Arthur Fry señaló de manera similar  el poder del procesamiento inconsciente, y le dijo a Scientific American que cuando intenta encontrar algo nuevo, “me alejo del pensamiento consciente y entrego el problema a mi inconsciente mente. Escaneará una gama más amplia de patrones y encontrará algunos nuevos ajustes cercanos de otra información almacenada en mi cerebro «. La intuición facilita el entrenamiento cruzado mental de una manera que los macrodatos no pueden. Esta es una habilidad clave que permite a los mayores innovadores combinar sus experiencias y aprovechar las observaciones de industrias externas y aplicarlas en nuevos contextos.

El experto en administración Travis Bradberry  escribió recientemente  que las personas altamente intuitivas tienden a:

  • Sea más consciente y busque la soledad
  • Practica la empatía con precisión, sintonizándote con matices como el lenguaje corporal más de cerca
  • Fomentar su creatividad a través del amor por las artes.

Un estudio mostró que este tipo de pensamiento produce resultados comerciales reales: el 81% de los directores ejecutivos con altos puntajes de intuición duplicaron su negocio en cinco años. Incluso la Marina de los EE. UU. Está invirtiendo cerca de 4 millones de dólares para ayudar a los marineros e infantes de marina a refinar su sexto sentido precisamente porque la intuición puede reemplazar al intelecto en situaciones de alto riesgo como el campo de batalla.

Donde la intuición puede salir mal

Debido a que la intuición de cada persona se basa en una colección de experiencias individuales, está sujeta a opiniones y prejuicios.

En muchos casos, es prácticamente imposible tomar decisiones sin utilizar datos. Si una empresa ha estado recopilando y confiando en datos durante décadas y está prosperando, por ejemplo, no tiene sentido desechar por completo el viejo libro de jugadas. Los macrodatos pueden señalar patrones que son demasiado sutiles para que nuestros cerebros los detecten. La analítica no tiene que anular necesariamente el juicio humano, pero puede complementarlo.

En lugar de tratar de valorar uno sobre el otro, los líderes pueden combinar conocimientos de big data e intuición para tomar decisiones. Este enfoque les brinda lo mejor de ambos mundos. He aquí cómo usarlo:

  1. No enfrente los datos y la intuición:  no es una guerra de IA contra humanos . La intuición y el big data pueden coexistir en armonía, especialmente si las empresas crean activamente equipos que combinan personas de diversos orígenes y escuelas de pensamiento. Tanto la intuición como los datos pueden conducir a conocimientos y avances. En lugar de verse en desacuerdo con colegas que usan la técnica opuesta, esté abierto a las ideas que tienen. Los equipos que son cámaras de eco para una forma de pensar conducen al pensamiento grupal y sofocan la creatividad.
  2. Use la intuición para desarrollar una teoría y probarla con datos:  una hipótesis, ya sea en la sala de juntas o en un laboratorio, es una corazonada. Es una suposición fundamentada impulsada por la intuición y puede indicarle la dirección de un descubrimiento potencialmente notable. Una vez que tenga una teoría, puede ponerla a prueba con datos. Si la intuición es la chispa, los datos son la chispa que permite que el fuego arda. Validar, luego iterar, proporciona un método para explorar más la corazonada.
  3. Los datos hacen que sus hallazgos sean estadísticamente relevantes; la intuición proporciona la «prueba de las tripas»:  no se puede negar que los datos le ayudan a presentar su caso al liderazgo de su equipo o empresa. El análisis estadístico puede poner sus hallazgos en contexto y ofrecer un fuerte argumento a favor de una mayor financiación o desarrollo. La intuición, por otro lado, lo ayuda a evaluar si su descubrimiento se siente preciso y acertado. Usar la intuición para hacer una » prueba de instinto » puede ayudarlo a ganar credibilidad. Es menos probable que presente un descubrimiento que tenga lagunas y es más probable que comunique sus hallazgos de una manera que sea identificable.
  4. Perfecciona tu empatía:  cultivar la intuición no solo depende de la capacidad de tu cerebro para detectar patrones. También requiere empatía, una habilidad que puede ser una gran ventaja competitiva. La empatía te permite observar un problema, ver cómo afecta a los demás y determinar cómo puedes solucionarlo. Por ejemplo, la función «Personas que quizás conozcas» de Linkedin se desarrolló basándose en la fuerte corazonada de que las personas tendrían curiosidad por mantenerse informadas sobre lo que sus antiguos colegas y contactos están haciendo. No había mucha evidencia sólida para demostrar que la idea sería exitosa. Surgió de un conocimiento más profundo de lo que impulsa las necesidades y deseos humanos.

El big data está aquí para quedarse, y con razón. Sin embargo, a menudo subestimamos el papel crucial que juega la intuición en la toma de decisiones, especialmente en los altos niveles de liderazgo. En una era donde estamos inundados de información diariamente, a veces es valioso confiar en nuestro instinto.