muhimu.es

La vida no es un juego de azar. No es un casino donde invertir tus días. Es una obra de arte para contemplar y crear. Siente, ama, crea.

¿Qué es el pensamiento lateral? ¿Cómo aplicarlo en el trabajo y en la educación? 1

¿Qué es el pensamiento lateral? ¿Cómo aplicarlo en el trabajo y en la educación?

✅ En este artículo aprenderás algunas de las claves esenciales del pensamiento lateral. Pero si te necesitas descubrir muchas más claves prácticas, no te pierdas los retos formativos de Diseño Social EN+ (con información mucho más completa y sin publicidad)

“No es posible resolver los problemas de hoy con las soluciones que intentamos ayer”

Roger Van Oech

El pensamiento lateral es una técnica creativa de resolución de problemas que implica mirar un problema desde diferentes ángulos y usar soluciones no convencionales. Es un enfoque para la resolución de problemas que lo alienta a pensar fuera de la caja, generar nuevas ideas y usar soluciones creativas. El pensamiento lateral te ayuda a encontrar soluciones novedosas a los problemas y se puede utilizar en cualquier campo o sector. También puede ayudarlo a romper bloqueos mentales y generar ideas innovadoras.

El pensamiento lateral no se opone al pensamiento vertical. Más bien, es una forma de probar y actualizar los patrones e ideas convencionales que se establecen a través del pensamiento vertical. Dadas nuestras tendencias naturales a ceñirnos a creencias y suposiciones arraigadas, el pensamiento lateral nos obliga a mirar las cosas desde nuevos ángulos y reconsiderar cualquier idea arraigada. Las técnicas que se centran en las descripciones, el diseño y la resolución de problemas pueden ayudar a impulsar el pensamiento lateral de manera que cualquiera pueda aprender y beneficiarse.

Lateral Thinking es un libro que explica las importantes diferencias entre el pensamiento vertical y lateral. Ofrece técnicas sobre cómo fortalecer su capacidad para pensar de manera creativa y generar cambios e innovaciones importantes a lo largo del camino. También proporciona lecciones que los maestros pueden usar para ayudar a los estudiantes jóvenes a desarrollar un talento para el pensamiento lateral. Su autor, Edward de Bono, fue filósofo, profesor, psicólogo e inventor del término «pensamiento lateral». Estaba en la facultad de universidades como Oxford, Harvard y Cambridge. Escribió más de 80 libros, incluidos El mecanismo de la mente y Seis sombreros para pensar .

¿Qué es el pensamiento lateral? ¿Cómo aplicarlo en el trabajo y en la educación? 2
¿Qué es el pensamiento lateral? ¿Cómo aplicarlo en el trabajo y en la educación? 11

Ver la resolución de problemas y la innovación desde una nueva perspectiva

Cuando se trata de generar ideas interesantes, lo último que quieres es quedarte estancado. Puede que no haya una fórmula para idear la próxima innovación revolucionaria. Pero una vez que aprenda los secretos del pensamiento lateral, tendrá una herramienta poderosa en la que siempre puede confiar para generar nuevas ideas. 

La clave del pensamiento lateral es mirar las viejas ideas de nuevas formas: darles la vuelta, de adentro hacia afuera y agujerearlas. Con ejemplos clásicos de Edward de Bono, el padre del pensamiento lateral, y un poco de práctica, cualquiera puede aprender a remodelar sus pensamientos en nuevas soluciones inventivas. 

En estos consejos aprenderás

  • cómo los ejercicios de diseño de productos pueden ayudarlo a pensar de manera innovadora;
  • por qué nunca debería descartar la «mala» sugerencia de alguien; y
  • cómo el uso de un diccionario puede ayudar a generar nuevas ideas.
¿Qué es el pensamiento lateral? ¿Cómo aplicarlo en el trabajo y en la educación? 3
¿Qué es el pensamiento lateral? ¿Cómo aplicarlo en el trabajo y en la educación? 12

El pensamiento lateral ayuda a la mente a repensar y actualizar sus patrones arraigados

Hay dos modos de pensar: pensamiento vertical y pensamiento lateral. En su mayor parte, estamos acostumbrados al pensamiento vertical. Este es el tipo de proceso que toma una idea, la solidifica y la respalda con datos y hechos, casi como plantar la idea con firmeza y profundidad en el suelo.

Si el pensamiento vertical es como cavar un hoyo para plantar su idea, el pensamiento lateral consiste en encontrar otros lugares para comenzar a cavar. 

Para empezar, debe tenerse en cuenta que el pensamiento lateral no es antitético al pensamiento vertical, no están reñidos entre sí. El pensamiento vertical es necesario y útil porque se alinea con el funcionamiento de la mente.

Entre otras cosas, la mente es un sistema poderoso para identificar patrones y organizar información. Lo hace a través de lo que se conoce como un sistema de memoria que se maximiza a sí mismo . Es decir, basamos nuestras ideas en las experiencias que recordamos, los patrones que hemos identificado y la evidencia que hemos obtenido de ellos. 

Este sistema funciona muy bien en su mayor parte. Por ejemplo, llegamos a comprender las letras y los números tan bien que incluso si están parcialmente ocultos, aún podemos reconocerlos. Pero también tiene una desventaja. Cuanto más experimentamos, más nos atrincheramos en estos patrones y expectativas. Los damos por sentado y estamos más que dispuestos a dejarlos ser.

El pensamiento lateral es una forma de desafiar los patrones, de probarlos, estimularlos y ver si se pueden actualizar o mejorar. Las ideas creativas e innovadoras son difíciles de conseguir si no desafiamos los patrones y suposiciones que nuestra mente está haciendo inconscientemente.

Es por eso que tanto el pensamiento vertical como el lateral son importantes. En materias como ciencias y matemáticas, es necesario etiquetar y categorizar las cosas. Y el cerebro es la herramienta perfecta para hacer esto. Pero otras veces necesitamos ir deliberadamente en contra de nuestra naturaleza sistemática y repensar esas categorías y lo que contienen. Aquí es donde entra en juego el pensamiento lateral. 

¿Qué es el pensamiento lateral? ¿Cómo aplicarlo en el trabajo y en la educación? 4
¿Qué es el pensamiento lateral? ¿Cómo aplicarlo en el trabajo y en la educación? 13

Quién puede utilizar del pensamiento lateral

Algunas personas pueden ser pensadores laterales intuitivos. Para el resto de nosotros, pensar lateralmente generalmente requiere algo de práctica: ir activamente en contra de nuestras creencias e ideas profundamente arraigadas no es algo habitual. Entonces, lo que necesitamos son técnicas y ejercicios que podamos usar para fortalecer nuestros músculos de pensamiento lateral. 

Uno de los principios más fundamentales del pensamiento lateral es comprender que hay más de una forma de ver algo. Piense en la palabra «lateral» como moverse hacia un lado en lugar de mirar algo de la manera convencional.

El pensamiento lateral consiste en buscar alternativas, con la intención expresa de sacudir los patrones establecidos; luego, o encuentra nuevos patrones o actualiza los antiguos. Una de las cosas más simples que puede hacer para ayudar a impulsar el pensamiento lateral es establecer cuotas.

Mucha gente dirá que está abierta a nuevas ideas y ansiosa por buscar alternativas, pero al final del día, las buenas intenciones suelen fallar. Aquí es donde las cuotas pueden funcionar bien. Cuando establece una cuota firme de tres a cinco ideas diferentes, está aplicando esa buena intención y haciendo que la gente se involucre con el pensamiento lateral.

Teniendo en cuenta las cuotas, una de las formas más sencillas de practicar el pensamiento lateral es elaborar descripciones. Este es un ejercicio sencillo: recorte fotografías de periódicos o revistas y elimine las palabras y el contexto que las rodean. Luego, pida a las personas que presenten tres descripciones diferentes sobre lo que está sucediendo en las fotos. 

Ciertas imágenes, como bomberos atendiendo una casa en llamas, no son ideales para este ejercicio; intente encontrar imágenes que se presten a múltiples interpretaciones. Por ejemplo, una imagen de personas vadeando en aguas poco profundas podría describirse como personas que escapan a tierra después de un naufragio, personas que han quedado atrapadas en una inundación o personas que se dirigen a una isla o un ferry en alta mar.

Del mismo modo, puede tomar una foto o un cuadro y ocultar la mitad. Luego pida a las personas que describan lo que está sucediendo en la parte oculta. En todos los ejercicios de pensamiento lateral, es importante enfatizar que cada respuesta es válida. De hecho, los escenarios tremendamente imaginativos y altamente improbables pueden ser de gran ayuda para inspirar aún más ideas y avances.

¿Qué es el pensamiento lateral? ¿Cómo aplicarlo en el trabajo y en la educación? 5
¿Qué es el pensamiento lateral? ¿Cómo aplicarlo en el trabajo y en la educación? 14

El pensamiento lateral requiere reservarse el juicio e identificar las ideas dominantes

En términos generales, no hay ideas erróneas en el pensamiento lateral. En realidad, las ideas «incorrectas» pueden ser las mismas cosas que conducen a la innovación. Guglielmo Marconi solo pudo enviar transmisiones inalámbricas a través de un océano después de jugar con la idea equivocada de que las ondas de radio seguirían la curvatura de la tierra.

Es por eso que las sesiones de pensamiento lateral son espacios libres de juicios. Todas las ideas son bienvenidas porque nunca se sabe cuál conducirá al gran avance.

Al tratar de proponer ideas para probar y seguir adelante, el pensamiento lateral puede incluir tanto una etapa generativa como una etapa selectiva. Es durante la etapa generativa cuando se debe retener el juicio. La supuesta mala idea de una persona puede inspirar a otra a pensar en la idea que hace que todos reconsideren su forma de hacer las cosas. A veces, probar una idea que puede parecer tonta conducirá a una idea nueva y brillante por completo. Pero quizás aún más importante es que las personas se sientan desinhibidas en sus pensamientos y libres para decir lo que piensan.

Puede fomentar este intercambio desinhibido de ideas haciendo que las personas respondan a los conceptos de diseño. Por ejemplo, pídales que propongan ideas sobre cómo hacer una mejor máquina para recoger manzanas. O una taza para beber que no se puede derramar. O vea lo que se le ocurre a la gente cuando les pide que rediseñen un paraguas, o incluso el cuerpo humano.

Este ejercicio conduce a otra parte importante del pensamiento lateral: identificar las ideas dominantes. A menudo, la gente sacará conclusiones precipitadas y asumirá que saben todo lo que hay que saber sobre algo como, por ejemplo, recoger manzanas. Pero, ¿cuáles serían las ideas dominantes para hacer una máquina viable para recoger manzanas con fines comerciales?

Una vez más, las personas deben tener la libertad de hacer sugerencias sin temor a ser juzgadas. ¿Recoger las manzanas sin dañarlas es la idea dominante? ¿Es encontrar las manzanas adecuadas para recoger? ¿Los lleva al suelo y los transporta ilesos? A través de este proceso, es posible que pueda identificar diferentes fracciones , otro componente útil del pensamiento lateral. Al dividir el problema en partes, puede verlo desde muchos más ángulos diferentes.

¿Qué es el pensamiento lateral? ¿Cómo aplicarlo en el trabajo y en la educación? 6
¿Qué es el pensamiento lateral? ¿Cómo aplicarlo en el trabajo y en la educación? 15

Método de inversión y las analogías para cambiar su forma de pensar

Es muy probable que hayas sido parte de una sesión de lluvia de ideas. Pero eso no significa necesariamente que hayas sido parte de una buena sesión de pensamiento lateral. Aún así, la lluvia de ideas puede ser una forma efectiva de mantener los principios del pensamiento lateral, cuando sigue las pautas correctas, como retener el juicio y explorar las ideas dominantes.

Para obtener los mejores resultados, el autor recomienda reunir a un grupo de unas doce personas durante 30 minutos. Idealmente, la gente todavía estará rebosante de ideas y entusiasmo al final de la sesión.

Junto con las descripciones y los desafíos de diseño, la resolución de problemas es otra forma de activar el poder del pensamiento lateral. Por supuesto, la lluvia de ideas es una excelente manera de hacer rodar la pelota al abordar un problema, pero hay algunas otras técnicas que llevarán a las personas a un estado de ánimo de pensamiento lateral.

Una de esas técnicas se conoce como método de inversión . Hay diferentes formas de aplicar este método, pero puede ser tan simple como revertir literalmente las condiciones del problema al que se enfrenta.

Por ejemplo, si está lidiando con un problema en torno a «agentes de policía que dirigen el tráfico», piense en el problema como «policías que dirigen el tráfico», o tal vez «agentes de policía que desvían el tráfico». Reversiones como estas son esencialmente provocaciones para hacer que la mente considere otras posibilidades que de otro modo podría perder.

A veces, una reversión puede ser absurda. A diferencia de un problema sobre los directores de tráfico, un problema sobre los limpiadores de calles no es obviamente reversible. Las calles no van a limpiar el limpiador. Y la idea de limpiar una calle no te llevará muy lejos. Pero realmente, no importa si lo contrario es absurdo o no. El punto es provocar el pensamiento lateral, mirar las situaciones de nuevas formas. 

Las analogías pueden tener un propósito similar. Tome la declaración, un rumor es como una bola de nieve rodando por una colina. Esto tiene sentido ya que un rumor se hace más grande y más fuerte cuanto más se difunde. Pero si miras la analogía desde todos los ángulos, podrías llegar a preguntas como: ¿Es la nieve la cantidad de personas que están expuestas al rumor o la fuerza del rumor en sí? 

Tanto las reversiones como las analogías son formas efectivas de ayudarlo a ver un problema desde diferentes puntos de vista no convencionales.

¿Qué es el pensamiento lateral? ¿Cómo aplicarlo en el trabajo y en la educación? 7
¿Qué es el pensamiento lateral? ¿Cómo aplicarlo en el trabajo y en la educación? 16

Qué son las áreas de atención y los puntos de entrada

En uno de los muchos misterios de Sherlock Holmes, el detective y el Dr. Watson estaban considerando qué evidencia era relevante. Había un perro en la escena del crimen, pero como el perro no había hecho nada, Watson lo consideró irrelevante. Para Holmes, por otro lado, el hecho de que el perro no hubiera reaccionado era precisamente la razón por la que era relevante: probablemente significaba que el perro estaba familiarizado con el criminal.

Como el perro que no hizo nada, en el pensamiento lateral, lo que comúnmente se considera irrelevante se vuelve relevante de repente. Solo necesita saber dónde y cómo mirar.

Para ver las cosas bajo una luz diferente, debes mirar donde otros no lo ven y abordar el problema desde nuevos ángulos, ¿verdad? Bueno, a veces esto significa empezar por el final.

Imagina un rompecabezas ilustrado en un libro para niños. Tres pescadores están sentados en un bote con sus tres líneas de pesca enredadas. En la parte inferior del rompecabezas hay un pez atrapado en uno de los anzuelos. La pregunta es, ¿qué pescador capturó el pez? Por lo general, un niño trazará cada línea de pesca, una por una, comenzando desde la parte superior, hasta que se identifique la línea correcta. Por supuesto, el punto de entrada más simple sería comenzar desde el final, con el pez, y trazar la línea hacia arriba hasta llegar al afortunado pescador.

Al igual que con los rompecabezas y laberintos, a veces, comenzar desde el punto final puede llevar a resultados felices en el pensamiento lateral. Pero, así como su cerebro crea y se aferra naturalmente a ciertos patrones, también quiere prestar atención a las áreas más obvias y abordar las cosas de manera lineal. Esto es lo que el pensamiento lateral pretende trastocar. En cambio, el objetivo es abordar situaciones desde puntos sorprendentes y prestar atención a lo que a menudo se pasa por alto.

Aquí hay un ejemplo más. Digamos que está programando un torneo de tenis y hay 110 participantes. ¿Cuántos partidos necesitas programar? El enfoque común es prestar atención a los ganadores de cada ronda, quienes pasan a jugar más partidos. Pero la solución más sencilla es pensar en los perdedores. Para que haya un ganador, 109 jugadores deben perder. Y debido a que cada jugador solo puede perder una vez, esto significa que debe programar 109 partidos.

La mayoría de la gente ignora a los perdedores. Pero en el pensamiento lateral, prestar atención a lo que otras personas han ignorado es precisamente lo que te hará ganar.

¿Qué es el pensamiento lateral? ¿Cómo aplicarlo en el trabajo y en la educación? 8
¿Qué es el pensamiento lateral? ¿Cómo aplicarlo en el trabajo y en la educación? 17

Estimulación aleatoria: exposición y generación formal

Hasta ahora, hemos analizado las descripciones, el diseño y la resolución de problemas, así como las técnicas para activar el pensamiento lateral en estas situaciones. Muchas de estas técnicas involucran provocaciones: formas simples de catalizar el pensamiento lateral que pueden convertirse en una segunda naturaleza con el tiempo y la práctica.

Pero también hay técnicas más aleatorias que pueden usarse para ayudar, aquellas que no necesariamente tienen que estar asociadas con descripciones, resolución de problemas o diseño. Y cuando decimos aleatorio, realmente nos referimos a aleatorio .

Para encontrar una buena idea o lograr un avance inspirador, a veces es necesario entrar en un nuevo entorno. Una forma es a través de una técnica conocida como exposición aleatoria . Esto podría implicar leer un libro que no tiene nada que ver con su área de especialización, o incluso ir a una convención relacionada con un campo completamente diferente al suyo. A esto a menudo se le llama fertilización interdisciplinaria , y puede hacer maravillas.

La clave es no buscar nada en particular; no entre con una agenda. Ese tipo de mentalidad es completamente opuesta al pensamiento lateral. ¡Así que entra con la mente abierta y deja que te llegue la inspiración!

El otro método, conocido como generación formal , es igualmente aleatorio. Puede jugar con la generación formal de varias maneras, incluida la apertura del diccionario a palabras al azar y ver cómo interactúan con el problema en cuestión. Este es un divertido ejercicio en el aula. Pida un número entre la primera y la última página del diccionario, y luego otro número entre 1 y 20 para determinar la palabra secuencial que aparece en la página. Luego, escriba la palabra y la definición en la pizarra. Permita que los estudiantes consideren cómo esta palabra podría ayudar a resolver un problema, como hurto, o cómo podría ayudar a diseñar una mejor ventana.

Otro método es buscar objetos aleatorios, como el objeto rojo más cercano, y ver cómo interactúa con el problema o desafío al que se enfrenta. Como siempre, es importante suspender el juicio en estas técnicas y dar su día en la corte incluso a las ideas aparentemente absurdas. Al prestar atención a lo inesperado, podría obtener un resultado igualmente inesperado que lo cambia todo.

¿Qué es el pensamiento lateral? ¿Cómo aplicarlo en el trabajo y en la educación? 9
¿Qué es el pensamiento lateral? ¿Cómo aplicarlo en el trabajo y en la educación? 18

En lugar de Sí y No, prueba Po.

Como una forma de ayudar a suspender el juicio y estar más abierto a ideas poco convencionales, el autor ha ideado una herramienta lingüística que puede usarse para reemplazar palabras como «No». ¡Es Po! 

Po está destinado a fomentar el uso de ideas que pueden parecer ilógicas o absurdas al principio. Por ejemplo, si alguien comienza a rechazar una sugerencia o dice que no durante una sesión de lluvia de ideas, puede intervenir con «Po …» y recordarle al equipo que todas las ideas son bienvenidas. También puede comenzar una sugerencia con la palabra «Po» como una forma de recordarle al equipo que está adoptando el pensamiento lateral. Cuanto más se utilice Po, más eficaz será una herramienta.

¿Qué es el pensamiento lateral? ¿Cómo aplicarlo en el trabajo y en la educación? 10
¿Qué es el pensamiento lateral? ¿Cómo aplicarlo en el trabajo y en la educación? 19