muhimu.es

La vida no es un juego de azar. No es un casino donde invertir tus días. Es una obra de arte para contemplar y crear. Siente, ama, crea.

Estrategias para ganar al póquer 1

Estrategias para ganar al póquer

Actualizado el domingo, 9 octubre, 2022

¡El póquer es fácil de aprender, pero difícil de dominar!, este dicho es muy común en el mundo de los casinos. Y lo cierto es que dominar cualquier juego de póquer es una tarea divertida y exigente. Algunas estrategias nos pueden ayudar a conseguir los recursos necesarios para convertirnos en un jugador de póquer consistente.

A fin de desarrollar una estrategia sólida en este juego de azar es necesario combinar conceptos básicos para llegar a ser un jugador experto. Es necesario seguir cuatro conceptos básicos, a saber: ser agresivo, ser cauto, aprovecharse de los errores de los oponentes y no ser previsible. Al combinar estos conceptos te ayudarán a desarrollar un estilo único.

Aspectos que tomar en cuenta al jugar al póquer

Si estás comenzando a jugar al póquer es necesario que decidas si juegas al póquer para divertirte o para ganar. Si lo que deseas es ganar de forma consistente deberás tomar en cuenta que necesitas tiempo y esfuerzo, es decir, requiere trabajo.

Por otra parte, si lo que juegas es para divertirte pues quizás sólo estés allí para pasar un rato sin mayor esfuerzo. Por eso es necesario que decidas qué tipo de jugador de póquer deseas ser.

 Las matemáticas del póquer

Este juego tiene un componente eminentemente matemático, además de ser un juego de información incompleta. Aunque este enunciado puede sonar un tanto confuso, lo cierto es que no lo es. 

En un nivel más básico el juego comienza con la selección de qué manos de inicio jugar. Si entras en el bote con una mano que a menudo es mejor que la de tu oponente entonces finalmente ganarás más veces que tus oponentes.

Evita perder el control debido a las emociones

Otra habilidad totalmente necesaria para todo jugador de póquer es evitar perder el control debido a las emociones, también conocido como TILT. Recuerda que tus oponentes tratarán de usar tus emociones en contra de ti, pero sólo si tú se los permites. Si juegas de forma emocional tendrás malas decisiones y por supuesto perderás dinero.

Si estás en un momento en el que has perdido el control, es decir, quizás te sientes frustrado o enfadado, recuerda que lo mejor será tomarse un descanso. Si te retiras del juego por 10 minutos al regresar seguirá allí y si decides retirarte hasta el otro día, el día de mañana también estará allí.

Ve más allá de las manos de inicio

Es cierto que es muy importante la selección de manos de inicio, pero esto es tan sólo una pieza de toda la estrategia del póquer. Luego de que ya manejes las estrategias de las manos de inicio y has entendido cómo cambian en función de la posición en la mesa, el siguiente paso será trabajar en tu juego durante el resto de la mano.

Lo que diferencia a los jugadores profesionales de los novatos es que los profesionales juegan mucho mejor que su oponente durante el resto de la mano, es decir, luego de que han tomado decisiones en la mano de inicio.

Toma buenas decisiones

Incluso los jugadores más sólidos y consistentes del póquer del mundo pierden dinero en algunas sesiones. Por eso no caigas en el error de que siempre vas a ganar cada vez que juegues. Es mejor que te plantees ser un mejor jugador en cada sesión, de esta forma las cartas y los beneficios irán mejorando al tiempo que tú también lo haces.

No cometas el error de analizarte como jugador en base a los resultados de cada sesión, más bien, tu objetivo es hacer las mejores jugadas posibles y aprovechar al máximo los bonos de casino. Cuanto más te acerques a ello mejores serán tus resultados.